Edición Médica

Sábado, 25 de mayo de 2024
14:36
Ecuador | Colombia
Salud Pública

SIMPOSIO INTERNACIONAL
Cardiopatías congénitas, tercera causa de mortalidad infantil en Ecuador
Se necesita un programa nacional específico y más especialistas en Cardiología Pediátrica
Lunes, 12 de diciembre de 2016, a las 10:55
Ral Ros Mndez, lder del Servicio de Cardiologa y Hemodinamia del Hospital Peditrico Baca Ortiz.

Raúl Ríos Méndez, líder del Servicio de Cardiología y Hemodinamia del Hospital Pediátrico Baca Ortiz.


Jonathan Veletanga. Quito
Raúl Ríos Méndez, líder del Servicio de Cardiología y Hemodinamia del Hospital Pediátrico Baca Ortiz, ha indicado a REDACCIÓN MÉDICA que la cardiopatía congénita es una problemática de salud en Ecuador y a nivel mundial, que actualmente puede ser tratable tempranamente para que los pacientes puede llevar una vida con muchos años saludables.

“En el siglo XXI el 90 por ciento de los pacientes con cardiopatías congénitas que son tratados oportunamente llegan a la adultez con una calidad de vida buena. En el país ya se puede tratar esta problemática y si bien se ha avanzado mucho en los últimos años aún nos falta mucho desarrollo por hacer”, señaló el especialista.

Durante el Primer Simposio Internacional Cardiopulmonar y de Electrofisiología Pediátrica ‘Hacia la Cardiopediatría Integra’ que se ha desarrollado en el Hospital Pediátrico Baca Ortiz, Ríos indicó que en el país las cardiopatías congénitas son la tercera causa de mortalidad infantil y que cada año hay cerca 330 mil recién nacidos vivos de los cuales 3.300 tendrían algún tipo de cardiopatía congénita y de este grupo aproximadamente 2.100 ameritan tratamiento temprano.

Según ha explicado, en Ecuador las cardiopatías congénitas están contempladas dentro de las enfermedades catastróficas y como tal recibe asistencia, medicamentos y tratamiento. Sin embargo es “un poco difícil” dar cobertura a todos los pacientes debido a que existen solo tres centros pediátricos en el país, que son el Hospital Baca Ortiz en Quito y los hospitales Francisco de Ycaza Bustamante y Dr. Roberto Gibert en Guayaquil.

Programa nacional específico

Por este motivo para el especialista es necesario un programa nacional específico de cardiopatías congénitas, formar más especialistas en Cardiología Pediátrica, un trabajo en red para dar tratamiento oportuno y optimizar recursos, además de hacer prevención y detección temprana de pacientes con esta problemática de salud desde el primer y segundo nivel de atención.

“Detectar a los pacientes con cardiopatías congénitas en los primeros niveles de atención debería ser nuestros objetivo como país”, sostuvo Ríos, quien ha indicado que se debe incentivar a que el diagnóstico se realice en el primer nivel de atención y que se refuercen los hospitales de segundo nivel de atención.

Además aseveró que las sociedades científicas, las autoridades sanitarias, fundaciones, hospitales, entre otras organizaciones de salud, deben realizar un trabajo colaborativo con el objetivo de optimizar recursos y dar solución a la problemática cardiovascular congénita.

“Este problema de salud es causa importante de mortalidad, enfermedad crónica, discapacidad y alteración en el grupo familiar. Sin embargo en Ecuador ya podemos tratar estas patologías, además debemos hacer detección temprana antes de que aparezcan las complicaciones, inclusivo en edad fetal, lo que ya es posible en nuestro país”, ha concluido Ríos. 



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.