Edición Médica

Domingo, 25 de septiembre de 2022
09:35
Ecuador | Colombia
Salud Pública

INFORME
América se aproxima a las metas de reducción del consumo de tabaco de la OMS
El cigarrillo electrónico pone en peligro los logros
Jueves, 18 de agosto de 2022, a las 10:11
Medidas de reduccin del consumo de tabaco.

Los progresos no han sido uniformes en la región.


Redacción. Quito
La región de las Américas se encamina a cumplir con las metas de reducción del consumo de tabaco y otras de las medidas propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2025, según un informe presentado este lunes por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
 
26 de los 35 Estados americanos ya han implementado al menos una medida del paquete técnico MPOWER al más alto nivel de aplicación, con lo que se calcula que un 96 por ciento de la población regional está "protegido contra los daños del tabaco". Pero también se ha mencionado que algunas de las medidas “han avanzado con lentitud, y nueve países todavía no han adoptado ninguna”.
 
"Es probable que la región esté en camino de lograr una reducción relativa de 30 por ciento en la prevalencia del consumo de tabaco en las personas de 15 años o más para el año 2025", ha estimado el estudio, que toma en cuenta las medidas adoptadas por los países del continente en el período 2018-2021.
 
El informe ha analizado el cumplimiento de la Convención Marco para el Control del Tabaco que la OMS anunció en 2008 y que propone, entre otras medidas conocidas como MPOWER, la creación de zonas libres de humos, advertencias en los paquetes, prohibición de la publicidad, aumentos de impuestos al tabaco o campañas de concienciación.
 
En ese sentido, se ha resaltado que Sudamérica se convirtió en enero de 2021 en la primera zona del continente americano "100 por ciento libre de tabaco" en ambientes cerrados y en espacios abiertos concurridos, con la prohibición dictada por Paraguay, que se sumó así a los otros países de la región.
 
El documento ha informado que solo seis países (Brasil, Canadá, El Salvador, Estados Unidos, Jamaica y México) cuentan con líneas telefónicas oficiales y gratuitas para asistir a quien desea dejar de fumar y otros servicios de apoyo en el ámbito de la salud pública.
 
Junto con Europa, el continente americano "muestra la diferencia más pequeña en la prevalencia del consumo actual de tabaco entre las mujeres y los hombres adultos".
 
En ese punto, también señala que, para 2020, "la prevalencia más alta de consumo" de tabaco entre las personas adultas sigue registrándose en Chile (29,2 por ciento), y la más baja, en Panamá (5,0 por ciento).
 
Entre los jóvenes de entre 13 y 15 años, la menor tasa de consumidores de tabaco se ha registrado en Brasil, con un 6,9 por ciento, en tanto que la más alta se presenta en Dominica, con un 25,3 por ciento.
 
El informe también pide a los Estados mantenerse alertas frente al "desarrollo y la accesibilidad cada vez mayores de la categoría de productos de tabaco y nicotina nuevos y emergentes", entre los que cita los cigarrillos electrónicos.
 
"De los 26 países de la región con información sobre cigarrillos electrónicos, Estados Unidos tiene la prevalencia más alta de consumo" entre los jóvenes, con un 19,6 por ciento, mientras que Brasil ostenta la más baja, con apenas un 0,2 por ciento.
 
El informe ha añadido que "en todos los países con datos disponibles, el consumo de cigarrillos electrónicos es más frecuente en los adolescentes varones", con las excepciones de Venezuela y Colombia, "donde la prevalencia del uso" es "casi igual tanto en mujeres como en hombres jóvenes".
 
“El tabaco causa casi un millón de muertes anuales en la región y es el único producto de consumo legal que mata hasta a la mitad de los que lo consumen”, ha señalado Anselm Hennis, director del Departamento de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la OPS. “Ante esta enorme amenaza, la respuesta debe ser igualmente agresiva. Las medidas de control funcionan y debemos avanzar más rápidamente en la aplicación de todas ellas”.
 
La OPS ha recomendado a los gobiernos que pongan en marcha reglamentaciones para evitar que los no fumadores empiecen a consumir estos productos, impedir que el consumo de tabaco vuelva a normalizarse en la sociedad y proteger a las generaciones futuras.
 
El dato
 
En el informe se ha insistido en que el consumo de tabaco es el principal factor de riesgo en seis de las ocho principales causas de muerte en el mundo, así como para las cuatro enfermedades no transmisibles más prevenibles y prevalentes: cardiovasculares, diabetes, cáncer y afecciones respiratorias crónicas.
 


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.