Edición Médica

Jueves, 22 de abril de 2021
21:44
Ecuador | Colombia
Salud Pública

SITUACIÓN DE LAS AMÉRICAS
En el Día Mundial de la Salud la OPS advierte que no hay suficientes vacunas contra la COVID-19
La pandemia profundizó las desigualdades en la región
Miércoles, 07 de abril de 2021, a las 13:27

Carissa Etienne directora de OPS.


Cristina Coello. Quito
En el Día Mundial de la Salud (7 de abril) la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, ha calificado de "preocupante" el alza de infecciones de COVID-19 en Sudamérica.
 
"Las infecciones por COVID-19 continúan aumentando en las Américas, pero en ningún lugar son tan preocupantes como en Sudamérica, donde los casos aumentan en casi todos los países", ha dicho Etienne en rueda de prensa virtual.
 
Ha señalado que en Ecuador y Perú las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están llegando a su capacidad máxima, mientras en zonas de Bolivia y Colombia los contagios se han duplicado. Así mismo, Brasil y Argentina estuvieron la última semana entre los diez países con el mayor número de nuevos contagios en todo el mundo.
 
“Hoy día celebramos el Día Mundial de la Salud, y es cuando todos reflexionamos sobre la promesa de lograr salud para todos.  No hay mejor momento para hablar sobre la necesidad de un cambio urgente, pues el último año este virus ha profundizado en gran medida las desigualdades que ha divido desde hace ya mucho tiempo la región”, ha sostenido Etienne.
 
Por ello, la directora ha insistido en que se requiere la “acción resuelta de gobiernos locales y nacionales, así como la vigilancia constante de todos nosotros para lograr desacelerar e interrumpir el contagio de COVID-19”.
 
En este día, Etienne ha instado a los países de la región a “convertir a la equidad en la fuerza rectora de la respuesta a la COVID” y en ese sentido ha solicitado a los gobiernos a priorizar las inversiones en salud como la estrategia efectiva “para mantener a las personas seguras y saludables”, lo cual según ella repercutirá en sus economías. “La salud debe ser esencial para construir sociedades más resistentes y reducir la desigualdad”, ha insistido.
 
Por otro lado, ha resaltado el avance de los programas de vacunación en la región, pero ha sido enfática en señalar que el “progreso actual está lejos de alcanzar la cobertura necesaria para proteger a los grupos más vulnerables”.
 
También ha recalcado que las vacunas “aún no son el método principal para controlar la transmisión. Como hemos repetido, debemos ajustar las medidas de salud pública. Una vez más los gobiernos deben seguir asesorando a su población”, ha dicho Etienne.
 
A decir de la directora de OPS, la lucha efectiva contra de la COVID será imposible sin enfrentar algunas desigualdades y solicitó más respaldo a los más vulnerables. Y en ese sentido ha recordado que la mitad de la población activa en la región depende de la economía informal y quedarse en casa puede significar la pérdida del sustento diario de estas personas.
 
Para quienes perdieron el empleo y otros 22 millones de personas en la región que entraron en situación de pobreza este año, “la presión financiera de la pandemia ha sido devastadora”.
 
Entre tanto, Sylvain Aldighieri, gerente de incidentes para COVID-19 de la OPS, también se ha mostrado preocupado por la situación en Brasil. “En este momento el riesgo de una epidemia masiva en la región aún existe”, ha dicho.
 
Respecto a la vigilancia genómica del virus SARS-COV-2 ha informado que, hasta el 5 de abril, 35 países y territorios de las Américas habían reportado al menos una variante de alta preocupación, pero también 20 de esos países han detectado las variantes B1 (británica B.1.1.7 y la sudafricana B.1.351).
 
No hay vacunas en ninguna parte
 
Por su parte, Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS ha insistido en que el objetivo de las vacunas es utilizarlo en salud pública. “No hay vacunas sobrantes en ninguna parte, todavía hay un acceso muy limitado” y por lo tanto no hay disponibilidad para quienes quieren pagar por ellas”.
 
Aun así, “desde un punto de vista ético, hay que utilizarlas para salvar vidas primero y luego para alcanzar el control de la transmisión. El gasto de bolsillo para vacunas puede ampliar las inequidades que desafortunadamente la pandemia ha subrayado en la región”, ha advertido.
 
Barbosa ha informado que actualmente en algunos países hay proyectos de transferencia de tecnología para la producción de vacunas, es el caso de Brasil, México y Argentina (procesos de Aztra Zeneca y Sinovac). Mientras en Cuba ya está en fase 3 un ensayo clínico de su vacuna.
 
Sin embargo, Etienne ha dejado claro que no es sencilla la transferencia de tecnología para la producción de vacunas. “En esta región vamos a tener que movilizar nuestras instalaciones de producción y organizar las plataformas. Estamos trabajando con socios en el sistema interamericano para avanzar en este frente. Alcanzar la equidad y distribuir tantas vacunas como sea posible es lo que buscamos”, ha añadido.
 
El dato

Según OPS más de 210 millones de dosis han sido administradas en 49 países y territorios de las Américas. El fondo rotatorio ha entregado más de 2,8 millones de vacunas a 26 países.
 
“Las vacunas son solo una parte de nuestra respuesta y debemos seguir dependiendo de las medidas de salud pública para mantener a nuestras poblaciones seguras”, ha insistido Etienne.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.