Edición Médica

Lunes, 29 de noviembre de 2021
00:51
Ecuador | Colombia
Salud Pública

PLAN INTERSECTORIAL
Ecuador iniciará intervención en 195 cantones para intentar reducir la desnutrición crónica infantil
Se han planteado metas bastante ambiciosas hasta el 2030
Miércoles, 10 de noviembre de 2021, a las 11:02
Erwin Ronquillo, secretario tcnico de Ecuador Crece Sin Desnutricin Infantil.

Erwin Ronquillo, secretario técnico de Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil.


Jonathan Veletanga. Quito
La desnutrición crónica infantil es uno de los problemas de salud pública más impactantes que tiene el Ecuador, en los últimos años los índices de prevalencia no se han reducido, al contrario las cifras se han incrementado, principalmente en las zonas rurales del país. Por esta razón el Estado se ha propuesto dos metas muy ambiciosas para los siguientes años.
 
En el país el 27.2 por ciento de las niñas y niños menores de 2 años sufren desnutrición crónica, según cifras del 2018, sin embargo, debido a la pandemia de la COVID-19 y sus consecuencias a nivel social y económica, la prevalencia puede haber aumentado, llegando casi al 30 por ciento en este 2021, ha advertido Luis Enrique Coloma, consejero presidencial, en un conversatorio organizado por la Secretaría Técnica Ecuador Crece Sin Desnutrición Crónica.
 
Con estos antecedentes el Gobierno se ha propuesto dos metas a corto y largo plazo: reducir en 6 puntos porcentuales los índices de prevalencia de la desnutrición crónica en menores de 2 años hasta mayo de 2025, y alcanzar el 10 por ciento de prevalencia hasta el 2030. Para esto se ha elaborado el Plan Estratégico Intersectorial Ecuador Crece sin Desnutrición Crónica Infantil, que consta de 6 ejes de acción y 28 proyectos de gestión. Estos empezarán a ejecutarse desde este 2021 con evaluaciones periódicas para analizar el avance hacia las metas planteadas.
 
Coloma ha señalado que Perú es un país que ha enfrentado con éxito la desnutrición crónica infantil, reduciendo alrededor de 19 puntos porcentuales en un periodo de 15 años (actualmente tiene una prevalencia de 12 por ciento). Por ello, “muchas de las prácticas que Perú logró implementar, las estamos trayendo al Ecuador”, al igual que otras estrategias internacionales que han mostrado eficacia en la lucha contra este problema de salud.  
 
Es así que “el plan estratégico para la prevención y reducción tiene una visión a largo plazo”, para los siguientes 10 años, ha señalado el consejero.
 
En este periodo se ejecutarán programas a largo y corto plazo, además de acciones urgentes y de gobernanza que se enmarcarán en las diferentes causas de la desnutrición crónica infantil como embarazo adolescente, falta de nutrición adecuada de las gestantes, falta de controles prenatales, partos inseguros, alimentación de los infantes en los primeros 1.000 días de vida, problemas con la vacunación pediátrica (rotavirus y neumococo), falta de saneamiento, violencia intrafamiliar, entre otros.
 
Primer programa a ejecutarse en territorio
 
Erwin Ronquillo, secretario técnico de Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil, ha manifestado que la desnutrición crónica infantil impacta y marca negativamente toda la vida de las niñas y niños (consecuencias psicológicas, emocionales, físicas, cognitivas, de desarrollo, entre otras), de manera que ya se han preparado y se están elaborando varias estrategias para trata de evitar y prevenir estas marcas.
 
El primer programa a implementar en el territorio nacional se denomina ‘Infancia con futuro’, tiene un enfoque intersectorial y el plan piloto se ejecutará entre diciembre de 2021 y enero de 2022, ha explicado el funcionario.
 
Brigadas móviles, conformada por un TAP y un gestor social, recorrerán 195 cantones y 728 parroquias en 23 provincias, con varios objetivos: captar a las niñas y niños que nacieron durante la pandemia y que no están registrados, hacer la medición antropométrica de los infantes, promover los controles prenatales en las madres gestantes, educar a la comunidad, entrega oportuna de servicios sociales y de salud, entre otros.
 
Desde febrero de 2022 arrancará la intervención a nivel nacional. A lo largo de todo ese año se priorizarán las zonas con más altas tasas de niños con desnutrición crónica, ha destacado Ronquillo.
 
En este sentido, ha adelantado que en el marco de este programa también se entregará el “bono de los 1.000 días’, una tarjeta virtual que será destinada a personas en condición de pobreza y extrema pobreza, y que será exclusiva para la compra de alimentos. “Se va a entregar desde la gestación hasta que el niño cumpla 2 años, para poder aprovechar la ventana de oportunidades (los 1.000 primeros días de vida)”.
 
Asimismo, se entregará un kit semilla de agua y saneamiento, mediante el cual se proporcionará, de acuerdo a las necesidades de las familias, un clorificador de agua, un panel solar y un biodigestor.
 
“Esto nos va a permitir durante el próximo año, igualarnos, ponernos al día y poder trabajar paralelamente en plan de largo plazo”, ha enfatizado el secretario técnico de Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil.
 
A decir del funcionario, en la proforma presupuestaria del 2022 está garantizado el financiamiento para ejecutar este programa de intervención, no obstante, no ha precisado a cuánto ascenderá la inversión.  



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.