Edición Médica

Lunes, 27 de junio de 2022
16:15
Ecuador | Colombia
Empresas

ENFERMEDAD MULTIFACTORIAL
Aumenta la incidencia de ojo seco por la pandemia, ¿cuáles son los factores de riesgo?
Es una de las causas más frecuentes de la consulta oftalmológica en todo el mundo
Martes, 14 de junio de 2022, a las 17:54
 Leticia Orozco, professional affairs para Latinoamrica y el Caribe en Alcon.

Leticia Orozco, professional affairs para Latinoamérica y el Caribe en Alcon.


Jonathan Veletanga. Quito
1.4 billones de personas sufren síntomas de ojo seco en todo el mundo, ya sea de grado leve, moderado o severo, no obstante, la mayoría de ellas no ha sido diagnosticada a pesar de las molestias, ni siquiera se imaginan que podrían padecer esta enfermedad.   
 
Esta cifra la ha dado a conocer Leticia Orozco, professional affairs para Latinoamérica y el Caribe en Alcon, empresa dedicada al cuidado de los ojos, quien ha conversado con EDICIÓN MÉDICA sobre los factores de riesgo que pueden generar esta enfermedad, la cual afecta la calidad de vida de los pacientes, impactando significativamente las actividades cotidianas y rutinarias: conducir en la noche, trabajar, leer, ver la televisión, entre otras.
 
Esta enfermedad es una de las causas más frecuentes de la consulta oftalmológica y sus principales síntomas oculares son dolor, sensibilidad a la luz, sensación de un cuerpo extraño en el ojo, quemazón, falta de claridad visual (vista borrosa), enrojecimiento y lagrimeado excesivo, ha detallado la experta.
 
¿Cuál son sus factores de riesgo?
 
Orozco ha explicado que el ojo seco se presenta comúnmente en pacientes mayores a 50 años, con una mayor prevalencia en mujeres (la edad es un factor de riesgo). Sin embargo, ahora y más aún debido a varias circunstancias generadas por la pandemia, se ha observado que también puede aparecer en edades más tempranas, e inclusive en la niñez y adolescencia.
 
El ojo seco es una enfermedad multifactorial. Sus principales causas están asociadas a la alteración de la lágrima (de sus componentes en cantidad o calidad), lo cual produce una mala lubricación del ojo, así como a la pérdida de agua (homeostasis) de la película lagrimal y de la superficie ocular, ya sea inducida por una deficiencia de agua de la lágrima (Ojo Seco por Deficiencia Acuosa) o por evaporación (Ojo Seco Evaporativo).
 
Factores ambientales como baja humedad, alta velocidad del aire y alta temperatura, también son motivos para que ocurra la enfermedad. Por ello, también se puede presentar Ojo Seco Mixto.
 
Asimismo, la automedicación. Hay pacientes que frente a cualquier molestia ocular compran diferentes lágrimas artificiales en la farmacia. Esto les brinda un alivio momentáneo, pero no duradero, ya que todos los lubricantes oculares funcionan de forma diferente, por ello deben ser utilizados de acuerdo al tipo de ojo seco que se padece.
 
Por este motivo, Orozco ha recomendado no automedicarse y acudir con el especialista en cuidado visual para que determine el tipo de ojo seco que tiene y, con base a ello, establecer un tratamiento personalizado, con lubricantes y medicamentos adecuados.
 
No todas las lágrimas artificiales funcionan igual. Hoy en día existen lubricantes que tiene componentes y tecnologías avanzadas, como la combinación de HP-Guar/Borato que protege el tejido del ojo y a la vez restaura la lágrima. Esto quiere decir que hay alternativas muy buenas para los pacientes, ha asegurado.
 
Actualmente además se ha registrado un aumento de pacientes con ojo seco debido al incremento en horas del uso de dispositivos digitales sin descanso y de mascarillas.
 
Estar muchas horas frente a las pantallas digitales (laptop, tv, celulares, etc.) genera un cambio en la frecuencia de parpadeo, acción que es fundamental para mantener humectada la superficie del ojo. Entonces, cuando reducimos el número de parpadeo o dejamos de parpadear, “no estamos lubricando adecuadamente la superficie ocular”, ha sostenido la especialista.
 
En el caso de las mascarillas, se da por un mal ajuste en el puente de la nariz. Es decir, al dejar un espacio abierto en ese lugar y en el momento de exhalar, el aire que dejamos salir se filtra directamente a los ojos. “Es como si estuviéramos soplando directamente a los ojos” y este flujo de aire está provocando ojo seco. Por lo tanto, se debe realizan prevención con este tipo de pacientes, ha considerado.
 
Para Orozco, el poder detectar un ojo seco a tiempo depende de que el paciente acuda a la consulta. Por ello ha sugerido tener una revisión oftalmológica anual, en especial si presenta algún síntoma ocular, no cambiar el tratamiento prescrito y seguir las recomendaciones terapéuticas a rajatabla.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.