Edición Médica

Domingo, 14 de abril de 2024
00:22
Ecuador | Colombia
Salud Pública

SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD
La deuda del IESS y MSP por 433 millones a los miembros de ACHPE pone en riesgo la atención de pacientes
Las auditorías del IESS están paradas desde julio del 2023
Lunes, 11 de marzo de 2024, a las 07:32

Ana Delgado, directora ejecutiva de ACHPE.


Cristina Coello. Quito
A los tres meses de instaurado el nuevo gobierno del presidente Daniel Noboa, la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador (ACHPE) ha exhortado a las nuevas autoridades dar atención urgente a la millonaria deuda que se mantiene con los prestadores externos de Salud desde 2010.

Solo con los miembros de ACHPE la deuda asciende a 433 millones por servicios prestados al Ministerio de Salud (MSP) y al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

En un comunicado oficial, ACHPE ha recordado que “la Constitución ecuatoriana establece que el Estado debe garantizar la protección del derecho a la salud de todas las personas que viven en el territorio nacional. Si esto no se cumple, se puede concluir que la sostenibilidad del Sistema está en juego y eso significa que un porcentaje importante de la población del país ya no tiene acceso a una atención de salud oportuna y de calidad”.

“En un Estado en el que la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad no tiene la suficiente fortaleza, el número de personas enfermas se incrementa y esto implica un alto costo de la atención curativa”, ha advertido la organización.

ACHPE ha recordado que en el país “los hospitales públicos, a pesar del gran esfuerzo de su personal, han sido sobrepasados en su capacidad de atención, más aún cuando se estableció el acceso universal a la atención de salud. A eso precisamente se debe que, en los últimos 14 años, un número creciente de pacientes que contaban con cobertura pública, hayan sido atendidos en Clínicas, Hospitales y Centros Especializados Privados”.

En ese sentido, “los miembros de ACHPE han cumplido con la población ecuatoriana ocupándose de aquellas personas que necesitaban atención cuando los hospitales públicos estaban saturados, cuando se requerían servicios de alta complejidad, especialmente en las áreas de cardiología, neurología, traumatología, trasplantes, insuficiencia renal entre otros”.

“Sin embargo, los miembros de ACHPE, no han recibido en contrapartida, ni un pago oportuno, ni suficiente para continuar atendiendo a los pacientes con cobertura pública de una manera sostenible”, ha reclamado.

Por ello han advertido que “algunas instituciones de salud privada enfrentan una grave situación de iliquidez mientras otras están cerca de cerrar su operación”.

Carencia de un sistema único de auditoría en el Sistema Nacional de Salud

En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, la directora ejecutiva de ACHPE, Ana Delgado Cedeño, ha asegurado que los asociados han cumplido las exigencias en lo referente a las justificaciones documentales de sus servicios y se han ajustado a las directrices impuestas por las empresas auditoras contratadas por las instituciones estatales.

También ha sido enfática en señalar que “sin auditoría, no hay pago” y por tanto cada prestador se esmera por cumplir el trámite. Eso implica que los establecimientos privados deben ejecutar diferentes procedimientos para cada institución pública debido a que no existe un sistema único de auditoría, y, “por supuesto, eso retrasa la entrega de los documentos que deben sustentar la solicitud de pago”, ha explicado.

Es decir que los prestadores externos deben ajustarse a cada Sistema y a cada herramienta electrónica auditora dependiendo si el reclamo está dirigido al MSP, IESS, Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA), Seguridad Social de la Policía (ISSPOL) y el Servicio Público para Pago de Accidentes de Tránsito, SPPAT.  Esto a pesar que toda relación de las instituciones de la RPIS con las del sector privado están regidas por el único Tarifario del Sistema Nacional de Salud y por el Reglamento de Relacionamiento, ambos emitidos por la Autoridad Sanitaria Nacional.

ACHPE ha advertido en el comunicado que “el considerable retraso en los pagos del IESS y el MSP a las instituciones privadas de salud, está afectando a los pacientes con cobertura pública cuyos diagnósticos se posponen algunos meses al igual que sus cirugías, está poniendo en riesgo las plazas de trabajo que por miles se contabilizan en el sector de salud privado y similar impacto está causando en la extensa cadena de valor del sector”.

En ese sentido, Delgado ha recordado que, desde el gobierno de Lenin Moreno, la asociación planteó la necesidad de buscar un Sistema y una herramienta única de auditoría para todas las instituciones de la Red Pública Integral de Salud (RPIS) con el objetivo de agilizar y modernizar los procesos, sin ninguna respuesta hasta ahora.

Particular situación con el IESS

La directora ejecutiva de ACHPE ha recordado que el IESS contrató dos auditores externos, uno para verificar las cuentas del año 2021, otro para las de 2023, mientras que sus propios funcionarios auditaron las del 2022.

Aunque el sistema de auditoría del 2023 tuvo dificultades de aplicación al inicio, ACHPE ha reconocido que la herramienta actualmente es eficaz, “muy bien estructurada”, por ello, Delgado ha sugerido analizarla con miras a que pueda constituirse en la herramienta electrónica para todos los actores de la RPIS y por ende del Sistema Nacional de Salud.  

Ha comentado que, de acuerdo a información provista por el IESS, la documentación de 2021 “ya está auditada” y espera que los pagos se realicen a fines de marzo, como ha sido ofrecido. Con los registros del 2023 “hay conflicto” porque el contrato con la empresa auditora está vigente para la documentación de hasta junio del 2023 y, por tanto, a partir de ese mes no se ha podido subir la información a la plataforma; es decir que no se ha podido auditar la documentación desde Julio de 2023 hasta febrero de 2024.

Eso implica que se sigue acumulando aún más la millonaria deuda, sin flujo de pagos y a la espera de que el IESS avance en un nuevo contrato para continuar las auditorías restantes del 2023 y 2024. 

“Esa es la razón por la que las instituciones no pueden subir a la plataforma la documentación desde julio de 2023. Eso representa un atraso de 8 meses”, de cuentas que no están registradas ni auditadas pertenecientes al Seguro General de Salud; no están incluidas las de los afiliados activos del Seguro Social Campesino, ha aclarado Delgado. 

El 7 de marzo ACHPE fue informada por el IESS que se producirán pagos durante la próxima semana.

"ACHPE reconoce y valora el trabajo realizado y los logros obtenidos en el área de Seguridad por el Gobierno del presidente Daniel Noboa, al mismo tiempo, intenta visibilizar lo que está ocurriendo en el Sistema Nacional de Salud y las graves consecuencias que pueden sobrevenir, si no se lo atiende con la prioridad que merece”, se ha precisado en el comunicado.

El dato

Aunque no se cuenta con una única herramienta de auditoría, sí existe un Tarifario Único del Sistema Nacional de Salud** y un Reglamento de Relacionamiento (regulador de procedimientos técnico - administrativos y su reconocimiento económico por las derivaciones) para toda la RPIS, incluido el SPPAT (Servicio Público para Pago de Accidentes de Tránsito).





Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.