Edición Médica

Jueves, 26 de enero de 2023
20:03
Ecuador | Colombia
Salud Pública

FORO ECONÓMICO MUNDIAL
La OMS estima pérdidas de 1 billón de dólares al año por los problemas de salud mental relacionadas al trabajo
En promedio, los países gastan alrededor del 2 por ciento de su presupuesto de salud en salud mental
Viernes, 20 de enero de 2023, a las 12:51

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.


Redacción. Quito
Durante el Foro Económico Mundial 2023 que se ha realizado en Davos (Suiza), el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha exhortado a los empleadores y empresarios aplicar tres acciones para mejorar la salud mental en el trabajo.
 
Tras reconocer que la crisis mundial ha puesto de relieve las brechas en la capacidad de los países para apoyar la salud mental en el trabajo, también ha recalcado que “así como los empleadores tienen la responsabilidad de proteger la salud física de sus trabajadores de los riesgos de seguridad y salud en el trabajo, también tienen la responsabilidad de apoyar su salud mental”.
 
En ese sentido, Tedros ha dado tres acciones concretas para mejorar la salud mental en el trabajo: “Primero, los empleadores pueden prevenir las condiciones de salud mental relacionadas con el trabajo identificando y modificando, mitigando o eliminando los riesgos para la salud mental”.  
 
Su segunda propuesta ha sido proteger y promover la salud mental en el trabajo, “capacitando a los gerentes para identificar y actuar sobre las fuentes de estrés laboral, fortalecer las habilidades de gestión y reconocer y responder a la angustia emocional”. 
 
Finalmente ha pedido a los empleadores “apoyar a las personas con problemas de salud mental haciendo ajustes a las necesidades y capacidades del trabajador, apoyando a las personas para que regresen al trabajo y a través de programas para ayudar a las personas con problemas de salud mental a ingresar al empleo”.
 
Pandemia y salud mental
 
Durante su conferencia en Davos, el director de la OMS ha recalcado que la pandemia de COVID-19 ha cobrado un enorme precio en la salud mental, “un precio que todavía estamos tratando de comprender por completo”.
 
Cabe mencionar que la OMS estimó que 1 de cada 6 adultos en edad laboral experimentaba algún tipo de trastorno mental antes de la pandemia y que, durante ella, la depresión y la ansiedad aumentaron en más del 25 por ciento.
 
Así mismo, Tedros ha mencionado que la crisis mundial (económica, social, política) ha puesto de relieve las brechas en la capacidad de los países para apoyar la salud mental en el trabajo.
 
Según ha mencionado, a partir de 2020, solo el 35 por ciento de los países informaron tener programas nacionales para la promoción y prevención de la salud mental relacionada con el trabajo.
 
Las millonarias pérdidas
 
Según el director de la OMS, hay muchas maneras en que el trabajo puede afectar negativamente la salud mental, incluso a través de la intimidación y el acoso, la violencia sexual, la desigualdad y la discriminación, el racismo, las grandes cargas de trabajo, los salarios insuficientes, una cultura tóxica y más.
 
Pero también ha dejado claro que el trabajo puede proteger la salud mental, “brindando un sentido de identidad y propósito y, por supuesto, ingresos. Y para las personas con problemas de salud mental, el buen trabajo puede promover la recuperación y la inclusión en la comunidad”. 
 
De allí que según Tedros, existe un gran interés económico para que los empleadores apoyen la salud mental de sus empleados.
 
“Se estima que cada año se pierden 12.000 millones de días laborales debido a la depresión y la ansiedad, lo que le cuesta a la economía mundial aproximadamente 1 billón de dólares al año”, ha advertido.
 
Por otro lado, ha criticado que, en promedio, los países gastan alrededor del 2 por ciento de su presupuesto de salud en salud mental, y en algunos países hay tan solo dos trabajadores de salud mental por cada 100.000 personas.
 
Y, a pesar de que esa inversión es muy baja, las condiciones de salud mental se encuentran entre los principales contribuyentes a la carga mundial de enfermedades.
 
Pero ha matizado que existen medidas positivas comprobadas que se pueden tomar para mejorar la salud mental en el trabajo.
 
En ese sentido ha mencionado las directrices de la OMS sobre salud mental en el trabajo y ha recordado que el organismo ha producido recomendaciones basadas en evidencia para abordar de manera efectiva la salud mental en el trabajo. Y junto con la Organización Internacional del Trabajo, se ha publicado un resumen de políticas para apoyar la implementación de las recomendaciones.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.