Edición Médica

Jueves, 09 de julio de 2020
15:13
Ecuador | Colombia
Profesionales

PRIMERA ENTREGA DE LA SERIE
Salud actuó sin fundamento al suspender la hidroxicloroquina en el tratamiento de la CoVID19
Especialistas consideran que el estudio de The Lancet es sesgado.
Jueves, 28 de mayo de 2020, a las 15:43
Washington Alemn y Enrique Tern.

Washington Alemán y Enrique Terán.


Cristina Coello. Quito
Como un error ha sido considerada la decisión del Ministerio de Salud Pública (MSP) de suspender el uso de la cloroquina (CQ) e hidroxicloroquina (HCQ) en pacientes con sintomatología moderada de la CoVID19.
 
Enrique Terán, especialista en Farmacología y docente de la Universidad San Francisco de Quito y Washington Alemán coordinador de la Sociedad Ecuatoriana de Infectología han señalado a EDICIÓN MÉDICA que la autoridad sanitaria tomó la decisión sin ningún consenso con las sociedades científicas, dejando a los pacientes (con infección temprana) sin ningún tratamiento para la enfermedad.
 
Alemán y Terán han aclarado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha prohibido emplear la CQ y la HCQ, sino que suspendió temporalmente los ensayos clínicos de esos fármacos como posible tratamiento de la CoVID19, en el estudio global ‘Solidarity’.  
 
Terán ha admitido que existe un conflicto entre médicos sobre el uso o no de esa terapia y por lo tanto era necesario llegar primero a un consenso con las sociedades científicas antes de anunciar “la decisión más rápida que se ha tomado en esta pandemia”.
 
Por otra parte, los dos especialistas han insistido en que alrededor del mundo se están ejecutando una serie de estudios sobre los posibles beneficios o perjuicios de ese fármaco y por lo tanto no existen resultados definitivos.
 
Es más, acaba de publicarse un estudio que demuestra la efectividad de HCQ en la reducción la mortalidad al ser usado tempranamente y con una baja tasa de efectos indeseables cardiovasculares, ha añadido Terán (aquí la publicación científica).
 
Alemán ha aclarado que en el Ecuador “no usamos la combinación toxica con azitromicina” y que la Sociedad Ecuatoriana de Infectología está preparando un documento en el cual señalarán su desacuerdo con la decisión.
 
Estudio sesgado
 
Entre los argumentos de la OMS para suspender las pruebas se ha citado una publicación de la reconocida revista científica ‘The Lancet’ que indicaba una "mayor tasa de mortalidad" de pacientes de CoVID19 que habían tomado HCQ.
 
No obstante, Alemán y Terán han advertido que ese estudio tiene varias inconsistencias y sus conclusiones no son determinantes.
 
Terán ha enviado varias observaciones al editor de la revista The Lancet, entre las que menciona que el estudio fue realizado por un grupo de cuatro cardiólogos, sin la participación de ningún infectólogo o epidemiólogo.
 
Además, aunque el artículo asegura ser multinacional, se ha podido evidenciar que el 70 por ciento de las historias clínicas revisadas son solo de Estados Unidos y no hay datos específicos de hospitales participantes en Sudamérica, cuya muestra fue de solo al 3,7 por ciento.
 
Por otra parte, el periódico ‘The Guardian’ de Australia (aquí el artículo) ha asegurado que nunca enviaron datos para ese estudio. “Entonces la representatividad es cuestionable”, ha considerado Terán.
 
Además, según el docente de la USFQ, el estudio realiza una comparación entre los pacientes que viven y mueren incluyendo a los que tienen obesidad, “cuando ya se sabe de su alta mortalidad. Entonces era un grupo no comparable”.
 
“Del 100 por ciento que murieron, el 70 son los que no recibieron CQ y eso es un sesgo de análisis muy importante. No quiero decir con eso que no hay efectos adversos, pero no se puede dejar al paciente sin darle ningún tipo de tratamiento. Hay que minimizar y monitorizar la peligrosidad que tienen las drogas, pero no dejar si nada”, ha advertido Terán.
 
En conclusión, “por la pandemia, el rigor científico que se exige a las publicaciones en algunos casos no se está cumpliendo”, ha dicho Terán.
 
Transparencia del MSP
 
Por otro lado, los dos especialistas han recordado que la HQC y QC se ha utilizado durante años en pacientes con artritis y lupus. La cardiotoxicidad que se encuentra en pacientes CoVID está relacionada con una mayor susceptibilidad que genera el virus a nivel cardíaco y por ende hay que incrementar la precaución en el uso de esos fármacos.
 
“Sería bueno que el MSP transparente las cifras y no simplemente saque un comunicado diciendo que por los efectos adversos que se han visto se toma la decisión. Hay que referirse a cifras exactas. En el Ecuador se está usando de diferentes maneras y por cerca de dos meses, debe haber miles de pacientes tratados, cuántos de esos pacientes han tenido problemas cardiovasculares, sería útil que el MSP saque la cifra”, ha solicitado Terán.
 
Los médicos ecuatorianos estaban aplicando un consenso multidisciplinario (aquí un documento) aprobado por el mismo MSP para el tratamiento de la CoVID19, en el cual se estratificaba a los pacientes de acuerdo con la complejidad. En esa guía estaba establecido el manejo y la utilización apropiada de HQC y QC.
 
No es lo mismo utilizar (la HQC y la QC) en los primeros estadios de la enfermedad, que en los pacientes gravemente enfermos. Hay muchas variables que lastimosamente no han sido tomadas en cuenta”, ha sido enfático en señalar Alemán.
 
Con la suspensión, “el MSP está desmereciendo su propio protocolo” o en su defecto, debió identificar problemas cardiacos antes de la publicación de The Lancet y tomado acciones, ha señalado Terán.
 
Es decir que, acogiendo los datos publicados en The Lancet, 6 de cada 10 de los pacientes tratados en el Ecuador deberían tener problemas cardíacos. “Eso debía ser algo alarmante, pero ahora que la OMS adopta esta medida infundamentada el MSP ahora dice si, que aquí teníamos problemas”, ha cuestionado Terán.
 
El docente teme que sin la HQC y QC las autoridades decidan comprar Remdesivir, una droga que sigue en estudio, que tampoco tiene resultados contundentes y “cuesta al menos 100 veces más, si no es mil veces más”.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.