Edición Médica

Jueves, 28 de mayo de 2020
12:30
Ecuador | Colombia
Profesionales
EDUCACIÓN Y SALUD
El recorte presupuestario en Educación puede aumentar la brecha de profesores en las carreras de Salud
La emergencia sanitaria evidenció necesidades postergadas por la educación superior que afectan severamente al país
Martes, 12 de mayo de 2020, a las 18:12

Patricio Espinosa, jefe de la Unidad de Neurociencias de la FCM de la UCE.


Gabriela Quinchaguano.Quito
El 11 de mayo de 2020, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha expresado, a través de su cuenta de Twitter, su preocupación por el recorte de más de 98 millones de dólares a 32 universidades y escuelas politécnicas públicas, en el marco de la emergencia sanitaria por CoVID19 en Ecuador.
   
Es así que varias agrupaciones de estudiantes y defensores de la educación pública ya han efectuado una demanda en la Corte Constitucional, afirmando “el incumplimiento del artículo 165 de la Constitución del Ecuador, donde señala que durante el Estado de Excepción se pueden utilizar los fondos públicos destinados a otros fines, excepto los correspondientes a salud y educación”.
 
EDICIÓN MÉDICA ha conversado con Patricio Espinosa, docente y jefe de la Unidad de Neurociencias de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central del Ecuador (UCE), quien ha manifestado sus conjeturas sobre el peligro de no priorizar la educación y Salud para afrontar la crisis sanitaria en el país.
 
¿Condidera usted que la educación y Salud son ámbitos que deberían converger como uno solo en la lucha por afrontar la emergencia sanitaria en Ecuador?

Claro que sí, recordemos que el concepto universal de Salud según la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la Salud es un estado de completo bienestar físico, mental, social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.
 
Por lo que hay que puntualizar que las acciones fundamentales de Salud, en orden lógico son: 1) Educación, 2) Prevención, 3) Diagnostico, 4) Tratamiento y 5) Rehabilitación.
 
Por tanto, Salud y Educación son sectores estratégicos para la sociedad, más aún en situaciones de crisis como esta pandemia.
 
¿Considera que el recorte presupuestario en educación es una medida anticonstitucional que atenta contra los derechos de toda la población, afectando así el nivel de respuesta por parte del gobierno ecuatoriano para administrar la crisis sanitaria?

Es importante indicar que es obligación del ministerio de Finanzas encontrar solución a compromisos de planificación académica previa, así como también es necesario que las universidades, simultáneamente, busquemos alternativas financieras a través de la autogestión, como: diplomados, especialidades, maestrías, doctorados, proyectos de investigación y desarrollo en el área de la Salud, en relación con el sector productivo público.

¿Cuáles serían las consecuencias futuras para las carreras universitarias en el área de la salud sino se lograría frenar el recorte presupuestario?

La Universidad Pública tiene una brecha significativa en su proporción de estudiantes por profesor. Por ejemplo, universidades de alto nivel como Harvard (EEUU), tienen una relación de 1 profesor por 10 estudiantes, en nuestras universidades públicas la proporción es aproximadamente 4 veces mayor de estudiantes por 1 profesor. 
 
En ese sentido cualquier recorte y falta de autogestión, solo hará que continúe aumentando la brecha entre profesores en las carreras de Salud, volviéndonos así menos competitivos como universidad pública versus el resto del mundo.

¿Qué ocurrirá con los proyectos de investigación, docencia y alianzas con el sector privado (productivo)?

Ahora más que nunca los proyectos de investigación tienen que continuar, es más, se tiene que incentivar y promover la investigación en áreas de: administración hospitalaria, Salud Pública, Emergencias, Química, Epidemiologia, Trabajo Social, Psicología, entre otras áreas estratégicas durante esta pandemia, para que nos ayuden a mitigar y tratar de mejor manera los efectos del CoVID19 en nuestra sociedad. 
 
Las alianzas con el sector privado y productivo por parte de la educación superior aún tienen mucho camino por recorrer. El mayor empleador de nuestros estudiantes es el Estado y la participación del sector privado en proyectos de desarrollo e investigación con la universidad pública es casi mínimo, se necesita fomentar leyes y estrategias de educación y productividad que alineen los objetivos de la universidad pública con los grandes desafíos del país.

¿Qué opina sobre considerar que las universidades públicas aún no mantienen ofertas sólidas en cuestión de maestrías, doctorados e inserción laboral?

Esto es lamentable porque esta emergencia a destapado una serie de necesidades postergadas de la universidad pública, esto es un retroceso, por ejemplo, la UCE hace 20 años compartía la maestría de Salud Pública más prestigiosa de Latinoamérica con profesores y alumnos a nivel regional en Ciencias Biomédicas, por lo que esta es una línea de trabajo a nivel de ofertas de postgrado que debemos rescatar e implementar de manera inmediata, tanto por responder a la emergencia sanitaria y porque es importante señalar que Salud pública y Ciencias Biomédicas son la fuente de formación de profesores e investigadores universitarios.

¿Considera que las universidades públicas no están a tono con las necesidades económicas y productivas del país?

Con sus pocas excepciones, la mayoría de universidades públicas no han logrado adaptarse a las necesidades de una economía global y digitalizada. Por ejemplo, uno de los trabajos con mayor demanda a nivel global es el desarrollo de software y/o tecnología, Enfermería, tecnología médica, entre otras, sin embargo, no existen incentivos para guiar a los estudiantes para optar por carreras con mayor demanda, de igual manera, por el lado de la oferta, no existen suficientes ferias de empleo, oficinas de inserción laboral y alianzas con el sector privado por parte de la universidad pública, que faciliten el conseguir empleo a los estudiantes.

¿Qué es lo que se debería hacer para mejorar las condiciones educativas en el sector de la salud?

Entrar en la competencia académica de la producción del conocimiento para lo cual debe desarrollar políticas, estrategias y líneas de acción contemporáneas como:

- Internacionalización Académica, Norte-Sur: Este- Oeste.

- Integración con el sector productivo público y privado para implementar proyectos de investigación, desarrollo y comercialización de productos.

- Incrementar oferta de servicios y programas académicos de Postgrados: Diplomados, Especialidades, Maestrías, Doctorados (PhD).

- Conectividad Universal y Educación On-line.
Producir conocimiento.

¿Cuál debe ser el aporte en investigación, que usted, como académico, cree que es necesario fomentar en esta época de crisis en el sistema de Salud?

Al momento la prioridad es en el área de la Salud Pública en la línea de buscar la mayor cobertura de atención en calidad y cantidad en el Sistema de atención de Salud desde el nivel primario (Comunidad Subcentros de salud), secundario (Centro de salud, hospital) y el terciario (Hospitalario).
 
Además, hay que seguir trabajando en proyectos de investigación pertinentes respondiendo a las principales causas de mortalidad y morbilidad de nuestro país, sin descuidar el referente regional y mundial.
 
Es necesario blindar la educación universitaria con los mejores profesores, que ingresen por concurso de merecimientos y oposición, para garantizar el mayor rigor científico-académico, para garantizar la excelencia académica.
 
Finalmente, ¿Qué mensaje le daría usted a los estudiantes, docentes y profesionales del sector de la Salud sobre la importancia de priorizar la educación y la Salud?
 
Hay que estar atentos y no permitir la mala intención de quienes quieren utilizar esta pandemia para cerrar la universidad, como excusa para afrontar la emergencia sanitaria.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.