Edición Médica

Sábado, 10 de diciembre de 2022
03:20
Ecuador | Colombia
Profesionales

TRABAJO MULTIDISCIPLINARIO
Médicos ecuatorianos ganan premio internacional en Cuidados Críticos por caso clínico raro
El caso fue diagnosticado en el Hospital Pablo Arturo Suárez
Jueves, 17 de noviembre de 2022, a las 09:31
Doris Almeida, Jhonny Carranza y Jorge Luis Vlez.

Doris Almeida, Jhonny Carranza y Jorge Luis Vélez, médicos del Hospital Pablo Arturo Suárez.


Jonathan Veletanga. Quito
Los médicos ecuatorianos Doris Almeida, Jhonny Carranza y Jorge Luis Vélez han ganado un premio internacional en Cuidados Críticos tras presentar un reporte científico sobre un caso clínico de “síndrome antifosfolipídico catastrófico (SAFC) asociado con infección por SARS-COV-2, una enfermedad rara, de difícil diagnóstico y tratamiento, y de pobre pronóstico”.
 
Este ha sido identificado a inicios del 2022 en el Hospital Pablo Arturo Suárez de Quito y, debido a su relevancia, aporte e interés clínico, fue presentado en el Congreso Nacional de Medicina Interna de la Sociedad Argentina de Medicina (celebrado en este mes de noviembre), donde los galenos ganaron en la categoría de mejor caso en Cuidados Críticos.
 
Para esto, en resumen, los especialistas ecuatorianos postularon su caso clínico, el cual fue aprobado por un Tribunal que analizó alrededor de 1.000 casos a nivel de Latinoamérica, en varias especialidades. Posteriormente, Doris Almeida, médica emergencióloga del Servicio de Medicina Crítica del Pablo Arturo, presentó cómo se manejó al paciente (desde su ingreso hasta su alta médica) a través de una exposición virtual de 7 minutos, la cual fue una gran ponencia. Después, tras la liberación del jurado, fueron elegidos como ganadores en su categoría.
 
Compartir la Medicina que se hace en Ecuador frente a otros pares de Latinoamérica y recibir este reconocimiento, es algo que me llena de mucha alegría”, ha manifestado Almeida, en entrevista con EDICIÓN MÉDICA.
 
¿Cuál es la importancia de este caso clínico?
 
El SAFC es una enfermedad autoinmune muy rara (representa apenas el 1 por ciento del síndrome antifosfolipídico, SAF), que se caracteriza por su gravedad y su alta mortalidad, ya que puede producir una falla multiorgánica debido a la presencia de coagulación (trombos) en diferentes órganos. Generalmente se presenta en mujeres, sin embargo, el caso del Hospital Pablo Arturo Suárez de Quito fue un hombre.
 
Fue un caso “muy difícil” en cuanto a diagnóstico, tratamiento y manejo. Además, el cuadro clínico del paciente se complicó más porque tenía una infección por SARS-COV-2, no obstante, gracias a un trabajo multidisciplinario se obtuvo un diagnóstico clínico muy acertado. “Esto hizo que se dé el tratamiento adecuado, el de primera línea, y de una manera pronta”, ha asegurado Almeida.
 
Inicialmente el paciente fue manejado por Terapia Intensiva, después tuvo un manejo acertado por Hematología. Así, de manera multidisciplinaria se estudió exhaustivamente el caso e inclusive se llegó a un diagnóstico histopatológico, ha afirmado Jorge Luis Vélez, jefe del Servicio de Medicina Crítica del Hospital Pablo Arturo Suárez.
 
Luchamos lejos del ego médico para realmente llegar a un diagnóstico real; y logramos que todas las pruebas inmunológicas, de Imagen, de Histopatología, se logren y se realicen”, ha afirmado Vélez, especialista en Medicina Crítica e Inmunología.
 
Desde el punto de vita de salud pública, conseguir todos los exámenes de autoinmunidad, estudios de anatomía patológica, estudios de imagen, electroencefalogramas, entre otros, en un contexto de pandemia fue “un trabajo titánico”, pero se logró completar el diagnóstico de manera adecuada y acertada, ha agregado Jhonny Carranza, médico internista, hematólogo, del Servicio de Hematología.
 
“A pesar de ser una enfermedad de muy rara presentación, fuimos muy asertivos en el diagnóstico, y más que se hizo un trabajo conjunto entre todo el equipo, con la finalidad de que el paciente llegue al mejor resultado… Si bien es alta la mortalidad de esta enfermedad, nosotros conseguimos dar de alta al paciente”, quien actualmente está vivo y con tratamiento, pese a padecer las complicaciones asociadas a la misma patología, ha señalado Carranza.
 
¿Esta enfermedad es una consecuencia de la COVID-19?
 
Según los especialistas, aún desconoce si es que existe una relación entre SAFC y COVID-19. Si bien se han reportado algunos casos a nivel mundial que podrían indicar que la infección por SARS-COV-2 desencadena la patología, aún se requiere mayor investigación y evidencia científica al respecto.
 
Lo que sí parece es que la COVID-19 está causando algunas patologías que antes no eran muy prevalentes. Por ello, es fundamental seguir realizando investigaciones científicas en nuestro país.
 
Por ejemplo, “esto de los antifosfolipídicos catastróficos, había visto uno en toda mi carrera de médico, en más de 20 años. Pero, en este último tiempo hemos visto tres. Entonces, realmente nos queda la duda de si es el COVID el que está desencadenando estas patologías que seguramente, sin un factor ambiental, tal vez no se hubiesen expresado… Entonces, creo que ese es un aspecto relevante de este caso”, ha considerado Vélez.
 
Por este motivo, los galenos han coincidido en que recibir este reconocimiento internacional les alienta a seguir investigando, así como a continuar ayudando a más pacientes.
 
El dato
 
Este caso clínico ya está aceptado para publicación científica en una importante revista de alto impacto. Los médicos esperan que salga en lo que queda del 2022.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.