Edición Médica

Sábado, 01 de octubre de 2022
09:00
Ecuador | Colombia
Responsabilidad Jurídica
Mala comunicación, principal causa de reclamaciones contra el personal de salud


Martes, 25 de enero de 2022, a las 21:23
*Bárbara Martínez, abogada del despacho jurídico DS Legal Group

Ya es de conocimiento general que en nuestro país las reclamaciones al personal sanitario se han incrementado, desde denuncias, demandas, hasta procedimientos administrativos son el diario vivir de los médicos ecuatorianos; pero más allá de que nuestro ordenamiento jurídico da las “herramientas” legales para dichas reclamaciones, existen circunstancias que incrementan el riesgo de tener estos tan temidos procesos, que además de generar problemas económicos, crean angustia que impiden llevar una vida familiar y laboral de manera normal.
 
Entre las circunstancias referidas anteriormente se encuentra la mala o poca comunicación entre el médico y el paciente. Es de vital importancia que previo al tratamiento a realizarse, el profesional explique al paciente el procedimiento, cuáles son los beneficios, los riesgos, las alternativas a la intervención, si fuere el caso y las posibles consecuencias si no llega a intervenir. A esto se le denomina como Consentimiento informado, el cual en nuestro país está regulado en el Acuerdo Ministerial 5316. Cabe aclarar que en el Consentimiento Informado no basta solo con la firma en el formulario, debe ser explicado de manera verbal al paciente en un lenguaje que él pueda entender, así no se crea una falsa expectativa del resultado, generando además una relación de confianza entre el médico y su paciente.
 
Si el paciente no mantiene una buena relación con su médico, va a buscar segundas opiniones, más aún si jamás entendió su tratamiento y las indicaciones post operatorias, por lo tanto, no obtiene los resultados que pretendía. Estos criterios distintos que empieza a consultar puede producir confusión, además que la medicina es una ciencia de medios, por lo que entre colegas médicos podrán tener distintos discernimientos u opiniones sobre un mismo caso, una situación como esta usualmente termina en una reclamación al primer profesional.
 
Sobre todo lo expuesto anteriormente es claro que los riesgos al ejercer la medicina existen, por eso es esencial que los profesionales de la salud estén en constante capacitación con respecto a las leyes, reglamentos y acuerdos ministeriales que regulan la práctica de su profesión, además por supuesto que cuenten con los abogados expertos en la materia. 
MÁS ARTÍCULOS