Edición Médica

Domingo, 01 de agosto de 2021
15:52
Ecuador | Colombia
Firmas
¿Cuándo es oportuno homenajear a un fisioterapeuta respiratorio?


Jueves, 03 de diciembre de 2020, a las 23:24
* Tatiana Escobar Haro. Docente PUCE / UDLA

Había una vez un héroe niño en la batalla de Pichincha, que perdió la vida defendiendo el sueño de la libertad. Había una vez cientos de fisioterapeutas de la especialidad de terapia respiratoria y un puñado de ellos en la maternidad: “Luz Elena Arizmendi”. El héroe solitario que forma parte de la historia de la libertad agotó su vida en una batalla y con su sacrificio se selló el triunfo del combate y hasta ahí las semejanzas de la comparación. Los y las fisioterapeutas de esta historia han librado miles de batallas desde marzo hasta ahora y las condiciones de su presencia no se han modificado…
 
Yo no voy a esperar para homenajear a los héroes caídos en el combate contra la pandemia sino a los héroes que han cumplido agotadores turnos de 24 horas atendiendo con apego a las más estrictas normas de bioseguridad en diferentes alas del hospital. A los héroes que han confiado en la garantía de sus derechos con apego a la ley humanitaria que en su artículo 25 establece la justificación de su presencia en el sistema de salud mediante la operativización del concurso de méritos y oposición. A los héroes y heroínas que se reconocen en una profesión feminizada por su identificación con los roles de cuidado. A los héroes que comparten las labores de cuidado en el hogar para que sus compañeras fisioterapeutas respiratorias de los hospitales públicos puedan cumplir sus turnos sin que se les acumulen las labores del espacio privado. Y finalmente son héroes y heroínas tan insustituibles que nadie más sabe armar un ventilador adecuado para cada paciente con la sencillez del deber cumplido.
 
La filósofa española Adela Cortina presenta la idea de“la excelencia en las profesiones de salud” que se alcanza cuando se puede apreciar el sistema del que todos formamos parte: los políticos, los pacientes, las y los miembros de las profesiones de salud, las familias etc.
 
El tiempo es propicio para el homenaje de una sociedad que debe salir diferente con una conciencia de sistema de salud donde todos, todas y todes somos corresponsables. Y donde se respeta la ley que reconoce el trabajo especializado del y de la fisioterapeuta porque los héroes vivos están aquí dando cara a la pandemialibrando mil batallas cada día.  Los homenajes se pueden disfrutar con concreción, así sea en la primera línea de un incierto combate del que no se ve el final.

MÁS ARTÍCULOS