Edición Médica

Viernes, 10 de abril de 2020
07:42
Ecuador | Colombia
Empresas
DERIVACIONES IMPAGAS
Centros de diálisis se declaran en emergencia por deudas del Ministerio de Salud
Anticipó la falta los insumos por mantenerse impagos con los proveedores
Lunes, 13 de enero de 2020, a las 13:32

Pacientes y clínicas piden desembolsos.


Cristina Coello. Quito
20 centros y clínicas de diálisis privadas, que agrupan a más de 3.000 pacientes con insuficiencia renal de las zonales 5, 7 y 8, de las provincias de Guayas, El Oro, Los Ríos, Santa Elena, Loja y Bolívar se han declarado en emergencia por el cierre de créditos que mantienen con proveedores de insumos para las terapias.
 
En rueda de prensa, la asociación de pacientes renales del Ecuador "Caminando hacia la luz", ha detallado que, “tal como se temía, debido al atraso en los pagos del Ministerio de Salud Pública (MSP) por los servicios prestados por los centros de diálisis, empezaron a cerrar los créditos y con ello el despacho de insumos”.
 
La agrupación ha señalado que, pese a las constantes solicitudes de diálogo y denuncias públicas, el MSP solo ha pagado 1 mes (abril 2019 y en otros casos mayo del 2019) de servicios, pero aún adeuda hasta diciembre del año pasado.
 
Cristina Freire, vocera de los pacientes, ha asegurado a EDICIÓN MÉDICA que los centros actualmente solo cuentan con el abastecimiento de insumos para unas pocas semanas, pero “sin crédito (de los proveedores) cualquier momento estará en riesgo la ejecución de las diálisis”.
 
“Nosotros ya no tenemos por ningún lado acceso a créditos para seguir comprando los insumos. El MSP ha solicitado las facturas de 2 meses, pero hasta el momento no se han cancelado los valores respectivos. El ministerio se lava las manos diciendo que ya solicitó las facturas, pero de nada sirve esa gestión si Finanzas no desembolsa los rubros facturados. Urge que el dinero sea cancelado con inmediatez”, ha insistido la vocera. 
 
Según Freire, en todo el país, existen 14.500 pacientes con insuficiencia renal crónica derivados a la red privada, por lo que la deuda total ascendería a más de 168 millones de dólares por 8 meses de servicio. A los 20 centros que ella representa se le adeuda más de 35 millones, ha explicado.

 
También ha insistido que el problema genera otros perjuicios que “ponen en riesgo no sólo a pacientes sino al personal médico y administrativo que sigue renunciando e interponiendo demandas contra las unidades de diálisis debido a la falta de pago de sus sueldos y aportes” a la seguridad social (IESS).
 
La asociación de pacientes también ha presentado una carta a la Asamblea Nacional evidenciando su preocupación por la situación y expondrán el tema a la Defensoría del Pueblo.
 
Devolverán pacientes
 
“Si no se reciben los pagos en este mes de enero, nosotros vamos a empezar a devolver los pacientes y que el Estado vea a dónde los deriva. Nosotros no podemos quedarnos en banca rota porque no se cumple con el convenio entre las dos partes”, ha sido enfática en señalar Freire.
 
Dora García, presidenta de la asociación de pacientes renales, asistió a la Comisión de Salud de la asamblea donde entregaron documentos que evidencian la crisis que atraviesan estas unidades médicas.
 
De ser necesario, los centros especializados en salud renal “volverán a acudir a la asamblea nacional para solicitar que tanto la ministra de salud, Catalina Andramuño y el ministro de finanzas, Richard Martínez den respuestas a la falta de pago.
 
Freire ha insistido en que se establezca un cronograma de pagos para 2020, “de lo contrario la situación va a continuar y se seguirá arrastrando el problema. No podemos vivir todo el tiempo en esta situación”, ha añadido.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.