Edición Médica

Sábado, 16 de octubre de 2021
09:58
Ecuador | Colombia
Salud Pública

WEBINAR
Un plan decenal, la propuesta de Salud para mejorar el acceso a tecnología sanitaria en el tratamiento del cáncer
¿Cómo mejorar las políticas de salud y tecnología sanitaria para los pacientes con cáncer?
Jueves, 23 de septiembre de 2021, a las 11:14
Henry Caballero, Rodrigo Henrquez, Jorge Moncayo, Diego Jimbo.

Henry Caballero, Rodrigo Henríquez, Jorge Moncayo, Diego Jimbo.


Cristina Coello. Quito
Con la llegada de un nuevo gobierno se ha generado expectativa sobre un posible nuevo rumbo que le pueda dar al sistema nacional de salud. Los diferentes actores ansían conocer las posibles soluciones a las serias limitaciones que tiene actualmente.
 
En un nuevo webinar organizado por EDICIÓN MÉDICA, Rodrigo Henríquez, coordinador general de Desarrollo Estratégico del Ministerio de Salud (MSP); Henry Caballero, director médico de SOLCA; Jorge Moncayo, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Oncología (SEO),; y Diego Jimbo, coordinador de Acuerdo contra el Cáncer; con quienes se ha analizado lo que se requiere para formular políticas de salud que faciliten el acceso a tecnología, específicamente para pacientes con cáncer en Ecuador.
 
Henríquez (MSP) ha revelado que en primer lugar la institución está reordenándose y parte de ese trabajo incluye el planteamiento de un Plan Decenal de Salud que, entre otras cosas, incorporará “desde aspectos relacionados a determinantes de la salud, intervenciones intersectoriales, promoción de la salud, hasta el financiamiento” del sistema.
 

Rodrigo Henríquez.

El funcionario ha dejado claro que muchos de los problemas en los servicios sanitarios públicos han sido “la falta de capacidad de gestión” y por otro lado “la necesidad de volver a sentarnos con los actores del sistema de salud: sociedad civil, establecimientos, gremios, representantes de los diferentes subsistemas, para alcanzar un acuerdo nacional”.
 
“Como sociedad debemos establecer qué tipo de sistema de salud queremos, cómo financiarlo, como lo vamos a articular, y eso es parte del trabajo que en este momento se está realizando con un plan de decenal”, ha mencionado.
 
Y parte de ese plan requiere además mejorar y articular los sistemas de información, con cuyos datos se podrá planificar y tomar decisiones. Henríquez ha admitido que ese aspecto es una gran debilidad del MSP, no solo en cáncer, sino en casi todas las patologías.
 
“No hay una adecuada coordinación de información de los diferentes subsistemas de salud” ha reconocido el coordinador, pero ha asegurado que el gobierno justamente está discutiendo “una agenda digital” que facilite la inter-operatividad entre los diferentes actores del sistema de salud.
 
“En este momento no tenemos la capacidad para hacer recolección sistemática y permanente de datos, dependemos de los esfuerzos de otras instancias como, por ejemplo, el registro nacional de tumores de SOLCA”.
 
Henríquez se ha manifestado confiado en el sentido de que se pueden “crear sinergias para potenciar los sistemas de información” ya existentes. “Por parte del gobierno existe toda la predisposición para generar estas sinergias e ir construyendo este sistema de registros sistemáticos de información porque nos va a servir a todos para tomar decisiones”, ha insistido.
 
El funcionario ha considerado que sin las mejoras en esos sistemas de información no se logrará transparentar los costos (sociales, individuales, económicos) de la atención del cáncer en específico, y de otras condiciones, ni tampoco se podrá planificar una respuesta adecuada a esa y otras enfermedades.
 
Por otro lado, el coordinador ha dejado claro que en condiciones como el cáncer “hay problemas estructurales. Estamos invirtiendo muy poco en prevención y detección oportuna y más bien estamos atendiendo las secuelas. Hay algunos avances, como la vacunación para VPH y hepatitis, que pueden prevenir canceres. Pero aún falta mucho por trabajar”.
 
En este último aspecto, han coincidió con Henríquez el director médico SOLCA, Henry Caballero; el presidente de la SEO, Jorge Moncayo; y el coordinador de Acuerdo contra el Cáncer, Diego Jimbo, en el sentido de que hoy más que nunca, se hace prioritario fortalecer el primer nivel para mejorar la detección oportuna del cáncer.
 

Diego Jimbo.

Jimbo ha recalcado en que “si la cabeza (MSP) no tiene las reglas claras” no habrá una adecuada atención al cáncer. “Necesitamos una autoridad sanitaria que ponga orden porque ahora no tenemos un verdadero sistema de salud, hay múltiples subsistemas y cada uno por su lado”, ha dicho.
 
Por su parte, Moncayo ha insistido en que, si es posible una detección oportuna del cáncer en el primer nivel, siempre y cuando el personal sanitario esté debidamente capacitado. “Solo así veremos menos pacientes con estadios avanzados y más pacientes curados. Cada nivel debe cumplir su función”.
 
Según el presidente de la SEO “se previene en primer nivel, se supone que el recurso humano y de estructura debe permitirlo. En el nivel 2 de atención, debe haber una parte de la especialidad para diagnosticar y en tercer nivel ya se debe dar tratamiento. En la actualidad, es el tercer nivel donde se hace desde diagnóstico hasta tratamiento y es donde llegan los pacientes en estadios avanzados y eso hace que el presupuesto se consuma allí”.
 
Por eso ha sentenciado que, sin la orientación de la autoridad sanitaria, en base a la pirámide organizacional y sin fortaleza en los diferentes niveles de atención, “estaremos igualito siempre”.
 
Jimbo ha aprovechado el espacio para proponer la elaboración de guías de práctica clínica en cáncer, para el primer nivel de atención “porque la gran mayoría de profesionales de la salud no sabe diagnosticar y se pierde tiempo” y no habrá medicamento innovador que pueda hacer algo.
 
En ese sentido, ha sido enfático en señalar que “más que nuevas tecnologías para hacer diagnostico necesitamos capacitar. Que exista voluntad para hacerlo, porque desde que el paciente pasa por el primer nivel y llega a tercer nivel pasan meses. Todo ese tiempo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte”.
 

Henry Caballero.

En cambio, para Caballero, cualquier estrategia de tratamiento integral del cáncer debe considerar el financiamiento como uno de los elementos importantes, pues de eso dependerá la sostenibilidad del sistema.
 
El director ha recordado que SOLCA invirtió los últimos años en nueva tecnología que ha permito dar tratamiento a muchos pacientes como es el caso de la radiación de cuerpo entero, pero, por otro lado, ha debido sortear dificultades al no disponer de los recursos suficientes para ofrecer nuevos fármacos incluidos en el Cuadro de Medicamentos Básicos (CMB).
 
“SOLCA ha debido incrementar aproximadamente un 50 por ciento su presupuesto para intentar suplir esa incorporación de nuevos fármacos que se realizó en la última revisión. Esas incorporaciones deben ser bien meditadas, de lo contrario no habrá instancia de salud que aguante frente a una gran demanda”, ha observado.
 
“Estos 18 medicamentos seguro entraron con una buena evaluación de costo beneficio, pero el financiamiento es lo importante. De lo contrario habrá pacientes que exigen esos medicamentos del cuadro y probablemente no los podemos dar, por falta de recursos para dar sostenibilidad a esos tratamientos”, ha explicado el director médico.
 
Así pues, ha sugerido que al aprobar un nuevo fármaco o tecnología de alta inversión “se tiene que sopesar los costos” y ha puesto de ejemplo el caso de dos fármacos de integración para tratar a 63 pacientes en SOLCA, los cuales representaban una inversión del 40 por ciento de del presupuesto de la institución.
 
“La pregunta fue: si atendemos esa demanda, ¿a quién dejamos de atender? Atendemos a los 63 o a los otros 1.300 pacientes con las cosas que tenemos”, ha relatado.
 
De allí que la inversión en nuevas tecnologías y terapias dirigidas o farmacología “tiene que ser bien medida”, ha insistido Caballero, quien también ha aceptado la inclusión de nuevas estrategias de negociación con las farmacéuticas, pero eso deberá ser llevado estrictamente desde el Estado, pues si lo hace cada institución, “el beneficio es muy marginal”.
 
En ese sentido, Henríquez ha asegurado que el nuevo gobierno está efectivamente haciendo acercamientos directos con la industria, “no específicamente en cáncer, sino en otras condiciones de alto costo”, precisamente para buscar mejores condiciones de acceso a las nuevas tecnologías de tratamiento, que a posterior incluirán el cáncer.
 
En ese punto, el representante del ministerio también ha reconocido que también se requieren reformar los mecanismos de contratación pública, pues los actuales muchas veces se convierten en una barrera a mejores condiciones de negociación y/o acceso a nuevas tecnologías.
 
“El hablar en Ecuador de acuerdos de acceso gerenciado a medicamentos, pago por resultados, acuerdos de precio volumen y otros, no es posible, porque la ley no lo permite y si no modificamos este tipo de barreras, vamos a seguir desperdiciando recursos y oportunidades”, ha admitido.
 
Conclusiones
 

Jorge Moncayo.

Tras el conversatorio, Caballero y Moncayo han concluido en que además de orden desde la autoridad sanitaria, se requiere guías de práctica clínica adaptadas a la realidad nacional, pues el adaptar las internacionales puede generar costos sanitarios tan altos que no serían aplicables.
 
Moncayo también ha recalcado que para hacer las guías son necesarios datos actualizados y en ese sentido Henríquez ha asegurado que la actual administración se ha propuesto impulsar la historia clínica digital y el mejoramiento de la transmisión de datos entre instituciones.
 
Por su parte, Jimbo ha dejado claro que las nuevas tecnologías y la innovación es importante, pero “hay que tener cuidado” pues en las actuales circunstancias “lo importante es invertir en lo que ya tenemos, que está parado, dañada o sin insumos. Sí necesitamos más equipamiento, pero primero hay arreglar lo que tenemos y desechar lo que ya no sirve para optimizar”, ha reiterado.

Finalmente, Henríquez ha asegurado que el MSP y el gobierno “desea crear una ventana de oportunidad para construir esos acuerdos sociales” que permitan construir un mejor sistema de salud e insistió en que “las puertas están abiertas” para conversar y plantear esas estrategias que mejoren la respuesta a las demandas sanitarias de los ciudadanos.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.