Edición Médica

Jueves, 26 de enero de 2023
20:28
Ecuador | Colombia
Salud Pública

DESDE SOLCA
El sarcoma es un tumor difícil de alertar a tiempo, ¿por qué?
La enfermedad puede ser asociada a síndromes como neurofibromatosis, síndrome de garners, entre otros
Martes, 19 de julio de 2022, a las 11:37
SOLCA atiende ms de 200 casos al ao.

SOLCA atiende más de 200 casos al año.


Redacción. Quito
El sarcoma es uno de los cánceres que no puede ser prevenido, ya que es difícil determinar los factores de riesgo que causan la enfermedad, sea en huesos o en tejidos blandos, sin embargo, de ser diagnosticado a tiempo puede ser tratado y curado.
 
A SOLCA Matriz Guayaquil llegan más de 200 nuevos casos de sarcoma por año y representan el 2 por ciento de la generalidad de los tumores.
 
Por este motivo, según expertos de SOLCA, la principal recomendación es que si una persona encuentra algún tumor o protuberancia (bolita), conocida comúnmente como lobanillo, en las partes blandas o en cualquiera de sus regiones anatómica, no lo considere algo simple y normal, sino acuda de inmediato a un especialista, ya que existen muchas lesiones benignas como lipomas que pueden confundirse con lesiones más graves
 
Todos los sarcomas son peligrosos, pero que hay sarcomas de alto grado de malignidad que son muy graves, que llegan a producir metástasis y que se extienden mucho más rápidamente. Asimismo, hay otros de bajo grado que son tumores que dan más a una morbilidad local. “Los dos son malignos, pero el uno es menos agresivo”, ha explicado Mario Leone, jefe de Cirugía, Sarcomas y Partes Blandas de SOLCA.
 
Aquí un problema: a veces los sarcomas se ubican en áreas voluminosas como glúteos, muslos, abdomen o tórax, donde no se notan con facilidad hasta que son muy grandes y molestan. Asimismo, las personas con sobrepeso no se dan cuenta hasta que realmente está muy grande.
 
Y poderlos identificar a tiempo es fundamental, ya que la única manera de curar un sarcoma de tejidos blandos es extrayéndolo mediante la cirugía. Por lo tanto, este procedimiento es parte del tratamiento de todos los sarcomas de tejidos blandos, siempre que sea posible.
 
Por otra parte, “cuando el sarcoma está en las extremidades tratamos de conservar el miembro. Las amputaciones solo se definen para los casos en los que ya no se pueda hacer algo local. Una amputación puede que no resuelva el problema porque independientemente del procedimiento puede dar una metástasis pulmonar”, ha añadido el experto. 
 
En este sentido, Leone ha mencionado que a SOLCA llegan pacientes con sarcomas manipulados, lo cual es un factor determinante para la recurrencia de los tumores de partes blandas.
 
En el caso del sarcoma osteogénico o cáncer a hueso primario este se origina en las células de los huesos y, en la mayoría de los casos, afecta a personas jóvenes de entre 10 y 30 años de edad. Solo alrededor un 10 por ciento de los casos de osteosarcoma se presenta en personas de entre 60 y 79 años.
 
No obstante, los sarcomas de tejido blando son más conocidos por ser de índole genético o porque se manifiestan en personas con ciertas enfermedades hereditarias, con anomalías en el sistema inmunitario o exposición a sustancias químicas.
 
Los sarcomas pueden ser asociados a síndromes como neurofibromatosis, síndrome de garners, quistes odontogénicos, pólipos intestinales, entre otros, ha detallado el experto.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.