Edición Médica

Lunes, 20 de septiembre de 2021
16:06
Ecuador | Colombia
Salud Pública

IMPACTO SIGNIFICATIVO
COVID-19 es la principal causa de muerte materna en 2021 en países de las Américas
OPS hace un llamado para proteger a las mujeres embarazados y priorizar su inmunización
Miércoles, 08 de septiembre de 2021, a las 13:16
Carrisa Etienne, directora de la OPS.

Carrisa Etienne, directora de la OPS.


Redacción. Quito
La Organización Panamericana de la Salud (OSP) ha alertado que las mujeres embarazadas han enfrentado a una gran incertidumbre no solo en lo que respecta a las vacunas, sino a lo largo de la pandemia, ya que la COVID-19 tuvo un impacto significativo en la disponibilidad de atención prenatal y otros servicios esenciales.
 
Según datos de la OPS, hasta el momento más de 270.000 mujeres embarazadas se han enfermado con COVID-19 en las Américas, de ellas más de 2.600 han fallecido a causa del virus.
 
Carrisa Etienne, directora de la OPS, ha indicado que el embarazo es un momento particularmente vulnerable, ya que el sistema inmunológico de las mujeres cambia, dejándolas en mayor riesgo de infecciones respiratorias, como la COVID-19.
 
“Sabemos que si las mujeres embarazadas se infectan, tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves de COVID y requieren con mayor frecuencia ventilación y cuidados intensivos, en comparación con las mujeres que no están embarazadas. También tienen una mayor probabilidad de dar a luz a su bebé antes o antes de la madurez”, ha dicho.
 
En este sentido, ha señalado que aproximadamente el 40 por ciento de los países de la región de las Américas han informado de interrupciones en la atención materna y neonatal, estas interrupciones se han generalizado durante este segundo año de la pandemia. Por ejemplo, en países como Belice y Guatemala la atención relacionada con el embarazo se ha visto interrumpida en más de la mitad de los centros de salud.
 
“Esto significa que demasiadas mujeres tuvieron problemas para obtener una cita con el médico en un momento en que la atención no podía ser más crítica… La mayoría de los países de nuestra región ya han reportado más casos y muertes entre mujeres embarazadas este año que en todo 2020”, ha lamentado.
 
La OPS ha indicado que si bien los datos varían de un país a otro. El riesgo reportado es especialmente alto en México, Argentina y Brasil, que juntos representan la mitad de todas las muertes por COVID entre las mujeres embarazadas en nuestra región. Asimismo, en México y Colombia, COVID-19 se ha convertido en la principal causa de muerte materna en 2021.
 
“Durante las últimas tres décadas, América Latina y el Caribe luchó por reducir la mortalidad materna. Y ahora la pandemia amenaza con acabar con 20 años de logros reñidos”, ha enfatizado Etienne.
 
“Las mujeres juegan un papel central en el bienestar de sus familias y comunidades. Y son fundamentales para ayudar a los países a recuperarse y reconstruirse de esta pandemia. Entonces, cada muerte materna deja un vacío para sus seres queridos y tiene un efecto dominó en toda la sociedad. Pero, afortunadamente, nuestras manos no están atadas. Es mucho lo que podemos hacer para proteger a las mujeres en edad fértil y evitar más pérdidas”, ha agregado.
 
Por esta razón, la OPS ha recomendado a los países mantener el acceso a los servicios de salud de los que dependen las mujeres embarazadas; garantizar los exámenes de rutina y el acceso rápido a la atención son fundamentales para mantener a la madre y al bebé sanos y encaminados hacia un parto seguro, por lo que deben considerarse esenciales y prioritarios.
 
También deben dar prioridad a las mujeres embarazadas y madres lactantes para las vacunas COVID. “Si bien algunos países ya están vacunando a las mujeres embarazadas, menos de la mitad de los países de América Latina y el Caribe han implementado pautas para vacunar a esta población”.
 
Al respecto, Etienne ha enfatizado que “la OPS recomienda que todas las mujeres embarazadas después del primer trimestre, así como las que estén amamantando, reciban la vacuna COVID-19. Las vacunas aprobadas por la OMS son seguras de administrar durante el embarazo y son una herramienta fundamental para proteger a las mujeres embarazadas durante esta pandemia”.
 
La funcionaria ha mencionado que si bien es demasiado pronto para ver el impacto de las vacunas en los casos y las muertes, hay algunos signos alentadores. Por ejemplo, en México las mujeres embarazadas ya han sido priorizadas para las vacunas durante algún tiempo, y a raíz de ello ni una sola mujer vacunada ha muerto de COVID durante el embarazo. Por lo tanto, “es extremadamente importante que las mujeres embarazadas tengan acceso a las vacunas COVID”.
 
Además, ha reiterado que otra ventaja de la vacunación es que “cuando una madre amamanta, le transmite inmunidad a su bebé. Entonces, las vacunas COVID-19 también pueden ayudar a proteger a los recién nacidos del virus”.
 
Etienne ha pedido a las mujeres embarazadas mantengan las medidas de salud pública que han demostrado su eficacia contra este virus: usar máscaras, mantener la distancia social, limitar el contacto con personas fuera de sus hogares y evitar reuniones en interiores.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.