Edición Médica

Viernes, 21 de junio de 2024
08:21
Ecuador | Colombia
Salud Pública

SIN ACCESO A LA SALUD
No solo faltan medicinas: tampoco hay turnos, insumos ni exámenes, denuncian los pacientes en Ecuador
Los pacientes cuentan con 'lágrimas de sangre' sus problemas de acceso a la salud
Viernes, 07 de junio de 2024, a las 15:55
Gabriel Orihuela, Margarita Vsquez y Diego Jimbo

Gabriel Orihuela, Margarita Vásquez y Diego Jimbo, representantes de pacientes en Quito, Guayaquil y Cuenca.


Cristina Coello. Quito
“Podría contar con lágrimas de sangre los problemas que enfrentan los pacientes”, ha manifestado Gabriel Orihuela, presidente de Fundación Pacientes Ecuador de Quito, al ser consultado sobre los padecimientos que tienen en el sistema público de salud.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, los dirigentes de agrupaciones de pacientes con diferentes enfermedades en las tres principales ciudades del país (Quito, Guayaquil, Cuenca) han coincidido en estimar que la salud sigue siendo un botín político porque no evidencian cambios efectivos en el acceso a servicios sanitarios adecuados y oportunos.
 
A Orihuela se suman Margarita Vásquez, presidenta de Fundación de Apoyo a Enfermos con Trastornos Hipofisiarios en Guayaquil; y, Diego Jimbo, coordinador nacional del Observatorio de Enfermedades Catastróficas en Cuenca, que en conjunto han asegurado que no solo faltan medicamentos, tampoco hay turnos para consultas médicas, ni cirugía, ni insumos, ni exámenes de laboratorio e imagen en los principales hospitales públicos tanto del Ministerio de Salud (MSP) como de la Seguridad Social (IESS), con lo cual se pone en riesgo la vida de los pacientes.
 
“Esto es un problema que trasciende el padecimiento. El problema es que el sistema no está funcionando. La salud ha sido un botín político, es vergonzoso que haya gente robándose en las compras de medicamentos, o adquiriendo medicamentos caducados. Lo que están haciendo es matar a pacientes”, ha criticado Orihuela.
 
En ese sentido Jimbo también ha añadido que la apatía gubernamental deja entrever que la salud “no es una prioridad” como se jactan ya que no hay evidencia de mejoras, peor aún de soluciones concretas.
 
Es más, Jimbo ha recordado la sentencia 679-18JP-20 de la Corte Constitucional, que buscaba mejorar el derecho a medicamentos para enfermedades catastróficas la cual “no se ha cumplido” y por tanto se incumple su derecho a la salud.
   
Y mientras el ministro de Salud, Franklin Encalada, asegura tener un 80 por ciento de abastecimiento de medicamentos en sus establecimientos, la realidad es que hay preocupantes carencias, según los tres voceros.
 
Ni medicamentos caros, ni los baratos
 
Y si se piensa que el abastecimiento que afirman tener las autoridades es de medicamentos de bajo costo, la realidad es que no. “Muchos baratos no hay, casualmente porque son baratos y no hay interés en comprar. Tal vez porque allí no hay qué repartir. Básicos como la hidroxicloroquina no hay, no se les entrega a los pacientes” ha denunciado Orihuela.
 
También han alertado que, por ejemplo, en el caso de las enfermedades crónicas, que necesitan medicamentos de forma continua, la irregularidad en el suministro les acarrea más problemas de salud al no lograr la adherencia al tratamiento.
 
“La coordinadora de Salud la zona 6 me invitaba a recorrer hospitales para verificar que existen medicamentos. Pero yo le pregunto qué tipo de medicamentos, porque para muchas personas con enfermedades catastróficas no hay”, ha recalcado Jimbo.
 
Según él, en Cuenca faltan medicamentos para cáncer de mama, pulmón, enfermedades autoinmunes. En Guayaquil, Margarita Vásquez, que también es vicepresidenta de las Organizaciones Unidas de Enfermedades Raras y Catastróficas y paciente de acromegalia ha dejado claro que no recibe su medicina desde hace un año.
 
“El problema de no tener un tratamiento continuo es que nuestro organismo no responde al mismo tratamiento al reiniciar las dosis y los médicos lo saben, pero no pueden hacer nada” ha relatado Vásquez, quien ha informado que el Hospital Guayaquil no cuenta con Octeotrida de 20 mg (para acromegalia) desde mayo del 2023.
 
En ese hospital de tercer nivel los pacientes han gestionado con las autoridades la adquisición de esa medicina, pero el constante cambio de directivos hace que el trámite siga estancado y sin respuestas concretas sobre la llegada del medicamento.
 
Otros problemas: diferente dosificación, sin historia clínica…
 
A eso se suma que, en el Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) de Quito, sus autoridades hicieron una compra de medicamento para la acromegalia de distinta dosificación farmacéutica ocasionando efectos adversos en la mayoría de los pacientes, ha denunciado Vásquez.
 
Según ella, la Octreotida de 30 mg (que compró el HCAM) “no es idónea para los pacientes con acromegalia. Compraron irresponsablemente y han tenido efectos adversos fuertes. Se ha llenado las fichas amarillas y se han entregado en farmacovigilancia del hospital, pero no tenemos ninguna respuesta”, ha manifestado la representante de pacientes.
 
Pero la situación se agrava por la falta de historia clínica electrónica en el sistema público de salud y ofrecida por gobiernos anteriores. Para Vásquez eso es una muestra más de la “mala administración (de los establecimientos) tanto del IESS como del MSP.
 
“Si un paciente que se atiende en el MSP comienza a laborar, le trasladan al IESS y se pierde todo el historial médico realizado. Ahora mismo, un paciente de Cushing, a punto de realizarse cirugía en el MSP, lo devolvieron a primer nivel en el IESS” por el solo hecho de tener trabajo, ha denunciado Vásquez.
 
Jimbo por su parte, ha señalado que “es curioso escuchar que el MSP supuestamente tiene 70 equipos de cuidados paliativos en las instituciones cuando sabemos que apenas son dos o tres”.
 
El representante del Observatorio ha insistido en que la autoridad sanitaria dice hacer inversión en salud para la mayoría de los pacientes. “Eso no significa que pueden abandonar a los que tienen enfermedades catastróficas y raras. Considerando además que la constitución señala que estos pacientes tienen prioridad”.
 
Dar seguimiento a la sentencia
 
Por ello Jimbo ha exigido una real fiscalización a las autoridades sanitarias y el cumplimiento de la Sentencia 679-18JP-20. No obstante ha sido enfático en señalar que, por su lado, los pacientes también darán seguimiento a sus casos para demostrar el incumpliendo de esa instancia legal por medio de una veeduría.
 
Orihuela ha informado que los pacientes que buscan apoyo en la veeduría pueden escribir al correo electrónico info@pacientesecuador.org con sus datos e indicando el problema.

Unos datos

Algunos de los medicamentos que reclaman los pacientes son:

Pertuzumab, Alecensa, kadcyla, ocrevus, micofelonato, hidroxicloroquina, prednisona, pregabalina, zoplicona, Octreotida LAR 20mg; Cabergolina.
 
Metformina, hidrocortisona, levotiroxina, losartan, ácido alendronico, testosterona, entre otros medicamentos que también son necesarios según las complicaciones de cada paciente pero no las entregan en forma continua.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.