Edición Médica

Sábado, 28 de noviembre de 2020
06:32
Ecuador | Colombia
Salud Pública

INFORME ONU
El embarazo adolescente le cuesta al país millones de dólares anuales
El embarazo adolescente es una fábrica de pobres en América Latina
Jueves, 12 de noviembre de 2020, a las 10:26

Consecuencias socioeconómicas del embarazo en la adolescencia.



Redacción. Quito
Las altas tasas de embarazo adolescente en América Latina cuestan a los gobiernos de la región miles de millones de dólares al año y empeoran la pobreza y la desigualdad, según una investigación publicada por Naciones Unidas.
 
Por nación, el embarazo en la adolescencia cuesta en promedio 1.200 millones de dólares al año en pérdida de ingresos de las madres, ingresos fiscales, atención médica y costos hospitalarios, según el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) que analizó seis países: Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Paraguay.

Estos son costos que los gobiernos “podrían evitar si lograran prevenir embarazos adolescentes no deseados”, ha señalado el informe del UNFPA.
 
“Si podemos prevenir los embarazos precoces, podríamos mejorar las oportunidades para las mujeres, ampliar sus ingresos y opciones y también ampliar la capacidad estatal de ingresos fiscales”, ha dicho Federico Tobar, asesor del UNFPA para América Latina y el Caribe en Panamá.
 
Como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), los embarazos de adolescentes de 20 años o menos ascienden en promedio al 0,35 por ciento del PIB, moviéndose desde el 0,22 por ciento en Argentina al 0,58 por ciento en Colombia, según el informe.
 
Entre los seis países analizados, el costo del embarazo en la adolescencia fue mayor en México, costando a la nación 4.100 millones de dólares al año, y el más bajo fue en Paraguay con 1.300 millones de dólares al año.
 
Una madre adolescente pierde la oportunidad de ganar, en promedio, 1.243 dólares al año en comparación con una mujer que se convierte en madre en edad adulta, según el informe.
 
También tienen más probabilidades de abandonar la escuela, hacer trabajo doméstico no remunerado y, además, ganan un 24 por ciento menos de salario en comparación con las mujeres que se convierten en madres entre los 20 y los 29 años, asegura el informe.
 
Las madres adolescentes también tienen tres veces menos probabilidades de obtener un título universitario, cuando se compara con las mujeres que tuvieron hijos a una mayor edad. La falta de educación avanzada alimenta los ciclos de pobreza.
 
"El embarazo adolescente es una fábrica de pobres en América Latina", ha opinado Tobar
 
Algunas causas
 
Las altas tasas de embarazos adolescentes en América Latina están impulsadas por la falta de educación sexual en las escuelas y el bajo acceso a métodos anticonceptivos gratuitos para las niñas, lo que se ha vuelto aún más difícil de obtener debido al cierre de clínicas por el coronavirus, según ha estimado Tobar.
 
Previo a la pandemia, América Latina y el Caribe registraban la segunda tasa más alta a nivel mundial de embarazos adolescentes (66,5 por cada 1.000) con cifras en aumento se ha advertido UNFPA.
 
Las niñas a menudo quedan embarazadas como resultado de la violación por parte de familiares en el hogar, y las cuarentenas y cierres de escuelas han significado que las niñas tengan más probabilidades de quedar atrapadas en casa con familiares abusivos.
 
“En los embarazos que ocurren en niñas menores de 15 años o incluso más jóvenes, alrededor del 75 por ciento de estos embarazos están relacionados con violación y abuso infantil”, ha asegurado Tobar.
 
De los seis países del informe, el mayor índice lo presenta Guatemala (84 por cada 1.000), seguido de Ecuador (77), México (66), Argentina (64), Paraguay (60) y Colombia (57).




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.