Edición Médica

Lunes, 29 de noviembre de 2021
01:49
Ecuador | Colombia
Avances

DÍA DE ACCIÓN
OMS pide mejorar el acceso a las herramientas de prevención y tratamiento del cáncer de cuello uterino
9 de cada 10 muertes por esta enfermedad se producen en países de ingresos bajos y medianos
Jueves, 18 de noviembre de 2021, a las 17:11
Los controles peridicos son fundamentales para eliminar el cncer de cuello uterino.

Los controles periódicos son fundamentales para eliminar el cáncer de cuello uterino.


Redacción. Quito
En el marco de la celebración del Día de Acción para la Eliminación del Cáncer del Cuello Uterino, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido unidad y movilización para acabar con esta enfermedad, que cobra la vida de más de 300 000 mujeres cada año.
 
La OMS ha señalado que de igual manera como sucede con la COVID-19, el acceso a las herramientas esenciales es limitado, por ello las mujeres y las adolescentes de los países más pobres se ven privadas de los servicios de cribado clínico, las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y los tratamientos que son comunes en los lugares más ricos.
 
“El cáncer del cuello uterino causa un inmenso sufrimiento, pero es casi completamente prevenible y, si se diagnostica a tiempo, es uno de los cánceres que se puede tratar con mejores resultados. Tenemos las herramientas necesarias para que este tipo de cáncer pase a la historia, pero eso solo será posible si ponemos esas herramientas a disposición de todos los que las necesitan. Junto con nuestros asociados en la iniciativa de la OMS para la eliminación del cáncer del cuello uterino, eso es lo que pretendemos hacer”, ha destacado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.
 
Según la OMS, la disparidad entre las muertes por cáncer del cuello uterino en los países de ingresos altos en comparación con los de ingresos bajos es muy marcada, similar a la que hemos visto durante la pandemia, ya que 9 de cada 10 muertes por cáncer del cuello uterino se producen en países de ingresos bajos y medianos.
 
En 2020 solo el 13 por ciento de las niñas de entre 9 y 14 años a nivel mundial estaba vacunado contra el VPH, el virus que causa casi todos los casos de cáncer del cuello uterino. Además, existen alrededor de 80 países, que aglutinan casi dos tercios de la carga mundial del cáncer del cuello uterino, que no cuentan con esa vacuna vital, de acuerdo a datos de la organización.
 
Por esta razón la OMS ha celebrado los nuevos e importantes avances que se han dado para prevenir y tratar la enfermedad, como la precalificación de una cuarta vacuna contra el VPH: Cecolin producida por Innovax, que se espera que aumente y diversifique el suministro de vacunas vitales.
 
Lamentablemente el riesgo de cáncer del cuello uterino se multiplica por seis en las mujeres con VIH, pero muchas no tienen acceso a la vacunación ni a las pruebas de cribado.
 
Actualmente son 115 los países que han introducido la vacuna contra el VPH en sus esquemas de inmunización. Algunos países han formado al personal sanitario para la utilización de dispositivos portátiles más modernos para la ablación térmica de las lesiones precancerosas; otros han ampliado el uso de la obtención de muestras por las propias mujeres para detectar anomalías cervicales.
 
Este segundo método ha sido recientemente aprobado por la OMS. Permite que las mujeres puedan recoger su propio frotis cervical, además, reduce la estigmatización de las mujeres, facilita el acceso a quienes viven lejos de los centros de salud y ayuda a los centros sanitarios sobrecargados a mantener servicios seguros respetando las medidas de seguridad en relación con la COVID-19. Las muestras recogidas por las propias pacientes pueden ser analizadas en las mismas plataformas de laboratorio en las que los países han invertido para las pruebas PCR para la COVID-19.
 
“Aunque hemos asistido a importantes avances en las nuevas tecnologías y la investigación, el siguiente paso fundamental es garantizar que tales avances se diseñen y sean accesibles en los países de ingresos bajos y medianos, y que la salud y los derechos de las mujeres y las niñas de todo el mundo sean prioritarios en la recuperación del COVID-19”, ha mencionado Princesa Nono Simelela, asesora especial del Director General sobre Prioridades Estratégicas, incluida la eliminación del cáncer de cuello uterino.  
 
En este contexto, la OMS ha informado que también se han producido retrocesos. Por ejemplo, para muchas mujeres el acceso a los servicios de cribado ha disminuido y, según una encuesta reciente, en el 43 por ciento de los países se han producido interrupciones en el tratamiento del cáncer.
 
Asimismo, las tasas de vacunación contra el VPH a nivel mundial han caído del 15 por ciento en 2019 al 13 por ciento en 2020, producto de las perturbaciones que han afectado a los servicios de salud y el cierre de escuelas.
 
Unidad y movilización
 
La OMS se ha centrado en los nuevos avances en la prevención y el tratamiento del cáncer de cuello uterino, por ello ha publicado nuevas recomendaciones para orientar la investigación sobre tecnologías de detección basadas en la inteligencia artificial, que ayudarán a garantizar la detección temprana de las células pre-cancerígenas.
 
Adicional, ha anunciado la designación del primer Centro colaborador de la OMS para la Eliminación del Cáncer de Cuello de Útero, situado en la Universidad de Miami (Estados Unidos), que será crucial para la investigación y la asistencia técnica a los países que buscan alcanzar los objetivos de prevención y control del cáncer del cuello uterino.
 
Hace un año, 17 de noviembre de 2020, la OMS lanzó la estrategia mundial para acelerar la eliminación del cáncer del cuello uterino ’90-70-90’, que recoge tres ambiciosas metas para el próximo decenio, es decir, que el 90 por ciento de las niñas se vacunen contra el VPH, que el 70 por ciento de las mujeres se sometan a pruebas de detección de lesiones precancerosas y que el 90 por ciento de las que lo necesiten tengan acceso a tratamiento y cuidados paliativos.
 
De esta manera se podrían reducir los nuevos casos de cáncer de cuello uterino en más del 40 por ciento y prevenir 5 millones de muertes hasta el año 2050.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.