Edición Médica

Martes, 22 de septiembre de 2020
13:16
Ecuador | Colombia
Gestión

ANÁLISIS AUTOMATIZADO
Aplican por primera vez en Galápagos las pruebas moleculares para detectar el virus del VPH
La prueba fue realizada a mujeres de 25 a 65 años
Jueves, 16 de enero de 2020, a las 09:30

Karina Rodríguez, directora provincial del IESS en Galápagos.


Cristina Coello. Quito
432 mujeres en la isla San Cristóbal, Galápagos, participaron en la primera campaña de prevención de cáncer de cuello uterino y fueron tamizadas mediante técnicas moleculares sensibles y efectivas que detectan los virus del Papiloma Humano (VPH) de alto riesgo.
 
La actividad fue desarrollada por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en coordinación con la Alcaldía de San Cristobal y el Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), ha informado a EDICIÓN MÉDICA, Karina Rodríguez, directora de la institución en Galápagos.
 
“Fue un trabajo conjunto bastante interesante, no solo del área médica, sino con las otras instituciones privadas que hicieron realidad esta campaña” y donde se usaron pruebas moleculares con un 99 por ciento de seguridad en los resultados, ya que el análisis es automatizado, ha explicado la funcionaria.
 
Según la directora, esta prueba es “más precisa que el Papanicolaou  ya que la prueba molecular es totalmente sistematizada y detecta directamente al virus del VPH, agente causal del cáncer de cuello uterino, lo cual garantiza una efectividad mayor”, ha dicho.
 
El cáncer de cuello uterino “es una enfermedad totalmente prevenible” y además genera ahorro al sistema de salud si se detecta a tiempo uno de los virus de alto riesgo, ha dicho Rodríguez. Por ello, el IESS se ha propuesto ampliar este tipo de campaña a Santa Cruz, la isla más densamente poblada.
 
Los hallazgos
 
 
De acuerdo al reporte de resultados de las 432 tomas de muestra cervical, enviadas para su procesamiento en el HCAM, se ha detectado que 43 mujeres fueron positivas para los virus del papiloma humano de alto riesgo (16, 18 y otros 12 genotipos de alto riesgo). De acuerdo al algoritmo de manejo del IESS, estas mujeres positivas deben tener un seguimiento y control con una colposcopía y pruebas especiales de inmunocitoquímica (p16 y ki67).
 
La presencia del VPH no es sinónimo de cáncer, significa que “son mujeres que debemos prestar más atención, dar seguimiento y actuar con las intervenciones oportunas” para evitar que desarrollen cáncer de cuello uterino en un futuro, ha aclarado la funcionaria.
 
“Estamos conscientes que el tema logístico para Galápagos es difícil pero no imposible. Esperamos continuar trabajando de la mano con IESS Planta Central y HCAM para el seguimiento de las pacientes tamizadas que fueron parte de la brigada y de igual manera repetir el ejercicio en la isla Santa Cruz”, ha insistido Rodríguez.
 
Nuevos espacios
 
Rodríguez, ha añadido que “el sistema de salud en Galápagos necesita ser reforzado continuamente con este tipo de actividades, tanto a nivel del IESS como del resto de la red pública y privada”.
 
“Nosotros estamos abiertos a organizar cualquier tipo de brigada  en caso de que existan empresas con responsabilidad social y que aporten con estas acciones preventivas, que son muy importantes para nuestros pacientes”, ha añadido.
 
El dato
 
Las instalaciones del IESS San Cristóbal fue el lugar donde se tomaron las muestras cervicales a las mujeres del cantón para acceder a la prueba molecular de VPH.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.