Edición Médica

Jueves, 01 de diciembre de 2022
02:25
Ecuador | Colombia
Avances

CUENTAN CON AUTORIZACIÓN DE USO
Argentina recibe 2.7 millones de vacunas pediátricas contra COVID-19, de Moderna
De esta manera completa todas las franjas etarias que tienen disponibilidad de vacunas
Viernes, 22 de julio de 2022, a las 11:36
Carla Vizzotti, ministra de Salud de Argentina.

Carla Vizzotti, ministra de Salud de Argentina.


Redacción. Quito
La mañana de este 22 de julio, Argentina ha recibido la primera entrega de 2.744.400 dosis de vacunas contra COVID-19 del laboratorio Moderna, con las cuales se comenzará la vacunación del esquema primario de niñas y niños de entre 6 meses y 2 años con 11 meses y 29 días.
 
Los biológicos de Moderna también están destinados para la vacunación de refuerzo (primer y segundo refuerzo) a las niñas y niños de 3 y 4 años que recibieron las vacunas de Sinopharm, ha explicado Carla Vizzotti, ministra de Salud de Argentina, en rueda de prensa.
 
“Para el Ministerio de Salud es muy importante este momento, poder completar todas las franjas etarias que tienen disponibilidad de vacunas. Hace muy poquito, hace alrededor de un mes se autorizó, desde la FDA, la vacunación desde los seis meses. Muy rápidamente la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) autorizó el uso en Argentina, y muy rápidamente también se trabajó para que hoy estén llegando estas primeras dosis”, ha manifestado Vizzotti.
 
La ministra de salud ha indicado que el próximo 26 de julio llegarán alrededor de 700.000 dosis más de Moderna. De esta manera se completará el envío de 3.390.000 dosis de Moderna.
 
 
Una vez completado todo el lote adquirido, iniciará la distribución de la vacuna en todo el país, con los lineamientos técnicos e instrucciones de uso, con la finalidad de empezar la vacunación pediátrica contra COVID-19 a partir del 1 de agosto.
 
De esta manera, Argentina se ha convertido “en uno de los primeros países del mundo en incorporar a esta franja etaria a la estrategia de vacunación contra la COVID-19”, ha asegurado el Ministerio de Salud.
 
Según los CDC de Estados Unidos, las vacunas contra la COVID-19 siguen siendo la mejor medida de salud pública para protegerse de la COVID-19. Esto incluye vacunas de refuerzo y dosis adicionales para quienes las necesitan.
 
Las vacunas actuales de ARNm para COVID-19, como la de Moderna, protegen contra enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes debido a la infección con la variante Ómicron. Aunque pueden ocurrir infecciones intercurrentes en quienes están vacunados contra la COVID-19, tienen menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave que aquellos que no están vacunados.
 
Las vacunas de ARNm para la COVID-19 se someten al control de seguridad más estricto. Solamente en Estados Unidos, hasta el 25 de mayo de 2022, 10 millones de niños (35 por ciento) de 5 a 11 años y 17.2 millones de niños (68 por ciento) de 12 a 17 años han recibido su dosis inicial de la vacuna contra la COVID-19.
 
Algunos pueden pensar que solo los niños con afecciones médicas subyacentes tienen más probabilidades de contraer COVID-19 grave. Sin embargo, es importante vacunar a los niños, ya que los infantes sanos también pueden necesitar tratamiento en el hospital, sufrir complicaciones graves e incluso morir.
 
Después de contraer COVID-19, los niños y los adolescentes también pueden experimentar COVID persistente (Long COVID), con una amplia gama de problemas de salud nuevos, recurrentes o continuos, que pueden durar semanas y afectar la calidad de vida. Pueden sufrir desde cansancio o fatiga general, dificultad para concentrarse, dolor de cabeza y mareos, síntomas respiratorios, cardíacos, neurológicos y digestivos, dificultad para concentrarse, dolor de cabeza y mareos, hasta complicaciones respiratorias, cardíacas, neurológicas y digestivas que son difíciles de controlar o explicar mediante pruebas.
 
Los niños que han sido infectados o han estado expuestos a alguien con COVID-19 también pueden tener un mayor riesgo de sufrir el síndrome de inflamación multisistémica, la cual es una condición en la que el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o los órganos gastrointestinales pueden inflamarse. La mayoría de estos casos se resuelven con atención médica, pero la afección puede ser grave e incluso mortal.
 




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.