Edición Médica

Viernes, 04 de diciembre de 2020
05:32
Ecuador | Colombia
Profesionales

EVENTO CIENTÍFICO GRATUITO
¿Por qué se hace urgente una actualización sobre los avances en la salud cardiovascular?
Los cupos al evento científico son limitados
Martes, 27 de octubre de 2020, a las 09:34

Juan José Badimon, Hospital Mount Sinai de Nueva York.


Cristina Coello. Quito  
El 30 y 31 de octubre no puede perderse el II Congreso Internacional sobre avances en salud cardiovascular y el III Simposio de insuficiencia cardíaca, cuyo registro gratuito ya está abierto y los cupos son limitados, han informado los organizadores.
 
EDICIÓN MÉDICA ha conversado con uno de los expositores, el reconocido experto del Hospital Mount Sinai de Nueva York, Juan José Badimon, quien ha mencionado algunos problemas que serán analizados en el evento científico.
 
1.- ¿Qué no se dice de las enfermedades cardiovasculares (CV) y es necesario decirlo? ¿Cuáles son las principales enfermedades cardiovasculares que están afectando a la población latinoamericana?
 
Creo que de las enfermedades CV se ha dicho todo o casi todo, lo que queda por hacer es que la sociedad sea consciente del impacto socioeconómico que tienen estas enfermedades a nivel mundial. 
 
Lo más triste es que si adoptásemos un estilo de vida más saludable se podría reducir en gran manera. ¿A que me refiero cundo digo un estilo de vida más saludable? Es muy sencillo:  reducir la ingesta de grasa y sal en las comidas, hacer un poco más de ejercicio y por supuesto dejar de fumar. Estos cambios de vida tan simples reducirían en más de la mitad el impacto de las enfermedades CV.
 
El problema es que ciertos factores de riesgo como diabetes y la hipertensión son mucho más predominantes entre los latinos. Probablemente debido a la dieta y el sedentarismo.  ¿Cuál es el futuro para los hispanos? Desafortunadamente no es muy halagüeño. Las razones son bien sencillas. Solo tenemos que mirar la tasa de sobrepeso y obesidad entre los niños y, es bien sabido que los niños obesos se van a convertir en diabéticos en la edad adulta. Y ya hemos comentado la asociación existente entre diabetes y enfermedad CV. 
 
2.- Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y se ha alertado de ello constantemente. ¿Por qué no se reducen las cifras y más bien siguen subiendo?
 
La dieta, tabaco, el envejecimiento de la población, el sedentarismo son factores de riesgo. Y quizás, Permítame incluir factor de riesgo que es el stress (tanto la ansiedad como la depresión). La vida moderna también incrementa el stress. Estudios muy recientes han puesto de manifiesto la conexión entre la salud mental y el corazón
 
3.- Cada vez es más frecuente identificar enfermedades cardiovasculares en población joven ¿Se puede identificar las principales causas? ¿Cuánto afecta los hábitos alimenticios y el deporte? También se relaciona el microbiota intestinal con algunas enfermedades cardiovasculares ¿Realmente tienen relación?
 
Para reducir el impacto de la CVD, es crítico iniciar el estilo de vida saludable en los niños. Seguramente las escuelas serian el sitio ideal. De todos es sabido que es más fácil evitar que un niño empiece a fumar que conseguir que un fumador deje ese vicio. Además, es mucho más efectivo y barato prevenir el desarrollo de la enfermedad en vez de esperar a que se manifieste (infarto, embolias, etc.) y entonces iniciar el tratamiento farmacológico.
 
Estudios efectuados por el grupo del Mt. Sinai con niños en edad escolar en España y Colombia han demostrado las ventajas de empezar pronto la educación saludable en los colegios con niños de 6-9 años.
 
4.- Se ha dicho que la población con enfermedades cardíacas es susceptible a mayor riesgo de mortalidad con el nuevo virus del SARS-CoV2 ¿Cuánto daño hace la CoVID19 en el corazón de personas con patologías cardíacas? ¿Cuál es la experiencia que se está viviendo en Nueva York frente al tema?
La presencia de cualquier condición previa trae consigo un incremento en el riesgo de mortalidad de pacientes contagiados por la CoVID. Y por supuesto la enfermedad del corazón no es una excepción, especialmente cuando una de las causas más importantes de mortalidad de la pandemia es la presencia de trombos arteriales.
 
La experiencia de Nueva York es que, al principio con la primera ola, los servicios sanitarios se vieron desbordados. Ahora, mientras estamos a la espera de un rebrote, ya sabemos mucho más sobre el virus, tanto a nivel de tratamiento como de sus manifestaciones clínicas y por ello al estar más preparado seguramente podremos reducir la mortalidad. Por ejemplo, todos los pacientes que son admitidos en el hospital se tratan con anticoagulantes para reducir la formación de trombos en los infectados.
  
Pero, al igual que con la enfermedad CV, lo más efectivo es la prevención. Pare ello simplemente tenemos que mantener la distancia física, llevar mascara y mantener las condiciones higiénicas de lavarse las manos con jabón por unos 20 segundos como mínimo.
 
A esta gente que dice que no puede llevar mascarilla, recuerden lo que significa el estar conectado 24 horas a un ventilador. La pena es que, en algunos países, como Estados Unidos, el llevar o no llevar mascara se ha asociado a un partido político. Nunca hay que mezclar la sanidad y ciencia con la política.
 
5.- Esta pandemia también disparó el uso de muchos medicamentos indiscriminadamente como los anticoagulantes y antiagregantes. ¿Qué recomendaciones deben ofrecer los cardiólogos a sus pacientes con enfermedades cardiovasculares respecto al uso de esas drogas?
 
La razón del incremento del uso de estos fármacos es debido a la presencia de complicaciones trombóticas entre los infectados. quizás los anticoagulantes son mucho más efectivos que los antiplaquetarios en esta población.
 
6.- La pandemia de CoVID19, en muchos lugares, ha limitado la asistencia médica ¿Qué recomendaciones se puede ofrecer a los especialistas para ayudar a sus pacientes?
 
De nuevo, mantener las condiciones de prevención para evitar el contagio. Pero bajo ninguna manera los pacientes deben olvidar hacer sus chequeos rutinarios. Además, en muchos casos, las visitas se pueden hacer por Telemedicina (video) sin necesidad de desplazarse al hospital.
 
Aquellos pacientes con condiciones previas (CVD, diabetes, hipertensión, etc.) tienen que continuar hablando con el médico. En caso de que tenga, por ejemplo, dolor de pecho, tiene que acudir inmediatamente al médico llamando antes. Si tiene síntomas de contagio por CoVID, hay que llamar al médico antes de presentarse en el servicio de urgencias.
 
En Estados Unidos, las muertes por infarto han incrementado durante esta pandemia a consecuencia de la falta de seguimiento de los pacientes por temor al contagio. 
 
7.- ¿Está realizando algún estudio sobre ECV en la actualidad?
 
Debido al impacto de las enfermedades CVD, la investigación continua. De hecho, mi presentación en el Congreso tratara sobre los datos más recientes conseguido con una nueva clase de fármacos, los inhibidores del receptor SGLT2, que presentan unos beneficios cardiovasculares y renales. 
 
En un principio fueron desarrollados como antidiabéticos, pero los estudios más recientes han demostrado que sus beneficios están presentes tanto entre diabéticos como en no-diabéticos.
 
En el desarrollo del estudio ‘Empatropism’, hemos contado con la colaboración de Patricia Vargas, especialista de Guayaquil.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.