Edición Médica

Lunes, 15 de agosto de 2022
20:25
Ecuador | Colombia
Avances

AFECTA LAS DECISIONES
Psicología en las apuestas en los deportes del mundo
Otro de los puntos que sucede en la psicología de las apuestas es la ambición
Miércoles, 03 de agosto de 2022, a las 09:36

En la psicología del jugador. no  hay un autocontrol y mucho menos una buena gestión del dinero.


Redacción.Quito
Uno de los puntos claves para poder ser exitoso en el mundo de las apuestas deportivas es la psicología. Mucho se habla sobre ello y cómo afecta a la hora de tomar ciertas decisiones. Esta actitud y forma de pensar es tan importante o más que la estrategia que se aplique para ganar las apuestas.

¿Qué errores se cometen durante las apuestas?

Cuando se refiere a la psicología en las apuestas, se habla principalmente de la actitud y las acciones que llevan a que la persona se convierta en un adicto al juego o que entren ciertas actitudes como la avaricia.

Sin importar en qué tipo de casa de apuestas se decida apostar, la mayoría de jugadores comenten los mismos errores cuando no tienen la fortaleza psicológica para jugar adecuadamente. Hay una gran diferencia entre quien juega por pasión y quien juega con una estrategia para ganar dejando de lado el corazón.

Entre los errores más frecuentes que se encuentren a la hora de hacer apuestas deportivas se encuentran:


Poca paciencia

A la hora de apostar en Bet365 Ecuador o cualquier otro lugar, seas un experto o no, hay algo que se tiene que saber que saber: siempre aparecerán rachas buenas y rachas mala. La clave está en soportar esas rachas y mantener la actitud positiva y la mente fría cuando viene una racha muy mala en las apuestas. Las prisas por recuperar aquello que se apostó y se perdió lleva a tomar malas decisiones y es ahí en donde vienen los errores y la pérdida de mayor dinero.

Imprudencia

De lo anterior se desprende el hecho de que cuando hay poca paciencia, aparece lo que se conoce como imprudencia. Son esas acciones que hace el jugador con el fin de ganar lo que se perdió. Y eso le lleva a apostar más y más cantidades de dinero en apuestas que ni se han analizado y que son realizadas desde la propia impulsividad.

Cuando se tiene una mala racha, lo mejor que se puede hacer es analizar la situación y comprender por qué han aparecido esos resultados. Puede que sea cuestión de azar y de mala suerte pero en otras ocasiones puede ser por un mal análisis o por falta de información, en donde se tendría que mejorar la estrategia para la próxima.

Hay que seguir con el mismo tipo de apuestas y con moderación sin saltarse el dinero que se determinó para cada apuesta, de lo contrario se corre el riesgo de perder todo rápidamente.

Falta de disciplina

Es otro de los factores que influye en la psicología del jugador. No hay un autocontrol y mucho menos una buena gestión del dinero, de su bank. Aparece la desesperación y con ello se hacen apuestas que no se entienden y difíciles de justificar. Aunque se vea que se está perdiendo dinero, hay que mirarlo a largo plazo y confiar en la estrategia que se decidió desde un inicio. Tirar la toalla solo porque aparecieron algunos malos resultados no es lo adecuado.

Se apuesta por afición

Hay que tener muy en claro que al apostar, se hace para ganar y no por afición. Si se quiere hacer por afición, hay que tenerlo muy presente desde el inicio. Pero si lo que se busca es tener buenos resultados a largo plazo, se tiene que cambiar la actitud. Es normal que se quiera apostar por el equipo favorito, pero quizás, ese no es el momento o hay que hacerlo al equipo contrario por toda la información y los datos que se tienen y que  llevan a entender que se va a perder o que sucederán determinadas cosas.

Se trata de separar al fanático de ese deporte de la persona que apuesta para que las emociones no jueguen una mala pasada. Y por supuesto, con ello evitar la adicción a las apuestas deportivas.

Mucha ambición

Otro de los puntos que sucede en la psicología de las apuestas es la ambición. Se ganan algunas apuestas y por lo tanto se tiene ciertas ganancias. Entonces, aparece la ambición de querer más y más y se deja de lado la disciplina y la estrategia planteada. Generalmente en la cabeza de quien apuesta pasan pensamientos como estos:

• Fue fácil ganar esas apuestas.
• Quiero ganar más.
• Voy a apostar el doble para obtener el doble de ganancias.
• A esta apuesta le pondré el doble de dinero y así consigo XXX para gastar el fin de semana.

Ahora lo único que importa y que está en la cabeza de quien apuesta es ganar el doble porque le resultó fácil en las apuestas anteriores. Un error muy grave que podría costarle perder todo el dinero que tiene en ese momento, tanto lo que se ganó como lo que se tiene para apostar en sí mismo.


No contrastar la información

Muchas veces se hace una apuesta porque se escuchó cierta información, o alguien  dijo que pasaría tal cosa. Hay quienes confían en los tipsters profesionales y solamente se dedican a copiar apuestas. Pero muchas personas creen que por escuchar o leer cierta información ya será suficiente para plantear su propia apuesta deportiva. Otro grave error porque hay que analizar y contratar muy bien la información antes de dar el paso.


Como se puede observar, la psicología en las apuestas deportivas tiene un papel clave en todo ello para lograr el éxito a largo plazo.







Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.