Edición Médica

Jueves, 19 de mayo de 2022
07:10
Ecuador | Colombia
Empresas

ALIANZA ESTRATÉGICA
COVID-19: Medicamenta y Moderna se unen para distribuir la vacuna Spikevax en Ecuador
El objetivo es que se utilice como vacunación de refuerzo
Miércoles, 30 de marzo de 2022, a las 16:39
Carolina Villaroel y Jos Antonio Salinas, de Medicamenta Ecuatoriana.

Carolina Villaroel y José Antonio Salinas, de Medicamenta Ecuatoriana.


Jonathan Veletanga. Quito
La vacuna contra COVID-19 de Moderna, Spikevax, puede llegar al Ecuador en los próximos meses, con lo cual se ampliaría el abanico de opciones terapéuticas para inmunizar a los ciudadanos mayor a 6 años.
 
Para llevar a cabo el proceso de distribución y comercialización de esta vacuna en el país, la farmacéutica Medicamenta Ecuatoriana, a través de su casa matriz ADIUM, ha firmado con Moderna Inc. un acuerdo de colaboración para la representación y gestión de eventuales contratos con el Estado.
 
La farmacéutica es “responsable de generar y facilitar los contactos con el Estado para presentar la vacuna y, eventualmente, gestionar contratos de abastecimiento de la vacuna de Moderna hacia el Ecuador”. Además, será responsable de realizar todos los procesos de Farmacovigilancia, de educación médica continua y sobre todo del proceso regulatorio para obtener la autorización de la vacuna en el país, ha explicado José Antonio Salinas, gerente general de Medicamenta Ecuatoriana, en diálogo con EDICIÓN MÉDICA.
 
Medicamenta Ecuatoriana presentará la solicitud de autorización a la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA), le proporcionará todos los datos y evidencia científica de seguridad, eficacia y reactogenicidad de Spikevax.
 
Spikevax es una vacuna de ARNm que genera inmunidad celular y humoral para contrarrestar la COVID-19. Cuenta con la aprobación completa por parte de la FDA desde enero de 2022. Su esquema primario de vacunación comprende dos dosis. El refuerzo se puede aplicar a partir de los seis meses.
 
“Esperamos conseguir la aprobación de manera rápida, ojalá en tres meses; y poder generar un acuerdo con el Estado en los próximos seis meses… Haremos todos los esfuerzos necesarios para que Spikevax pueda estar presente en el Ecuador lo más pronto posible”, ha detallado Salinas.
 
El objetivo de esta alianza es que el Gobierno ecuatoriano considere la vacuna de Moderna como una alternativa importante para el proceso de vacunación de refuerzo, dado que el país debe empezar a prepararse para una transición endémica de la COVID-19.
 
Esta vacuna de ARNm ha mostrado ser eficaz dentro de los esquemas de vacunación heteróloga. Al aplicarla como refuerzo “los títulos de los anticuerpos neutralizantes se elevan significativamente, dando mejor cobertura frente al patógeno externo”, ha sostenido Carolina Villaroel, directora médica de Medicamenta Ecuatoriana.
 
Para la galena, la forma rápida con la que evoluciona el SARS-COV-2 (cada vez más virulento, aunque menos letal) obliga a los países a monitorear constantemente el virus. “Esto nos hace pensar que de ahora en adelante, probablemente, sí necesitemos de una vacuna anual para controlar nuestra condición frente al coronavirus”.
 
Anticipándonos a esta situación, lo más recomendable es depurar y elegir la estrategia vacunal más adecuada en términos de seguridad y eficacia para brindar mayor protección a la población. En este sentido, la vacuna de Moderna es una buena opción, incluso se puede actualizar rápidamente para enfrentar la mutación más prevalente en el momento, ha considerado Villaroel.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.