Edición Médica

Jueves, 22 de abril de 2021
21:18
Ecuador | Colombia
Profesionales

DERECHO E IGUALDAD
Ecuador necesita 219.154 dosis para inmunizar al personal sanitario de primera línea contra la COVID-19
El Colegio de Médicos de Pichincha ha emprendido una iniciativa para actualizar el catastro del MSP
Martes, 09 de marzo de 2021, a las 18:10
Hasta el momento han llegado al pas nicamente 73.660 dosis de la vacuna de Pfizer.

Hasta el momento han llegado al país únicamente 73.660 dosis de la vacuna de Pfizer.


Jonathan Veletanga. Quito
A pocos días de cumplirse un año de la pandemia de COVID-19 en Ecuador, el Ministerio de Salud Pública (MSP) reporta 295.114 casos confirmados de COVID-19, de estos 10.974 son profesionales de la salud, médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, obstetrices, odontólogos y psicólogos, según la última actualización de datos.
 

Personas que no podrán vacunarse, según el MSP.

El 86.93 por ciento de los casos, es decir, 256.542 personas, se han recuperado de la enfermedad y están vivas. Según el criterio del MSP, estos ciudadanos no se podrán vacunar por el momento, ya que el haberse contagiado es un factor de exclusión.
 
De acuerdo a cifras oficiales, 16.069 personas han fallecido por COVID-19 en lo que va de la pandemia, sin embargo, Ecuador también registra un exceso de personas fallecidas sobre el promedio de los cinco años previos de 45.457 personas hasta el 31 de diciembre de 2020. Las defunciones en el 2021 también registran un incremento.
 
“Desde el 1 de enero se registra de manera consecutiva sobre 250 muertes diarias (los últimos registros irán cambiando conforme se agregan las actas más recientes de defunción) y hasta el 23 de febrero se registran 17.649 decesos por todas las causas y un exceso de 5.635 personas respecto del promedio registrado entre 2015 y 2019”, ha señalado el Observatorio Social del Ecuador en su análisis diario.
 
Con este panorama avanza el plan de vacunación contra la COVID-19 en Ecuador. “La fase cero se completó ya con el personal de salud de primera línea y centros gerontológicos, que fueron vacunados al 100 por ciento”, ha asegurado el ministro de Salud, Rodolfo Farfán, en una entrevista televisiva.
 
Hasta el 8 marzo, 68.244 personas han sido vacunadas en el país (solo 6.228 personas cuentan con las dos dosis) y según el ministro de salud “hemos vacunado ya el 100 por ciento del personal de salud en general”, por lo que en la fase 1 se inmunizará a los adultos mayores y aquellas fuerzas del orden (militares, policías, bomberos), maestros.

Fuente: www.planvacunarse.ec

“Planificamos para el 30 de abril tener terminada la fase 1 con las 2 millones de personas vacunadas y empezar la fase 2”, ha sostenido.

Sin embargo, los datos sobre profesionales de salud, dados a conocer por Farfán, difieren de los presentados en el Plan de Vacunación para Prevención de la COVID-19 Ecuador 2020-2021. En este documento se indica que un total de 109.577 profesionales de salud son parte de la primera línea del sector salud, entre el MSP, IESS, ISSFA, ISSPOL y clínicas privadas (catastro poblacional).
 
Es decir, para inmunizar a todo el personal sanitario de primera línea el MSP requiere de 219.154 dosis de la vacuna de Pfizer (porque cada persona debe recibir dos dosis). No obstante, hasta el momento han llegado al país únicamente 73.660 dosis, en cuatro entregas. Para el 10 de marzo se prevé el arribo de la quinta remesa de 73.710 nuevas dosis.
 
Adicional, el 6 de marzo llegó al Ecuador una donación por parte del Gobierno de Chile de 20.000 dosis de vacuna de Sinovac, las cuales serán para vacunar al personal sanitario. “En esta fase 1 que comenzamos, van a ser colocadas en un grupo de profesionales de la salud que ya está (determinado). En las dos próximas semanas también recibiremos 1 millón de dosis de Sinovac de la República de China directamente”, ha manifestado el ministro de salud.
 
Preocupación
 
Para el presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, Víctor Álvarez, la situación actual de vacunación es “preocupante” porque no se cumplieron los objetivos planteados. En la fase cero solamente se vacunaron completamente a 6.228 personas, es decir, el 0.04 por ciento de la población. “Si tomamos en cuenta las primeras dosis se alcanza el 0.39 por ciento de la población. Entonces la fase cero no tuvo el éxito que manifestaron”.
 
Además, esta fase estuvo “llena de irregularidades y problemas, más que beneficios, y obviamente fue lo que le costó el puesto al exministro”, ha dicho.
 
Álvarez ha señalado que en la fase 1 se debe completar la vacunación de todos los profesionales de la salud, pero “después de un análisis encontramos que prácticamente el MSP no tiene una base de datos real”, que incluya a los médicos en libre ejercicio, es decir, que no tiene relación laboral con el sistema público y privado.

Este es uno de los sesgos que tiene el proceso de vacunación”. Por este motivo, el CMP ha convocado a médicos (activos y jubilados) para que se inscriban en una lista que posteriormente será enviada al MSP para que se agilite la vacunación para los sanitarios.
 
Según el presidente del CMP, la base de datos del MSP también carece de información puntual que permita establecer “dónde están los profesionales de salud y dónde vacunarnos”, por lo que el gremio busca brindar una lista “clara” y con particularidades que permita agilizar la inmunización en la fase 1.
 
Esta convocatoria ha sido replicada en los demás colegios médicos provinciales con el fin de actualizar esa “base de médicos antigua” que tiene el MSP. “Hay que evitar que por cuestiones administrativas los compañeros sean relegados del proceso de vacunación”.

Catastro de personal de la salud. Fuente: MSP.

 
Criterio de exclusión
 
Sobre el criterio de exclusión por ya haberse contagiado de COVID-19, Álvarez ha manifestado que la semana pasada hubo un problema en el Hospital de Especialidades Eugenio Espejo de Quito. “Muchos médicos reclamaron que no se les vacunó porque no habían estado en la lista por haber tenido un antecedente  de enfermedad COVID-19”, sin embargo, este criterio no se está cumplido a cabalidad.
 
“En otras unidades del sector público en la lista si han estado compañeros que tienen antecedentes de ser positivos al COVID-19 y se les vacunó… Entonces estamos pidiendo que se tienen que cumplir con la vacunación en todos los profesionales de la salud”, independientemente de si ya se contagiaron o no, puesto que esta situación no es garantía de que estén inmunes al SARS-COV-2.
 
De no vacunarlos se los exponen a una reinfección, lo que es “muy complejo”. Además, esto además vulnera el derecho de igualdad.
 
“Los médicos, especialmente los que estuvieron en primera línea y que se infectaron de COVID, también tienen el derecho a ser vacunados, incluso deben ser una prioridad porque el riesgo de contagio es latente”, ha destacado.
 
Según el Plan de Vacunación, el grupo de los profesionales de la salud tienen el mayor riesgo de exposición a la COVID-19. Un indicador de esto es la alta tasa de positividad de las pruebas PCR en este grupo ocasional que fluctúa entre un 20 y 40 por ciento.
 
Todas las semanas tenemos informes de compañeros que se infectan, que ingresan a UCI y que fallecen”. Por lo tanto, no se les puede excluir del proceso de vacunación, ha sostenido Álvarez, quien ha considerado que los datos oficiales del MSP sobre casos de COVID-19 tiene un subregistro muy grande.  

Contagios de COVID-19 hasta el 7 de marzo.





Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.