Edición Médica

Jueves, 28 de mayo de 2020
14:26
Ecuador | Colombia
Profesionales
DOCUMENTO TÉCNICO
La PUCE evidencia ineficacia en uso de ciertas terapias alternativas para prevenir el CoVID19
Dióxido de cloro, ozonoterapia y agua de mar son algunos tratamientos usados para la prevención y tratamiento de SARS COV2
Miércoles, 13 de mayo de 2020, a las 17:39

Felipe Moreno-Piedrahita Hernández, docente de la PUCE.


Gabriela Quinchaguano.Quito
Hasta la fecha la pandemia ha dejado más de 4 millones de casos CoVID19, con más de 294.000 muertes a nivel mundial, y no existe una vacuna, ni un tratamiento efectivo que actúe en contra de este nuevo virus.
 
No obstante, en nuestro país y en otras regiones del mundo han surgido múltiples tratamientos con sustancias empíricas, con un sustento experimental nulo y que han sugerido la prevención o tratamiento de la infección por SARS COV2.
 
Es así que, la Facultad de Medicina de Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), ha efectuado un análisis concreto sobre la aplicación de tratamientos como: dióxido de cloro, ozonoterapia y agua de mar propuestas como terapias alternativas para prevención el CoVID19, con el fin de mejorar la eficiencia de los recursos sanitarios para hacerle frente a la pandemia.
 
Felipe Moreno-Piedrahita Hernández, especialista en Medicina Familiar y evaluación de Tecnologías Sanitarias, ha conversado con EDICIÓN MÉDICA sobre como "la falta de información a veces puede ser usada a modo de tergiversación de lo que nos ha indicado la información biomédica”, por ello el investigador ha denotado la importancia de realizar este tipo de documentos, con el fin de facilitar la filtración de las investigaciones que los profesionales de la Salud están adquiriendo constantemente.

El documento técnico ha evidenciado varias puntualizaciones sobre el “uso parenteral del agua de mar”, en el que se ha recalcado que podría ocasionar “infecciones severas y trastornos de los electrolitos”, por lo que no se recomienda utilizar agua de mar en nebulizaciones por el riesgo de aerolización del nuevo virus.
 
De igual manera, el dióxido de cloro en seres humanos se ha asociado con hemolisis, daño miocárdico y alteraciones genéticas, así como también, las alteraciones hemáticas que puede generar la terapia con ozono, según lo ha indicado el informe, realizado por un grupo de profesionales especializados en la síntesis de evidencia científica.
 
 
En el contexto de la pandemia, especialista ha enfatizado que, “al existir tanta información sobre tratamientos experimentales que no se han probado al 100 por ciento en su eficacia, lastimosamente, los profesionales de la Salud, no mantienen la suficiente experticia al momento de filtrar los datos que proporcionan las “nuevas investigaciones”.
 
Sobre la toma de decisiones en pacientes con CoVID19

Moreno-Piedrahita ha manifestado que, en medio de la emergencia sanitaria, el rol de la academia ha sido muy importante, pues se ha logrado establecer síntesis de información que ha permitido a los profesionales de la Salud, “consumir información de fuentes pre-filtradas   de personas que ya cernieron la misma antes de emplearla”.
 
Por lo que, el docente también ha indicado que la toma de decisiones precipitadas, puede causar más daño a los pacientes, ya que “se ha cometido el error de basarse en el criterio de un solo profesional de la Salud o de una página informativa a nivel comunitario, que no ha tenido sustento científico o comprobado”.
 
Recomendaciones para evitar ‘infoxicación’

El investigador ha reiterado que ha sido necesario mantener un “control post registro de los productos que se están expendiendo”, así como también se debe dejar en claro “las indicaciones para el cual, el producto fue aprobado en su registro, por lo que no podrá utilizarse en ningún otro aspecto”.
 
Finalmente, “necesitamos ser críticos, como profesionales y no debemos regirnos a comentarios de un solo profesional y asumir que es válido, es indiscutible que estamos en una época de estrés sin medida, tanto médicos como pacientes, por lo que es de vital importancia no inundarnos de otro tipo de información no comprobada y mucho menos no sustentada (infoxicación)”, ha argumentado el docente.
 
El dato

Al momento la PUCE se encuentra completando aspectos informativos respecto a otros tratamientos experimentales como: los anticuerpos monoclonales, investigación en otros antivirales y la búsqueda de información del uso de tratamientos homeopáticos.
 
“Como academia hemos tratado de vincular a los profesionales que estamos formando, por ende, estamos desarrollando su capacidad de búsqueda y de formulación de documentos informativos sobre: el uso de mascarillas, proceso de intubación, gastroenterología, endoscopía”, ha concluido Moreno-Piedrahita.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.