Edición Médica

Lunes, 20 de septiembre de 2021
15:58
Ecuador | Colombia
Empresas

PROGRAMA DE VACUNACIÓN
Industria Farmacéutica en Ecuador ratifica la seguridad y eficacia de las vacunas contra la COVID-19
Frente a los temores los fabricantes hacen aclaraciones
Viernes, 23 de julio de 2021, a las 13:36

Vacunación a colaboradores de empresas.


Redacción. Quito
Ante algunas trabas que ha enfrentado el programa gubernamental de vacunación contra la COVID-19, la Cámara en Ecuador de la Industria Farmacéutica de Investigación e Innovación (IFI) ha detallado las tres principales razones que apoyan la vacunación como principal herramienta para enfrentar la emergencia sanitaria en el país.
 
IFI ha enfatizado en un comunicado oficial que las vacunas reducen tres aspectos importantes de la pandemia:  la posibilidad de contraer la COVID-19; las probabilidades de enfermar gravemente, ser hospitalizados y morir tras contraer coronavirus; y, la propagación del coronavirus en las comunidades.
 
Álvaro Maldonado, presidente ejecutivo de IFI ha insistido en que “cuantas más personas nos vacunemos, menos probable es que los demás se enfermen por la COVID-19. Por ello, con la certeza de la seguridad y eficacia de todas las vacunas que tenemos disponibles en nuestro país, nos sumamos al llamado a todos los ecuatorianos a ‘poner el hombro’ para vacunarnos y juntos superar esta crisis de salud sin precedentes”.
 
No obstante, el Ministerio de Salud (MSP) ha estimado que a mediados de junio se reportó un 30 por ciento de ausentismo en las citas para vacunación en todo el país.
 
En ese sentido, la industria ha decidido aclarar algunos temores de la ciudadanía frente a los efectos secundarios, la falta de acceso a información de calidad y la gran cantidad de noticias falsas que circulan en redes sociales sobre las vacunas disponibles.
 
“Las vacunas anti COVID-19 son seguras y eficaces porque, antes de su aprobación por agencias reguladoras nacionales e internacionales, superan diversas fases de ensayos clínicos tras los cuales se confirma que pueden prevenir la enfermedad”, posterior a ello las autoridades sanitarias continúan monitoreando de cerca su efectividad, ha asegurado IFI.
 
Por otro lado, todas las vacunas disponibles en el país han sido “aprobadas previamente por cientos de miles de voluntarios de todo el mundo con el fin de conocer qué tan bien funcionan. De igual manera, superaron la tercera y última fase de ensayos clínicos para vacunas, de los cuales muchos de sus resultados reportaron una tasa de eficacia superior al 90 por ciento”, se ha asegurado.
 
Si bien IFI ha considerado que ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva, “sigue siendo la mejor manera de estar protegidos ante un virus”, que en el caso de la COVID-19, están reduciendo el número de hospitalizaciones, admisiones en unidades de cuidados intensivos (UCI) y fallecimientos, “aliviando también la carga general de los sistemas de salud”.
 
Por otro lado, se ha recalcado que hay evidencia clínica que sugiere que, si una persona vacunada contrae el virus, es mucho menos probable que se lo transmita a otras personas en comparación con una persona no vacunada que lo contrae. Al reducir las posibilidades de transmitir el virus, las personas vacunadas no solo se protegen a sí mismas, sino también a las personas que las rodean, ha insistido la organización.
 
Para la organización de farmacéuticas, “reducir la propagación en las comunidades ayuda a proteger a quienes no pueden vacunarse debido a ciertas alergias a los ingredientes de las vacunas o un sistema inmunológico debilitado. Tener menos personas con el virus también ayuda a reducir la posibilidad de que el virus mute y puede evitar que se desarrollen y propaguen nuevas variantes de COVID-19”.
 
La comunidad científica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades regulatorias están monitoreando de cerca cómo el SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19) cambia con el tiempo y qué tan bien las vacunas pueden proteger a las personas contra el COVID-19 causado por sus variantes.
 
“Dadas las mutaciones identificadas, nuestra industria también están comenzando a investigar vacunas contra estas nuevas variantes preocupantes, en caso de que se llegara a necesitar una vacuna adaptada o un refuerzo” ha asegurado IFI.
 
Por ello también han considerado que “debemos hacer todo lo posible para detener la propagación del virus y prevenir mutaciones que pueden afectar la eficacia de las vacunas con el tiempo. Cuantas más personas se vacunen, menos probable es que las personas se enfermen por COVID-19. Esto ayuda a ralentizar la propagación del virus y evitar que se desarrollen variantes más peligrosas”, ha indicado la organización.

Álvaro Maldonado, presidente ejecutivo de IFI; Juan Francisco Salvador, gerente Corporación GPF; Felipe Ribadeneira, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano; José Ruales, viceministro de Gobernanza de la Salud; representantes del MSP y Corporación GPF.





Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.