Edición Médica

Jueves, 03 de diciembre de 2020
15:42
Ecuador | Colombia
Consultorio Jurídico
El peritaje médico y la importancia de la asesoría jurídica


Viernes, 23 de octubre de 2020, a las 15:24
*José Ignacio Vallejo, abogado del departamento procesal en DS Legal Group
 
Desde el mes de agosto del año 2014 entró en vigor el Código Orgánico Integral Penal, comúnmente nombrado COIP. Este cuerpo normativo absorbió varios tipos penales del que era el Código Penal y así mismo, acogió ciertos procedimientos que se encontraban tipificados en el antiguo Código de Procedimiento Penal. Además, esta norma configuró varios tipos penales nuevos, como lo es el Homicidio Culposo por mala práctica profesional, entre otros.
 
Centrándonos en el delito de homicidio culposo por mala práctica profesional, podríamos decir que, la gran mayoría de casos son en contra de los profesionales de la salud. Además, nos encontramos muy a menudo que también se inician investigaciones penales en contra de los galenos por el delito de lesiones. En ambos, destacamos la importante participación de la labor de peritos médicos, como explicamos en este artículo.
 
Ante estos casos, es necesario para los profesionales de salud contar con asesoría, no solo dentro del campo penal y procesal penal, sino que es mandatorio contar con un especialista en Derecho Sanitario, pues es vital entender la atención que requieren los casos por la complejidad de los temas tratados.
 
Ante una denuncia, podemos verificar que los peritos, al ser los expertos en cierta rama y especialidad, son indispensables en la investigación. Pues, la mayoría de las partes somos abogados y el perito aporta con conocimiento médico, científico y técnico de la Medicina para que el fiscal pueda saber hacia dónde debe llevar la investigación.
 
En el caso de investigación por el presunto delito de homicidio culposo por mala práctica profesional, el fiscal, al ser el titular de la acción penal pública, se encargará de investigar y de reunir todos los elementos de convicción necesarios (si fuera el caso) bajo su propia investigación. Entre las diligencias que solicitará, estará de manera obligatoria, la de guiarse por peritos expertos en medicina humana y según el caso, de alguna especialidad médica en específico.
 
En los casos de lesiones, son igualmente indispensables los peritos, pues estos profesionales, deben realizar previamente una evaluación de la víctima para conocer el motivo de esta presunta lesión, conocer el diagnóstico y, sobre todo, verificar el grado de incapacidad.
 
Los peritos son fundamentales en toda investigación de esta naturaleza, pues serán elegidos por su experiencia dentro del campo médico y, por ende, podrán guiar al fiscal en la investigación de una manera objetiva y técnica. Los requerimientos más solicitados a los peritos son los de “estudio de la historia clínica” y muchas veces la de “evaluación médica” a la presunta víctima.
 
El artículo 511 del COIP es muy claro al manifestar que los peritos deben estar debidamente calificados e inscritos en el Consejo de la Judicatura, para que así se pueda sortear la presencia de estos en cada investigación o juicio. Aquí surgen los inconvenientes, pues al necesitar un perito de determinada rama o especialidad, no siempre se encuentran en el portal de peritos del Consejo de la Judicatura y esto se debe a que no existen peritos calificados en dicha entidad pública. Ante esto, el fiscal deberá solicitar al Ministerio de Salud Pública que remita una terna (dependiendo la especialidad) y normalmente, dicho Ministerio envía una terna de médicos que laboran en hospitales públicos.
 
Art. 511 “…De no existir persona acreditada como perito en determinadas áreas, se deberá contar con quien tenga conocimiento, especialidad, experticia o título que acredite su capacidad para desarrollar el peritaje. Para los casos de mala práctica profesional la o el fiscal solicitará una terna de profesionales con la especialidad correspondiente al organismo rector de la materia…”
 
Muchas veces los peritos seleccionados no se encuentran asociados con temas legales, lo cual les genera preocupación.  Por ello, una vez que se designen los médicos para que actúen como peritos en el proceso o investigación, nuestra principal recomendación es que los mismos busquen asesoría legal en un profesional del derecho o por un despacho jurídico. Esto, porque a nuestro parecer, es necesario que los profesionales de la salud en su rol como peritos conozcan sus derechos, obligaciones, los procesos, los plazos, su comparecencia y, sobre todo, la forma legal de realizar su trabajo, esto para que sea de gran aporte en la investigación.
 
En algunas ocasiones, las autoridades solicitan que un perito realice una evaluación médica a determinada persona, otras veces, que analice la historia clínica de determinado paciente, entre otros. Nos encontramos con diferentes cosas que se le pueden solicitar a un perito, desde las más simples hasta las más complejas; por ejemplo, en muchas ocasiones también se puede requerir que comparezcan a rendir versiones o testimonios. Debemos tomar en cuenta que, conforme avanza el proceso o investigación, se va requiriendo mayores diligencias. Por esto, un perito siempre debe tener un apoyo legal para solventar cualquier duda o inquietud y, sobre todo, para cumplir con todas las disposiciones legales y así evitar cualquier tipo de problema que pueda surgir de alguna acción u omisión de su parte.
 
Por lo expuesto, la principal sugerencia es entonces que, al momento de ser requerido como perito, se cuente con la asesoría de un despacho jurídico especialista y formado por abogados capacitados en guiar y asesorar a profesionales de la salud, incluso en su función como peritos.

MÁS ARTÍCULOS