Edición Médica

Martes, 07 de julio de 2020
14:00
Ecuador | Colombia
Profesionales

OPTIMISMO Y CAUTELA
CoVID19: La dexametasona no es para profilaxis, debe usarse bajo estricta supervisión médica
Debe promoverse el uso correcto de este medicamento en la ciudadanía
Jueves, 18 de junio de 2020, a las 16:17
Janet Daz, jefa de los servicios clnicos de la OMS.

Janet Díaz, jefa de los servicios clínicos de la OMS.


Jonathan Veletanga. Quito
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puntualizado que la dexametasona, bajo ninguna circunstancia, debe ser utilizada como profilaxis (prevención) para la CoVID19. Por ello, ha pedido a la población cautela al momento de consumir este medicamento.
 
“Es importante que este medicamento se use únicamente bajo estricta vigilancia médica. No es para profilaxis. Es un fármaco antiinflamatorio muy potente que puede rescatar a los pacientes que están en situaciones realmente muy críticas y que pueden tener las vías respiratorias muy inflamadas. Por lo tanto, este medicamento permite que los pacientes puedan seguir recibiendo oxigeno, es decir, permite que rápidamente se reduzca la inflación y, por ende, el periodo de la enfermedad”, ha explicado Michael Ryan, director executivo de la OMS, en conferencia de prensa, en la que participó EDICIÓN MÉDICA.
   
De su parte, Janet Díaz, jefa de los servicios clínicos de la OMS, ha reiterado en que este medicamento debe ser utilizado únicamente en los pacientes extremadamente críticos, que están con terapia de oxigeno y que son tratados con respiradores, pues son los únicos que pueden beneficiarse, según los datos preliminares actualmente disponibles.
 
Díaz ha sostenido que en los pacientes con la enfermedad leve “no hay cambios”. Por ello, ha insistido en no utilizarlo de manera preventiva y mucho menos sin supervisión médica. “Solo debe utilizarse en pacientes graves y no en pacientes leves”, ha subrayado.

Según los representantes de la OMS, la dexametasona es uno de los “grande avances” que puede ayudar a salvar la vida de los pacientes graves con CoVID19. Sin embargo, todavía hay que esperar los datos completos sobre los efectos del medicamento para así estudiar y llegar a consensos científicos en el ámbito clínico.
 
No es el momento de precipitarse y de cambiar las prácticas clínicas. La gente necesita información, entender qué dosis se deben dar a los pacientes, cuáles son los pacientes a los que hay que evaluar clínicamente, etc. Hay que mirar muchísimas cosas. Se deben recabar más datos, ajustar los datos clínicos para poder utilizar este medicamento de la manera más adecuada posible”, ha insistido Ryan.
 
Entre el optimismo y la cautela
 
Varias organizaciones científicas y académicas internacionales, entre ellas Excellencis Ecuador, han emitido en conjunto el manifiesto ‘Dexametasona en pacientes críticos: resultados en ensayos clínicos. Entre el optimismo y la cautela’.
 
Acceda al documento completo: https://bit.ly/2zNc8jW.
 
En el documento han señalado que si bien los resultados inicialmente difundidos sobre este medicamento son “esperanzadores” para la búsqueda de tratamientos de la CoVID19, la comunidad académica, médica y los gobiernos esperan que muy pronto esté disponible la publicación completa que permita tomar decisiones mejor sustentadas. Además, han hecho varias puntualizaciones al respecto. 

Es necesario contar con los datos publicados y sometidos a un proceso de revisión por pares en una revista biomédica antes de realizar cualquier recomendación a favor o en contra de la dexametasona.
 
En caso de que su efecto favorable sea confirmado, debe incorporarse únicamente en el tratamiento de pacientes en estado crítico y, paralelamente, asegurar su disponibilidad en los mercados debido al riesgo potencial de desabastecimiento y especulación de precios que, ya se ha observado con otros medicamentos durante la pandemia por CoVID19.
 
Debe promoverse el uso correcto del medicamento, teniendo en cuenta que no tuvo efecto en las personas con casos leves de CoVID19, es decir, en quienes no reciben oxígeno o ventilación, debe desalentarse enfáticamente su uso por fuera de las indicaciones probadas y en la población general.
 
Si se decide su utilización, se recomienda un monitoreo estrecho durante el uso en el ámbito clínico debido a que la gestión de los eventos adversos de los corticoides en pacientes críticos puede resultar compleja.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.