Edición Médica

Domingo, 25 de octubre de 2020
11:15
Ecuador | Colombia
Salud Pública

ALTA ESPECIFICIDAD
Pruebas de antígeno, la nueva herramienta en la detección de la COVID-19
Puede convertirse en un poderoso instrumento de salud pública
Martes, 06 de octubre de 2020, a las 09:42

Identifica la envoltura de las proteínas del virus.


Cristina Coello. Quito
Detectar cuanto antes los casos positivos de COVID-19 es primordial para evitar la expansión del virus. Para ello son necesarias las pruebas diagnósticas y la técnica con mayor seguridad hasta ahora, ha sido la de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).
 
Pero ahora, el país ya cuenta con las pruebas de antígeno, una nueva herramienta de diagnóstico temprano, rápido y fiable, que además cuentan con el aval de la FDA (Food and Drug Administration), el CDC (Centro para Control de Enfermedades) de Estados Unidos y por la OMS (Organización Mundial de la Salud), entre otras instituciones.
 
Byron Núñez, médico infectólogo y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Central del Ecuador (UCE) ha explicado a EDICIÓN MÉDICA que las pruebas de antígenos permiten identificar la envoltura de las proteínas del virus, a diferencia de las PCR que reconocen el material genético que se encuentra dentro del virus.
 
El experto ha sido enfático en señalar que estas pruebas de antígeno permiten realizar un “descarte confiable y rápido de la enfermedad a las personas con síntomas respiratorios”, de tal manera que los afectados puedan adoptar de forma oportuna las medidas de aislamiento y manejo de la enfermedad.

Simed, líder en el ámbito de la salud, especializada en equipos, dispositivos médicos y soluciones tecnológicas de clase mundial, basada en un sistema de gestión soportado en eficiencia, calidad y ética, es proveedora de las pruebas de antígenos en Ecuador, pruebas con muy alta especificidad de resultado, es decir que cuando salen positivas son indicativas de que el paciente posee la infección con gran certeza. Se considera que esta prueba será de gran soporte para afrontar la pandemia en este momento, sobre todo para países con altos indicios de contagio y con una economía que necesita pruebas confiables y de bajo costo.
 
Más pruebas en más lugares
 
Aunque esta nueva prueba rápida posee alta sensibilidad diagnóstica, no reemplaza a la PCR, ha aclarado Núñez, pero su uso puede reducir los costes sanitarios porque es de fácil realización, no necesita de instrumentos ni infraestructura de laboratorio molecular o personal médico lo suficientemente entrenado, y su costo es reducido.
 
“Lo que sí se necesita es mantener los protocolos de bioseguridad de manejo de muestras respiratorias, en pacientes con sospecha de SARS-CoV-2”, ha recalcado el especialista.
 
“Con ello se hace posible realizar muchas más pruebas en los sitios de atención (primaria), detectando y aislando a tiempo a las personas positivas” y puede ser una potencial herramienta para las provincias o zonas donde no existe un laboratorio capaz de procesar pruebas PCR, así como para las poblaciones lejanas, ha estimado el especialista.
 
La prueba
 
La metodología de uso de esta prueba es similar a la PCR. Requiere un hisopado en la cavidad nasofaríngea del paciente, cuya muestra es colocada en un kit de análisis que arroja los resultados mediante un sistema colorimétrico en un lapso de 15 a 30 minutos.
 
La especificidad de la prueba alcanza el 99,68 por ciento en pacientes con síntomas, lo cual “la cual iguala a la prueba PCR en términos de confirmación de la enfermedad. La diferencia está cuando el resultado es presuntamente negativo”, ha recalcado Núñez, quien añadió que en esos casos (tras un juicio clínico) es necesario descartar con una prueba molecular.
 
El infectólogo ha aclarado que no se debe confundir a estas pruebas como de autodiagnóstico, no están hechas para que se lo hagan los pacientes como si fuera una prueba de embarazo, pues tomar una buena muestra nasofaríngea con el hisopo requiere ciertos conocimientos sanitarios.
 
Tampoco sirve para los asintomáticos o presintomáticos, ya que esos pacientes tienen menor carga viral y el espacio para detectar el antígeno está en los primeros 7 días de síntomas.
 
Sin embargo, el kit no necesita maquinaria de laboratorio y lo puede realizar un equipo médico desplazado a domicilios o en una unidad de salud de primer nivel.
 
La tres C de coronavirus
 
Aunque los avances en la detección de COVID-19 son importantes, Núñez ha recalcado que no por ello “vamos a relajar” las medidas de prevención y seguridad. También ha recomendado a los profesionales de la salud difundir las ‘tres C del coronavirus’:  evitar la cercanía entre personas, evitar los lugares cerrados y evitar lugares concurridos.
 
Además, ha insistido en que “seguimos en riesgo” y por eso se hace prioritario destacar el rol de los médicos en la prevención y promoción de la salud. Ante ello, ha exhortado continuar con el uso adecuado de mascarilla, la higiene de manos, ventilación del ambiente, higiene de superficies y el distanciamiento físico.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.