Edición Médica

Domingo, 25 de octubre de 2020
11:05
Ecuador | Colombia
Salud Pública

DÍA MUNDIAL
FAO exhorta al trabajo conjunto para evitar aumento de inseguridad alimentaria y malnutrición en Ecuador
Los profesionales de salud tienen un rol importante para que no se agudicen estos problemas
Viernes, 16 de octubre de 2020, a las 12:37
Agustn Zimmermann, representante de FAO en Ecuador.

Agustín Zimmermann, representante de FAO en Ecuador.


Jonathan Veletanga. Quito
Por el Día Mundial de la Alimentación (16 de octubre), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en ingles) ha hecho un llamado de solidaridad para promover una educación saludable en la sociedad, ayudar a las personas más vulnerables a que se recuperen de la pandemia y hacer que los sistemas alimentarios sean más resilientes y sostenibles. Para esto ha emprendido una campaña de concientización.
 
Agustín Zimmermann, representante de FAO en Ecuador, en diálogo con EDICIÓN MÉDICA ha indicado que la crisis sanitaria por CoVID19 ha evidenciado las brechas que existen en la alimentación, por ello hoy más que nunca es importante reflexionar sobre los problemas de inseguridad alimentaria y malnutrición en el país, con el fin de trabajar de manera conjunta en estos campos y reducir el impacto y las repercusiones de la pandemia.
 
En la coyuntura actual “el sector sanitario y agropecuario deben trabajar conjuntamente para evitar que se potencie el impacto de la pandemia. Se debe evitar que esta crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria porque esto impactaría gravemente los índices de malnutrición, lo que conllevaría una carga mayor al sector salud”, ha sostenido el funcionario.
 
En este sentido, ha considerado que es necesario trabajar desde ahora para reducir al mínimo el impacto negativo de la CoVID19 en los índices de desnutrición y malnutrición. Ha adelantado los resultados preliminares de una encuesta realizada por la FAO Ecuador y el Ministerio de Agricultura y Ganadería, en zonas rurales del país.
 
Según ha revelado, el 30 por ciento de los encuestados se encuentran en una situación de inseguridad alimentaria moderada por causa de la pandemia, de estos el 99 por ciento ha reportado una caída de ingresos.
 
“Al tener menos dinero las personas compran alimentos de menor calidad, lo que impacta los índices de malnutrición y desnutrición”. A su vez, una mala alimentación y nutrición expone a la gente a contraer más enfermedades, es decir, aumenta la vulnerabilidad, ha manifestado Zimmermann.
 
Por este motivo, en este mes (octubre) se debe analizar y tomar conciencia de la situación nutricional de cada país. Del 19 al 21 de octubre, se realizará la Conferencia Regional de la FAO, evento en el que participarán representantes de los 33 países de la región, se discutirán temas como transformación de los sistemas alimentarios para proveer alimentación sana e inocua a la población, trabajo a realizar en el contexto de la CoVID19, entre otros.
 
¿Cuál es situación nutricional en Ecuador?
 
Según datos de FAO, 1 de cada 4 niños menores de 5 años tiene desnutrición crónica; 1 de cada 10 niños menores de 5 años presenta sobrepeso u obesidad; 6 de cada 10 adultos de 20 a 59 años sufren de sobrepeso u obesidad; 7.630.000 personas tienen sobrepeso u obesidad, y más de 4 millones de personas no tienen acceso a alimentos seguros, inocuos y suficientes, se estima un incremento del 30 por ciento a causa de la pandemia.
 
“La situación del Ecuador es similar a la de otros países, no obstante, es uno de los países con mayores índices de desnutrición infantil a nivel de América Latina y el Caribe”, ha mencionado Zimmermann, a quien le llama la atención las cifras nacionales de obesidad y sobrepeso, así como de desperdicio de alimentos en el país: al año se pierde alrededor de 939 mil toneladas de alimentos, cantidad que podría alimentar a 1.5 millones de personas.
 
Hay alimentos suficientes para toda la población, pero a la vez se dan estos contrastes y desequilibrios”, ha reflexionado.
 
El representante de FAO ha hecho una llamado al Gobierno para fortalecer los sistemas de protección social, a trabajar para que los sistemas alimentarios sean más resilientes ante la volatilidad de los precios, al acceso a mercados y a los efectos del cambio climático y que pueda ofrecer acceso a dietas saludables, asequibles y sostenibles para todos, a través de medios de vida dignos para los trabajadores del sistema alimentario.
 
También ha pedido reconocer la necesidad de apoyar al sector agroalimentario y a los pequeños agricultores, que son responsables de más del 70 por ciento de los alimentos que llegan a la ciudadanía, además, de responder a la necesidad de atender a las personas que sufren los graves efectos de la malnutrición.
 
A la comunidad médica
 
Para Zimmermann, los profesionales de la salud tienen un rol muy importante en la educación nutricional, promoción de una alimentación saludable y concientización de los problemas de desnutrición, malnutrición y enfermedades crónicas no transmisibles derivadas. Por ello ha hecho un llamado a la comunidad médica ecuatoriana para que se convierta en aliada y en agente de cambio en la sociedad.
 
Están en una posición privilegiada para dar a conocer estas situaciones y transmitir mensajes adecuados sobre la importancia de mantener una alimentación saludable y equilibrada para mejorar la calidad de vida”, ha enfatizado.  



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.