Edición Médica

Sábado, 10 de diciembre de 2022
03:56
Ecuador | Colombia
Avances

EPIDEMIA DEL TABAQUISMO
¿Qué hacer frente a los productos de tabaco calentado?
Son productos nuevos y emergentes que generan diversas opiniones
Martes, 15 de noviembre de 2022, a las 11:17
Hay mucha evidencia cientfica sobre los nuevos productos.

Hay mucha evidencia científica sobre los nuevos productos.


Redacción. Quito
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado su cuarto informe sobre tendencias mundiales del consumo de tabaco que abarca productos para fumar como cigarrillos, pipas, puros, pipas de agua, puros cortados en ambos extremos, bidis, kreteks, productos de tabaco calentado, etc., además de productos de tabaco sin humo como tabaco de uso oral y nasal.
 
Actualmente hay 1.300 millones de consumidores de tabaco (incluyendo a 38 millones de adolescentes de entre 13 y 15 años), en comparación a los 1.320 millones que había en 2015.
 
Por este motivo, la OMS espera que el número de consumidores siga descendiendo en los próximos años. Estima que disminuyan a 1.270 millones de consumidores hasta el 2025, es decir, 30 millones menos a los que hay hoy en día.
 
Aunque la prevalencia de la población consumidora de tabaco ha disminuido en la mayoría de los países, el número de fumadores sigue siendo muy alto, lo cual provoca un número elevado de fallecimientos: el consumo de tabaco y las enfermedades asociadas al tabaquismo cobran alrededor de 8 millones de vidas cada año.
 
Para la OMS, el tabaquismo es una “epidemia”, por ello ha pedido a los países seguir invirtiendo y aplicar políticas eficaces e integrales de control del tabaco (previstas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco), con la finalidad de que ayuden a más personas a dejar de fumar, lo cual significa “salvar más vidas y proteger la salud de más personas”.
 
Si bien muchos países están avanzando en la lucha contra el tabaco (hoy 60 países están en vías de alcanzar la meta mundial de aplicación voluntaria de reducir el consumo de tabaco en un 30 por ciento entre 2010 y 2025), paralelamente están ganando terreno nuevos productos como los cigarrillos electrónicos, productos de tabaco calentado, entre otros que, de acuerdo a diversos estudios, podrían representar una mejor opción en comparación a continuar consumiendo el cigarrillo tradicional tal y como lo conocemos.
 
¿Qué son los productos de tabaco calentado?
 
Los productos de tabaco calentado no queman tabaco y, por lo tanto, no generan humo. A diferencia de los productos de tabaco tradicionales (como el cigarrillo), los productos de tabaco calentado calientan tabaco y generan un aerosol que contiene nicotina y al que generalmente nos referimos como “vapor”.
 
La OMS ha señalado que estos aerosoles contienen algunas sustancias químicas que podrían ser potencialmente riesgosas para la salud de las personas, por lo que “estos productos nuevos y emergentes no están exentos de daños”.
 
Sin embargo, de acuerdo a investigaciones científicas más recientes, los aerosoles de los productos de tabaco calentado son diferentes al humo que producen los cigarrillos, de manera que exponen a las personas a menos componentes nocivos y potencialmente dañinos.
 
Con base a esto, la FDA en el 2019 y 2020  calificó a algunos  productos de tabaco calentado como “producto de tabaco de riesgo modificado” y les ha otorgado un estado “de exposición más bajo”, esperando que se logre demostrar una “probable reducción sustancial en la morbilidad o la mortalidad entre los consumidores individuales de tabaco en estudios posteriores, y se espera que la emisión de una orden beneficie la salud de la población en su conjunto, teniendo en cuenta tanto a los usuarios de productos de tabaco como a las personas que actualmente no consumen productos de tabaco”.
 
Una revisión de evidencia científica realizada por Public Health England (PHE) ha revelado que hay una variedad de productos de tabaco calentado. Además, probablemente, en comparación con los cigarrillos tradicionales, exponen a los usuarios y transeúntes a niveles más bajos de material particulado y potencialmente dañino. Pero, “el alcance de la reducción encontrada varía entre estudios”.
 
Esta revisión también ha encontrado que “vapear representa solo una pequeña fracción de los riesgos de fumar y cambiar completamente de fumar a vapear transmite beneficios sustanciales para la salud”, aunque ha recalcado que lo mejor es no fumar o no iniciarse en el tabaquismo.
 
Según este documento, los cigarrillos electrónicos incluso podrían estar contribuyendo a la disminución de las tasas de tabaquismo, con al menos 20.000 nuevos abandonos exitosos por año solo en Inglaterra.
 
En este sentido, el estudio Balancing Consideration of the Risks and Benefits of E-Cigarettes, publicado en 2021, ha determinado que “si bien la evidencia sugiere que vapear está contribuyendo al abandono del hábito de fumar, el impacto podría ser mucho mayor si la comunidad de salud pública prestara más atención a este potencial para así ayudar a los fumadores adultos”. Esto debe ir de la mano con la entrega de información precisa a los consumidores de tabaco acerca de los riesgos relativos de vapear y fumar. No obstante, esto no se está haciendo.
 
Es decir, la evidencia y las recomendaciones de los organismos internacionales de salud en relación a este tipo de productos se dividen, coincidiendo solo en que la única forma de no exponerse a riesgos para la salud es “no fumar o dejando de hacerlo”. Este segundo punto es muy difícil para las personas que ya se iniciaron en el tabaquismo, por ello se han creado herramientas para apoyar a la gente a conseguir esta meta.
 
El tabaquismo y los temas relacionados a los productos de tabaco calentado o cigarrillos electrónicos son muy discutidos debido a los riesgos y las supuestas potencialidades que implican para la salud pública.
 
Ante esto, el máximo organismo en salud, la OMS, ha reiterado por ahora en que se debe regular la venta de los sistemas electrónicos de administración de nicotina y los sistemas tabaco calentado, así como su uso en espacios públicos. No obstante, también ha reconocido la dificultad que esto ha implicado porque estos productos son muy diversos y suelen evolucionar rápidamente.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.