Edición Médica

Jueves, 26 de enero de 2023
19:46
Ecuador | Colombia
Profesionales

EVIDENCIA CIENTÍFICA
Una revisión de Cochrane concluye que las vacunas para la COVID-19 son eficaces
Se evaluó la eficacia y la seguridad de las vacunas
Miércoles, 07 de diciembre de 2022, a las 10:57

En Ecuador más del 84 por ciento tiene esquema completo.


Redacción. Quito
Una revisión “exhaustiva” de la red internacional Cochrane sobre los ensayos controlados aleatorizados de vacunas contra la COVID-19, hasta noviembre de 2021, ha concluido que la mayoría protegen contra la infección y la enfermedad grave o crítica causada por el virus del SARS?CoV?2 (Aquí el enlace).
 
En un comunicado oficial de la red también se ha informado que hubo poca o ninguna diferencia entre el número de personas que experimentaban efectos secundarios graves después de la vacunación en comparación con las que no estaban vacunadas.
 
Se han analizado los datos científicos de 41 ensayos controlados aleatorizados sobre 12 vacunas distintas contra la COVID-19, en los que participaron 433.838 personas de varios países de todo el mundo. Los investigadores evaluaron la certeza de la evidencia y el riesgo de sesgo en los diferentes estudios.
 
La revisión ha observado que las siguientes vacunas redujeron o probablemente redujeron el riesgo de infección por COVID-19 en comparación con el placebo: Pfizer/BioNTech, Moderna, CureVac COVID-19, Oxford-AstraZeneca, Janssen, Sputnik V (Gam-COVID-Vac), Sinopharm (WIBP CorV and BBIBP-CorV), Bharat (Covaxin), Novavax y Soberana 2 (Finlay-FR-2).
 
Además, que las siguientes redujeron o probablemente redujeron el riesgo de enfermedad grave o crítica: Pfizer/BioNTech, Moderna, Janssen, Sputnik V, Bharat y Novavax. También “las vacunas Janssen y Soberana 2 probablemente disminuyeron el riesgo de muerte por cualquier causa. Se registraron muy pocas muertes en todos los ensayos, por lo que las evidencias sobre la mortalidad para las otras vacunas se desconocen”.
 
Los efectos secundarios
 
Según la revisión de Cochrane en la mayoría de las vacunas investigadas, “fueron más las personas vacunadas que notificaron efectos secundarios localizados o temporales que aquellas que no recibieron tratamiento o recibieron placebo”.
 
Esos efectos han incluido cansancio, dolor de cabeza, dolores musculares, escalofríos, fiebre y náuseas.
 
Con respecto a los “muy poco frecuentes efectos secundarios asociados a algunas vacunas, como la trombosis, el equipo descubrió que la notificación de estos episodios fue inconsistente, y el número de eventos notificados en los ensayos, muy bajo”.
 
Dada la evidencia de la eficacia de estas vacunas, los investigadores se han preguntado si es ético realizar más ensayos controlados con placebo. Y en ese sentido sugieren que las futuras investigaciones comparen las nuevas vacunas con las que ya están en uso.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.