Edición Médica

Sábado, 16 de enero de 2021
03:21
Ecuador | Colombia
Salud Pública

DESAFÍOS PARA LA REGIÓN
Ecuador tiene baja preparación para abordar del cáncer, según informe
Estrategia Nacional se supone que promueve la atención integral del cáncer
Miércoles, 25 de noviembre de 2020, a las 12:01

El gasto de bolsillo alcanza el 40 por ciento.


Redacción. Quito  
El último informe de la revista The Economist, ha señalado que las economías latinoamericanas en general enfrentan múltiples desafíos financieros, necesidades de atención sanitaria y servicios sociales básicos insatisfechos en la lucha contra el cáncer, que se han agravado con la fragmentación en los sistemas de salud y la crisis provocada por la CoVID19.
 
El reporte ‘Preparación para el abordaje del cáncer en América Latina: Construyendo sobre los avances recientes, auspiciado por la farmacéutica ROCHE, ha determinado entre otras cosas que Ecuador, por ejemplo, está entre los países con más baja preparación para abordar del cáncer, junto a Paraguay y Bolivia.
 
Los resultados del informe (realizado en 12 países que representan el 92 por ciento de la incidencia de cáncer en la región), ha reflejado que, de manera general, Latinoamérica cuenta con 65.5 puntos sobre 100 en los índices de preparación para el abordaje del cáncer en la región.
 
Ese índice determina qué tan preparados están los países para lograr reducciones importantes en las muertes prematuras por cáncer, aumentar las tasas de supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes a través del análisis de tres grandes dimensiones: políticas y planificación, servicios de salud, sistemas de salud y gobernanza.
 
El desafío para los sistemas de salud es lograr una respuesta bien planificada, más aún cuanto en Ecuador y la mayoría de los países de la región, el cáncer representa la segunda causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares.
 
Según el informe, se espera un importante crecimiento del cáncer en la región, pues pasará de 1,4 millones de casos nuevos en 2018 a 2 millones en 2030, mientras que las muertes anuales relacionadas irán de 670.000 a 980.000 en el mismo periodo.
 
Región de contrastes
 
El informe ha destacado también los grandes contrastes que existen en América Latina, considerada la región más desigual del mundo y con una población muy variada. Tan solo la esperanza de vida varía entre los 69 y los 80 años, mientras que el PIB per cápita oscila entre los 3.000 dólares en Bolivia hasta los 14.000 en Chile.
 
Del mismo modo, los tipos de cáncer e incidencias varían entre naciones e, incluso, a nivel interno. Además, los factores de riesgo también suelen ser muy diferentes, así como el acceso a la detección temprana y al diagnóstico.
 
Según el informe, la región experimenta una “doble carga del cáncer”, con la presencia de cánceres relacionados con el estilo de vida como el de próstata, mama y colorrectal, particularmente en los países más desarrollados como Argentina, Chile y Uruguay y cánceres persistentes relacionados con infecciones típicas de los países en vías de desarrollo como el cáncer de estómago, hígado o de cuello uterino.
 
Este último, representa el cuarto tipo de cáncer más común por tasa de incidencia (cada 100.000 personas) en América Latina. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cada año en la región más de 56.000 mujeres reciben un diagnóstico de cáncer de cuello uterino y más de 28.000 mueren, evidenciando las grandes desigualdades en la capacidad del desarrollo del sistema de salud.
 
Una de las cosas que existen en común es el alto gasto de bolsillo que en promedio es del 40 por ciento, cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es del 20 por ciento.
 
Uno de los aspectos positivos es la creación de planes nacionales de control de cáncer en la mayoría de los países de la región, menos en Bolivia, pero se siguen teniendo graves problemas para implementarlos y tampoco cuentan con presupuestos robustos.
 
El estudio ha observado muy poco desarrollo en investigación en cáncer sobre todo en países como Bolivia, Chile, Costa Rica y Ecuador que, a diferencia de Brasil y Argentina, no cuentan con políticas establecidas que regulen esta necesidad.
 
Finalmente, la investigación de la revista ha encontrado que existen signos crecientes de conciencia respecto a este desafío en toda la región, así como también algunas áreas con innovación y resultados positivos.
 
Sin embargo, ha concluido el informe, todavía queda mucho trabajo por hacer para mejorar los resultados del control del cáncer y para equipar a los sistemas de salud con los recursos y estructuras necesarios para prepararse para este desafío creciente.
 
José Luis Cañadas, director Médico de Roche Ecuador, ha considerado que el manejo del cáncer en el país requiere de “la voluntad y alianzas oportunas entre entidades públicas y privadas a través de la implementación de modelos de financiamiento condicionados a resultados clínicos o económicos que garanticen el acceso a nuevas tecnologías, sin arriesgar la sostenibilidad de los sistemas de salud”.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.