Edición Médica

Lunes, 15 de agosto de 2022
19:45
Ecuador | Colombia
Profesionales

TRES TIPOS DE VACUNAS
Hallazgos interesantes en el primer estudio sobre efectos adversos de vacunación COVID-19 en ecuatorianos
Los resultados han sido publicados en una revista científica y están disponibles para la toma de decisiones
Viernes, 01 de julio de 2022, a las 15:59
Juan Sebastin Izquierdo, investigador externo del Grupo One Health.

Juan Sebastián Izquierdo, investigador externo del Grupo One Health.


Jonathan Veletanga. Quito
Un grupo multidisciplinario de investigadores ecuatorianos ha realizado el primer estudio sobre eventos adversos de las vacunas contra COVID-19 en población ecuatoriana, el cual ha arrojado resultados muy interesantes relacionados a la realidad de nuestro país.
 
Juan Sebastián Izquierdo, coautor e investigador externo del Grupo de Investigación One Health de la Universidad De Las Américas (UDLA), ha indicado que se trata de un estudio observacional, donde participaron 6.654 participantes mayores de 18 años, quienes entregaron su información a través de una encuesta en línea de 32 preguntas.
 
De esta manera, los participantes informaron sobre los efectos adversos leves, moderados y graves, presentados después de la administración de la primera dosis y segunda dosis de la vacuna contra COVID-19.
 
Este análisis es “muy interesante porque nuestra población no es similar a la del resto del mundo. Nosotros (en el estudio) tuvimos un alto porcentaje de mestizaje, algo que no se da con mucha frecuencia en otras regiones del mundo”, ha dicho el investigador en entrevista con EDICIÓN MÉDICA.
 
Según el estudio, un 38.4 por ciento de los participantes han reportado haber recibido la vacuna de AstraZeneca, un 31.1 por ciento la vacuna de Pfizer y un 30.5 por ciento la vacuna de Sinovac. Todas utilizadas y disponibles hasta el momento en el país.
 
Cerca del 99 por ciento de los participantes ha reportado eventos adversos leves y moderados, luego de la primera y segunda dosis (independientemente del tipo de vacuna). Apenas un 1.5 por ciento informó algún efecto grave.
 
Fiebre, náuseas, dolor en el lugar de la inyección, cefalea, dolor muscular y fatiga general han sido los eventos adversos más informados (con las tres vacunas y después de la administración de la primera y segunda dosis). Cambios en el ritmo cardíaco (taquicardia) fue el efecto adverso severo más reportado.
 
Aquí un primer dato interesante sobre nuestra población, los pacientes que recibieron la vacuna de AstraZeneca fueron quienes reportaron más efectos adversos leves y moderados (después de la primera y segunda dosis), seguidos por los pacientes que recibieron Pfizer y Sinovac, ha detallado.
 
En este sentido, se ha encontrado que la vacuna de Sinovac genera pocos efectos adversos en los ecuatorianos, es decir, “es una vacuna que se lleva muy bien con nosotros”, ha asegurado Izquierdo.
 
Asimismo, los investigadores han hallado que los efectos adversos (leves y moderados) fueron mayores después de la primera dosis, especialmente entre las personas que recibieron AstraZeneca y Sinovac. En cambio, quienes recibieron la vacuna de Pfizer reportaron más efectos adversos luego de la segunda dosis.
 
“Otro hallazgo interesante” fue que las personas vacunadas que no tuvieron COVID-19 antes de la inoculación, informaron más eventos adversos en comparación a los pacientes que indicaron haber tenido un contagio previo, ha agregado el investigador.
 
¿Hay que preocuparse por estos hallazgos?
 
“¡Para nada!”. El 99 por ciento de los eventos adversos reportados han sido leves y moderados, los cuales desaparecen al primer o segundo día de la vacunación, ha precidado Izquierdo.
 
Entonces, se puede asegurar que estas tres vacunas (AstraZeneca, Pfizer y Sinovac) fueron seguras para los ecuatorianos, ha enfatizado. Por este motivo, ha invitado a la ciudadanía a seguir vacunándose con estos biológicos, más ahora que se requiere la administración de los dos refuerzos (tercera y cuarta dosis).
 
Las vacunas son completamente seguras, pueden acceder a cualquiera de estas. El hecho de tener un efecto adverso o una fiebre de uno o dos días no significa que las vacunas sean malas”, ha destacado.
 
La siguiente fase de la investigación
 
En este estudio los investigadores han analizado únicamente los eventos adversos reportados tras la primera y segunda dosis de la vacunación, ya que la recolección de datos se llevó a cabo entre el 1 de abril al 15 de julio de 2021.
 
Ahora, se encuentran recopilando datos para identificar las secuelas o efectos secundarios a largo plazo de la COVID-19, lo que se conoce como Long COVID. Por este motivo, Izquierdo ha invitado a la comunidad médica y población general a participar en este nuevo estudio.
 
¿Cómo pueden participar? Mediante una nueva encuesta digital, disponible aquí: https://bit.ly/EncuestaLongCOVID.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.