Edición Médica

Martes, 03 de agosto de 2021
13:30
Ecuador | Colombia
Salud Pública

VIGILANCIA GENÓMICA
Variante delta ¿Qué riesgo supone para el Ecuador?
Las personas susceptibles son las no vacunadas o las que no han completado el esquema
Martes, 06 de julio de 2021, a las 16:26
Patricio Rojas, director del Instituto de Microbiologa de la USFQ.

Patricio Rojas, director del Instituto de Microbiología de la USFQ.


Cristina Coello. Quito
Las variantes del coronavirus de mayor impacto o preocupación para la salud pública (VOC- Variant of Concern) son aquellas más transmisibles y una de ellas es la ‘delta’, que ha encendido las alarmas por su tendencia a volverse global. Pero ¿qué riesgo hay de que llegue al Ecuador?
 
“Es altamente probable su llegada” tal como ha ocurrido con otras variantes como la Alfa, ha estimado Patricio Rojas Silva, director del Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco (USFQ).
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, el investigador ha considerado que si el país no adopta estrictas medidas con las personas que ingresan desde el exterior, “será difícil evitar la llegada de la variante delta”.
 
Pero hasta ahora, entre el INSPI (Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública) y las Universidades que realizan la vigilancia genómica (Espíritu Santo y USFQ) “no hemos detectado la presencia de esa variante”, ha aclarado Rojas.
 
Según ha explicado, los datos epidemiológicos de otros países han mostrado que “cuando ingresa esa variante, comienza a ser la dominante porque tiene mayor capacidad de transmisión. No es más virulenta en el sentido que produce una enfermedad más grave”, pero ha insistido en que las personas susceptibles serán las no inmunizadas o las que no han completado el esquema de vacunación contra la COVID-19
 
Silva ha recalcado que la variante delta “no es más letal”, sin embargo, en los países en los que no han alcanzado el umbral de protección a la población con la vacuna, “puede convertirse en un riesgo y eso ya se vio con otras variantes que colapsaron los servicios de salud”.
 
En ese sentido, según Rojas, “hay que insistir en las medidas de prevención y obviamente alentar a la población a que se vacune siguiendo el calendario. Si no se completa el esquema y la precaución los 15 días posterior a la segunda dosis de la vacuna, las personas todavía serán susceptibles a infectarse y a desarrollar enfermedad”, ha advertido.
 
Así mismo, ha insistido en que la variante no evade la vacuna, pero si se ha visto que reduce la eficacia sin que sea “algo alarmante”. Por ello el país necesita aumentar la capacidad de secuenciamiento, pues el esfuerzo de las tres instituciones “no abastece”.
 
Y como el país no tiene la suficiente capacidad para detectar tempranamente esta variante “lo que hay que seguir haciendo es reforzar las medidas de prevención y evitar el contagio. La comunicación efectiva debe ser una responsabilidad del Ministerio de Salud Pública (MSP) y como ya tenemos vacunas hay que agilizar la vacunación”, ha opinado Rojas.
 
El peligro de bajar las restricciones
 
A decir del científico, ante la circulación de esta variante en países vecinos como Perú, Colombia, Chile y otros de la región, “no es prudente bajar las restricciones o levantarlas apresuradamente, hay que tener cuidado” y eso también lo ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS).
 
“A nosotros nos queda ser lo más conservadores posibles, no podemos tener una siguiente ola de casos, con colapsos de hospitales”, aunque se ve en la población una sensación de relajamiento con el avance de la vacunación, por lo cual Rojas ha advertido que el país apenas ha pasado el 10 por ciento de su población vacunada, con lo cual estamos expuestos a la variante delta.
 
Por otro lado, el director ha dejado claro que, aunque el gobierno logre inmunizar a 9 millones de habitantes, “no podemos quedarnos tranquilos, deberá haber un trabajo de algunos años más, en donde probablemente la población tendrá que seguir vacunándose, incluso los niños”.
 
“En la práctica, todos los países deben apuntar a vacunar a más del 70 por ciento de la población para librarnos de esta situación, de lo contrario habrá brotes y con eso el peligro del aparecimiento de una nueva variante y lo más alarmante es que pueda aparecer una variante que evada la respuesta inmune de las personas vacunadas. Si queremos controlar eso, debemos ir más allá del umbral teórico que se ha puesto para las vacunas y alcanzar la mayor población posible”, ha analizado.
 
Ecuador no llega a secuenciar ni al 1 por ciento de muestras
Al ser consultado sobre la variante predominante en el país, ha declarado que en realidad en Ecuador “hay una mezcla de todo. Siguen apareciendo variantes del comienzo, que no son clasificadas como de preocupación, pero sí están circulando las variantes Alfa, Gamma, Lambda”. También ha señalado que no se ha identificado un nuevo caso variante Beta.
 
No obstante, ha especificado que para determinar si hay una variante predominante, el país debería secuenciar al menos el 10 por ciento de las muestras a nivel nacional, pero la realidad es que ni siquiera se alcanza el 1 por ciento.
 
Cada institución que realiza secuenciamiento genómico procesa semanalmente un aproximado de 40 a 50 muestras y para tener una idea más clara de lo que está circulando en las ciudades y se requieren analizar de 500 a 1.000 muestras semanales.
 
Vigilancia genómica de otros virus
 
Por otro lado, Rojas se ha anticipado y ha considerado que la capacidad técnica de vigilancia instalada en esta pandemia debería continuar para estudiar otros tipos de virus, como el de la influenza, del cual “no tenemos una idea clara de cuál variante circula” anualmente en el país y si la vacuna que recibimos protege adecuadamente a la población.
 
Si bien, por la coyuntura en esta emergencia, ha sido prioritario este tipo de investigación genómica, pero “luego debe traducirse en acciones para otras patologías o infecciones que normalmente son preocupantes” como dengue o zika. “Aprovechar esto que ya se ha desarrollado y que funciona para hacer la vigilancia de otros patógenos”, ha insistido.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.