Edición Médica

Viernes, 21 de junio de 2024
08:56
Ecuador | Colombia
Salud Pública

DÍA MUNDIAL
Ecuador debe revertir sus prioridades en el abordaje del cáncer
SOLCA Quito realizó un foro médico para visibilizar la epidemiología del cáncer en el país
Martes, 07 de febrero de 2023, a las 17:12
Francisco Viteri, Rodrigo Henrquez, Jorge Cevallos, Bernardo Sandoval y Wilmer Tarupi.

Francisco Viteri, Rodrigo Henríquez, Jorge Cevallos, Bernardo Sandoval y Wilmer Tarupi.


Jonathan Veletanga. Quito
SOLCA Quito ha conmemorado el Día Mundial Contra el Cáncer con un foro de discusión médica, donde se ha resaltado la importancia de priorizar la prevención para disminuir el impacto de los cánceres en la sociedad ecuatoriana.
 
¿Qué nos depara el futuro? Wilmer Tarupi, coordinador del Registro Nacional de Tumores de SOLCA, ha contestado esta pregunta con datos epidemiológicos. Según ha detallado, en los últimos años Ecuador ha registrado una tendencia creciente de nuevos diagnósticos de cáncer.
 
Solo en 2020 se han reportado 29.273 nuevos casos de cánceres y, si las tendencias se mantienen, se estima que se reportarán 34.341 casos para el 2025, 40.136 casos para el 2030, y 46.619 casos para el 2035. Es decir, “prácticamente un incremento del 59.3 por ciento”, ha asegurado.
 
Situación similar sucederá con la mortalidad por cáncer. En 2020 se han registrado 15.123 muertes por cáncer a nivel nacional, no obstante, para 2025 se estima que serán 18.028, para 2030 serán 21.464 y para 2035 serán 25.452 personas que mueren a causa del cáncer. Esto equivale a un aumento del 68.3 por ciento.
 
“Este panorama no es alentador” porque muestra que el cáncer será cada vez más frecuente, tanto en diagnóstico como en muerte. Por lo tanto, es momento de fortalecer las intervenciones que hay en el país, especialmente en promoción de la salud y prevención temprana. Para lo cual se requiere mayor presupuesto, ha considerado Tarupi.
 
Al respecto, Rodrigo Henríquez, coordinador general de Sostenibilidad del Ministerio de Salud Púbica (MSP), ha comentado que “en el mundo lamentablemente las prioridades han estado invertidas. Hemos destinado mucho esfuerzo en tratar las consecuencias de una enfermedad, que atendida a tiempo es evitable y controlable… Le estamos dando por descuido de todos los sistemas de salud, incluido el de Ecuador, más prioridad a las secuelas que a las intervenciones de prevención”.
 
Por esta razón, ha hecho un llamado a todos los actores del sistema de salud a reconocer la necesidad de trabajar conjuntamente para “revertir nuestras prioridades y darle mayor énfasis a la prevención y a la promoción”, pero también para no descuidar el abordaje adecuado de los determinantes sociales y comerciales de la salud, que tienen una contribución importante en la génesis del cáncer.

“El reto que tenemos es ralentizar y revertir una tendencia… Hay una deuda histórica que tenemos como país en el abordaje del cáncer, y es que muchos de los problemas que enfrentan las personas el día de hoy, son producto de inequidades” e iniquidades. Por ende, para invertir esta situación es fundamental mejorar las capacidades resolutivas y fortalecer el abordaje del cáncer, haciendo énfasis en aquellos que son inmunoprevenibles, ha opinado.
 
Francisco Viteri, secretario metropolitano de la Salud de Quito, ha coincido con este aspecto. En este contexto además ha resaltado la responsabilidad que tienen los gobiernos locales para trabajar en medidas de prevención y diagnóstico precoz (asociados también a los determinantes sociales y comerciales de la salud), así como en acciones que ayuden a “romper los estigmas y prejuicios” que están alrededor del cáncer.
 
“Debemos insistir y trabajar” en la creación de espacios saludables, estilos de vida saludables, promoción de la actividad física, sistemas de seguridad alimentaria y programas de prevención de cánceres, especialmente de los más prevalente en mujeres y hombres: mama, cuello de útero, tiroides, próstata, estómago y colorecto, ha expresado.
 
Rol de la academia en la prevención
 
Bernardo Sandoval, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Américas (UDLA) también ha destacado el rol de la prevención en la lucha para reducir la incidencia y mortalidad por cáncer.
 
Ha sostenido que la academia tiene un papel fundamental. De cierto modo “el cáncer ha estado relegado” de la enseñanza médica, pero esto no debe ser así. "La educación en materia de prevención debe ser una realidad", ha sentenciado el académico.
 
Para progresar debemos educarnos, y es penoso y curioso que un aspecto tanto importante de la salud humana haya sido subestimado”, especialmente cuando el cáncer es la segunda causa de mortalidad en el mundo, ha insistido.
 
Hoy por hoy, la Biología Molecular, el desarrollo de nuevas herramientas diagnósticas, la farmacología del cáncer, las terapias, etc., “son expresiones del avance de la Ciencia” que indican que, si bien el cáncer es una enfermedad genética, es posible curar siempre y cuando se logre diagnosticar de manera temprana y oportuna (en estadios tardíos y avanzados la supervivencia es baja).
 
Por su parte, el presidente de SOLCA Quito, Jorge Cevallos, ha reiterado que en la actualidad se dispone de las herramientas necesarias para prevenir y detectar tempranamente varios tipos de cáncer. “Es una enfermedad grave, pero no debemos tenerle miedo si estamos en estadios tempranos”, ha enfatizado.
 



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.