Edición Médica

Jueves, 19 de mayo de 2022
08:09
Ecuador | Colombia
Avances

COMPOSICIÓN Y VARIANTES
Mono o multivalentes, OMS habla sobre la posibilidad de actualizar las vacunas actuales contra COVID-19
El Grupo de Asesoramiento Técnico analiza toda la evidencia al respecto
Martes, 08 de marzo de 2022, a las 16:29
El TAG-CO-VAC alienta a los fabricantes de vacunas contra la COVID-19 a generar y proporcionar datos a la OMS.

El TAG-CO-VAC alienta a los fabricantes de vacunas contra la COVID-19 a generar y proporcionar datos a la OMS.


Redacción. Quito
El Grupo de Asesoramiento Técnico sobre la Composición de la Vacuna contra el Covid-19 (TAG-CO-VAC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que para garantizar que las vacunas contra la COVID-19 brinden una protección óptima en el futuro, es posible que deban actualizarse a medida que surjan nuevas variantes antigénicamente distintas.
 
Las vacunas actuales se basan en el virus que circuló a principios de la pandemia. Pero, desde entonces, hubo una evolución continua y sustancial del virus y es probable que esta evolución continúe, dando como resultado la aparición de nuevas variantes. Por lo tanto, es posible que sea necesario actualizar la composición de las vacunas actuales contra la COVID-19.
 
Cualquier actualización de la composición actual de la vacuna COVID-19 tendría como objetivo, como mínimo, mantener la protección contra la enfermedad grave y la muerte, al tiempo que garantiza la amplitud de la respuesta inmune contra las variantes circulantes y emergentes, que pueden ser antigénicamente distintas. 
 
Las vacunas actualizadas pueden ser monovalentes dirigidas a la variante circulante predominante o multivalentes basadas en diferentes variantes, ha indicado la OMS, a través de un comunicado.
 
Actualmente la situación epidemiológica mundial se caracteriza por un dominio rápido y relativamente sincrónico de la variante Omicron. Sigue siendo heterogénea, con varias regiones y países informando aumentos en nuevos casos semanales, mientras que otros ahora informan disminuciones.
 
La variante Omicron se compone de varios sublinajes genéticamente relacionados, incluidos BA.1, BA.2 y BA.3, cada uno de los cuales está siendo monitoreado por la OMS y sus socios.
 
 BA.1 ha sido el linaje Omicron predominante, sin embargo, la proporción de secuencias notificadas designadas como BA.2 ha aumentado en relación con BA.1 en las últimas semanas, y es el linaje Omicron predominante en varios países. BA.1 y BA.2 tienen algunas diferencias genéticas, lo que puede hacerlos antigénicamente distintos.
 
Además, se ha documentado la reinfección con BA.2 después de la infección con BA.1. No obstante, los datos iniciales de los estudios a nivel de población sugieren que la infección con BA.1 brinda una protección sustancial contra la reinfección con BA.2, al menos durante el período limitado para el cual los datos están disponibles.
 
Las vacunas actuales
 
El objetivo de salud pública de la vacunación contra el COVID-19 prioriza la protección contra enfermedades graves y la muerte. Las vacunas actuales confieren altos niveles de protección contra los resultados de enfermedades graves asociadas con la infección por Omicron.
 
Por este motivo, el TAG-CO-VAC apoya firmemente el acceso urgente y amplio a las vacunas COVID-19 actuales para la serie primaria y las dosis de refuerzo, en particular para los grupos con riesgo de desarrollar una enfermedad grave.
 
Si bien el suministro a corto y mediano plazo de las vacunas disponibles ha aumentado sustancialmente, la equidad de las vacunas sigue siendo un desafío importante y se recomiendan encarecidamente todos los esfuerzos para abordar tales desigualdades.
 
En este contexto, la OMS ha agregado que las vacunas que pueden provocar inmunidad en las mucosas, además de la inmunidad sistémica, son un objetivo importante. Para esto se espera el desarrollo de vacunas pan SARS-CoV-2 o pansarbecovirus, que brindarían una protección que sería efectivamente a prueba de variantes. Por ello se debe acelerar el trabajo en esta área. 
 
Actualmente, hay niveles heterogéneos de inmunidad de la población entre países debido a las diferentes oleadas de variantes de preocupación internacional y los diferentes tipos, niveles y tiempos de vacunación, pero los datos sólidos sobre el panorama inmunológico mundial son limitados. El rendimiento de cualquier vacuna actualizada puede variar según la naturaleza y la magnitud de la inmunidad previamente adquirida.
 
En este sentido, el TAG-CO-VAC sigue alentando a los fabricantes de vacunas contra la COVID-19 a generar y proporcionar datos a la OMS sobre el rendimiento de las vacunas contra la COVID-19 candidatas actuales y de variantes específicas, incluida la amplitud, la magnitud y la durabilidad de las vacunas humorales y mediadas por células. respuestas inmunes a variantes a través de vacunas monovalentes y/o multivalentes.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.