Edición Médica

Domingo, 25 de septiembre de 2022
09:13
Ecuador | Colombia
Profesionales

HERRAMIENTAS DE CAPACITACIÓN
¿Cuáles son los desafíos de la Auditoría Médica en Ecuador?
Océano Medicina ofrece cursos cien por ciento online
Miércoles, 17 de agosto de 2022, a las 11:15
Auditora Mdica Ecuador.

Este profesional puede cumplir varios roles.


Verónica Martínez. Quito
La especialización de Auditoria Médica cuenta con pocos facultativos en Ecuador a pesar de tener un gran potencial en el sistema nacional de salud, tanto para mejorar la calidad de los servicios, así como la asignación transparente y eficiente de recursos, también facilita el acceso a puestos jerárquicos.
 
“Estudios científicos realizados en Ecuador manifiestan que la Auditoría Médica de las historias clínicas mejora la calidad de la atención y la precisión diagnóstica. Esta regula el uso de exámenes complementarios, racionaliza los tratamientos de manera eficaz, favorece la investigación e incorporara a otros profesionales de la salud en el seguimiento y control del paciente”, ha señalado Gloria Arbeláez, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Pichincha (CMP).
 
Arbeláez ha sostenido que aplicar las técnicas de la auditoria en los centros de salud evita el subregistro de enfermedades. También, mejora la relación costo-beneficio, optimiza los recursos humanos y materiales, y el acceso y la calidad de la atención.
 
Pero la auditoria médica no se limita a mejorar la atención al paciente, sino también, a los distintos proveedores de un centro de salud. En este sentido, la vicepresidenta del CMP ha indicado que el trabajo del auditor médico reduce las objeciones en la Red Privada Complementaria (RPC) y disminuye las disconformidades dentro de la facturación. Al aplicar las técnicas de auditoria se pueden verificar y analizar las falencias presentes al momento de atender a un cliente y determinar el aprovechamiento adecuado de los recursos de cada institución de salud.
   
Arbeláez ha añadido que el mejoramiento de la calidad y acceso a los servicios de salud es una política estratégica del gobierno de Ecuador. Esto se debe a que “evaluar la satisfacción del usuario, con respecto a la atención recibida, es tan importante para lograr una atención de calidad como las mismas competencias técnicas del personal sanitario”, ha enfatizado.
Tareas que lleva adelante un auditor médico
 
Según Arbeláez las tareas que realice un auditor médico dependerán de las funciones, atribuciones y responsabilidades que le han sido asignadas en el contexto propio de su país, las instituciones involucradas, el nivel del puesto o cargo y el perfil requerido de auditor. En este sentido, ha planteado que las tareas propias del profesional de auditoría son:
 
Integrar la estructura organizacional-descriptiva en el proceso gobernante-auditoría interna (auditorías de gestión al cumplimiento de protocolos en procedimientos médicos), en los procesos sustantivos y en los procesos adjetivos de apoyo-gestión administrativa (informes de auditoría médica a la facturación).
 
Forma parte de la Unidad de Tecnologías de Información (informes de auditoría de acceso a plataformas, aplicaciones, servicios de forma interna y externa) y de un proceso adjetivo de asesoría, denominado Gestión de Auditoría Médica, a través de una Unidad de Auditoría Médica, en la que genera los siguientes productos y servicios:
 
1. Plan anual de auditoria médica.
2. Informe de auditorías médicas.
3. Informe de auditoría de casos médicos especiales.
4. Informes de seguimiento al cumplimiento de recomendaciones realizadas en auditorias.
5. Informe de verificación de la aplicación del tarifario en las pertinencias médicas.
6. Informe de levantamiento de objeciones del sistema público para pago de accidentes de tránsito.
 
Además, lidera, administra, gestiona o forma parte de un área de auditoría contable financiera o auditoría de salud médica.
 
También coordina el área de control interno en entidades públicas o privadas.
 
En hospitales, es miembro del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), para dar respuesta a emergencias y desastres, como el de la pandemia de la COVID-19 (2019-2022).
 
Otras acciones importantes
 
Sin embargo, Arbeláez ha considerado que las actividades propias del profesional de auditoría, también involucra otras aristas, vinculadas con la aplicación del marco jurídico vigente, la docencia y la gestión de recursos digitales. Así, agrega las siguientes acciones dentro de la práctica del auditor médico:
 
Aplica el marco legal, normas, reglamentos internos, instrumentos, procesos y herramientas técnicas que serán coherentes a la razón social como aseguradora y/o prestadora de salud.
 
Desarrolla diferentes tipos de auditoría. En el caso de la médica, desarrolla las siguientes fases: control documental, control técnico médico y control tarifario.
 
Ingresa la información en programas informáticos básicos y propios de la institución.
 
Elabora, consolida, analiza y evalúa tipos de informes de auditoría preliminares o finales que pueden ser de opinión, limpia o sin salvedades; de opinión con salvedades; de opinión adversa o negativa; y de abstención u opinión denegada.
 
Imparte docencia teórica o de tutoría, según su educación formal, competencias técnicas y experiencia laboral.
 
Opta por una educación continua específica en auditoría o auditoría en salud médica, actualiza su hoja de vida y fortalece su portafolio digital.
 
Mide la calidad de atención y de satisfacción del usuario.
 
Investiga, publica y audita institutos de investigación para acreditación.
 
Fortalece la cultura del mejoramiento continuo en procesos establecidos como prioritarios, y fomenta el autocontrol.
 
Adopta acciones preventivas de seguimiento y coyunturales.
 
Auditores de nivel técnico y operativo
 
Un punto interesante es que Arbeláez realiza una distinción entre los auditores de nivel técnico y los de nivel operativo.
 
Un auditor de nivel técnico es aquel que atiende a proveedores externos en los procesos de auditoría documental. En estos casos, evalúa la pertinencia, la continuidad de los procesos de calificación de proveedores activos internos o externos y pago por servicios brindados.
 
Por su parte, un auditor de nivel operativo evalúa, a través de procesos sistemáticos, la calidad de la asistencia médica que se le brinda al paciente - usuario. Realiza auditorías de calidad de la historia clínica, y evalúa si la gestión administrativa es acorde a las herramientas técnicas dispuestas en la norma.
 
A nivel hospitalario, el auditor operativo debe garantizar la pertinencia médica. Además de controlar la adhesión a los protocolos de atención y contribuir al mejoramiento continuo de la prestación de los servicios.
 
Nivel de concurrentes dentro de la especialidad de auditoria médica en Ecuador
 
Un médico que opte por la carrera o programa de auditoria en salud - médica será un baluarte para cualquier institución de salud. Arbeláez ha detallado que este escenario se replica con otros profesionales de la salud que incurren en ámbitos de auditoría. Esto se debe a que, durante el desarrollo del ejercicio profesional, pueden cumplir varios roles: asistencial, docente, investigador, editor, y/o administrativo - gestor. Además, se amplían las posibilidades de ocupar puestos jerárquicos y de aumentar el ingreso salarial.
 
No obstante, el campo de la auditoria de salud - médica presenta un déficit de egresados en relación con el de la administración, que forma auditoras y auditores contables. Por eso, “muchos médicos generales en funciones hospitalarias son asignados a unidades o áreas de auditoría de salud - médica. Estos profesionales desarrollan competencias técnicas a través de cursos programados por la propia institución, o de ofertas académicas en línea, nacionales e internacionales”, ha subrayado la profesional.
 
¿Cuáles son los desafíos de la Auditoría Médica?
 
Arbeláez ha detallado que es importante que las entidades del sistema nacional de salud de Ecuador realicen cambios estructurales en la planificación territorial. Los cuales deben permitir mejorar el acceso al sistema de salud y la calidad del servicio. Para ello es necesaria la desburocratización y perentoria en los trámites documentales, a través de la implementación de plataformas digitales, con módulos integrales y abiertos, que faciliten los tipos de auditorías implícitas en investigación científica.
 
“Este proceso alentará las buenas prácticas editoriales, la rendición de cuentas, los estudios de brechas profesionales y estudios actuariales”, ha enfatizado. Por otro lado ha enfatizado que se potenciará la toma de decisiones, enfocada en la formulación de políticas que subsanen nodos críticos de ineficiencia de administración y gestión institucional, así como los problemas, necesidades, quejas, reclamos y riesgos.
 
“De esta forma, se establecerán mejoras continuas, orientadas a la excelencia en la calidad de la atención, el beneficio de la seguridad y la satisfacción del usuario”, ha concluido la especialista.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.