Edición Médica

Domingo, 14 de julio de 2024
09:59
Ecuador | Colombia
Profesionales

CRISIS EN LA EDUCACIÓN MÉDICA
Para 2030 habrá sobreoferta de médicos y pauperización de la atención médica, advierte estudio en Ecuador
No existe calidad de educación médica ni de servicios, según Hidrobo.
Martes, 02 de julio de 2024, a las 14:50
Enrique Hidrobo Cueva, docente de la USFQ.

Enrique Hidrobo Cueva, docente de la USFQ.


Cristina Coello. Quito
Es sabido que la carrera de Medicina es la más demandada entre los estudiantes ecuatorianos. Sin embargo, pocos han analizado la real necesidad de estos profesionales en nuestra sociedad. Un reciente estudio ha alertado de una excesiva oferta de médicos en solo 6 años.
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de 23 médicos por cada 10.000 habitantes, para prestar servicios esenciales de salud, pero el Ecuador tendrá para el 2030 cerca de 60.
 
Así lo ha establecido un estudio de proyección realizado por el docente investigador de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) Enrique Hidrobo Cueva, quien en entrevista con EDICIÓN MÉDICA estima que ahora mismo ya s una sobre oferta de médicos generales en el Ecuador.
 
Y como sucede cuando de datos se trata, las instituciones de referencia en Ecuador no las tienen o no brindan las facilidades de acceso a ellos y según Hidrobo, la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) no presenta desde el 2020 la información relacionada a cuántos médicos y recursos de salud existen.
 
Aun así, su investigación ha estimado que “para el 2030 vamos a ser más de 140.000 médicos y en Ecuador no necesitamos más de 45.000. Allí hay un gravísimo problema”, ha anticipado.
 
¿Qué tan preciso es el estudio?  

Hasta el año 2022 el registro de títulos de médicos generales en la Senescyt era de 76.000 y en el estudio “nosotros tenemos solo 56.118, es decir que en la publicación estamos por debajo de lo que está pasando en la realidad”.
 

Por otro lado, el registro de los médicos generales que aprobaron el examen del CEACES (Consejo de Evaluación Acreditación y Aseguramiento de la Educación Superior) desde el 2013 hasta el 2024 están 72.000.
 
“Entonces, desde este punto de vista el estudio está por debajo de la realidad y esto significa que posiblemente no vamos de tener 140.000 médicos al año 2030 sino que vamos a tener muchos más”. Pero también ha insistido en que, en base a esos datos, ya existe una sobre oferta de médicos.
 
¿Cómo irán los servicios de salud con más médicos?
 
Considerando esas cifras, se vislumbra una sobreoferta de médicos y a decir de Hidrobo eso “es extremadamente grave”, porque no solamente habrá profesionales que no tengan trabajo, sino que además habrá una pauperización de la atención médica.
 
Y para el investigador, el problema más importante radica en la calidad de servicios médicos que ya tiene el país, “es baja”.
 
A diferencia de otras actividades, en salud, quien genera la demanda de servicios sanitarios no es el paciente, sino el médico porque él es el que determina el número de consultas que requiere, o si es necesaria una cirugía o una revisión de exámenes. “Por tanto, no es un sistema de economía perfecto. Si tenemos demasiados médicos en la sociedad van a generar servicios y por lo tanto el costo total de servicios se aumenta y obviamente la calidad va a disminuir.”, ha explicado.
 
Aumento de facultades de Medicina y calidad de Educación
 
También es muy evidente que universidades (principalmente privadas) están abriendo más facultades de Medicina porque la demanda es muy alta.
 
No obstante, una de las funciones de la universidad es analizar los problemas de la sociedad y ofrecer respuestas y proyectos para subsanar esas necesidades. “Pero yo creo que hasta el momento las universidades no se han dado cuenta de lo que realmente están haciendo al incrementar la oferta” en la carrera de Medicina, ha manifestado Hidrobo.
 
Pero también tras el tema del aumento de facultades está el de la calidad de la educación médica y esa se está reflejando en los resultados de los exámenes de habilitación profesional. Cada año existen reclamos de los estudiantes por los problemas que tienen para aprobarlo.
   
En ese sentido, Hidrobo ha comentado que, por ejemplo, “en los Estados Unidos las universidades tienen entre 400 o 600 estudiantes en toda la facultad de Medicina”, mientras que en nuestro país la mayor parte de facultades tienen entre mil a tres mil estudiantes “y hay una que tiene 7000”, ha comentado.
 
“Si en los Estados Unidos, con los recursos económicos que manejan, no pueden dar educación a más estudiantes, ¿qué tipo de educación estamos dando nosotros?”, se ha cuestionado el también docente.
 
Crisis de la educación superior
 
Hidrobo ha dejado claro que la población sabe exactamente qué clase de servicios médicos tiene el país. Por una parte, están los privados y por otro los públicos y cada uno tiene sus problemas, pero para él la mala calidad en los servicios nace en la formación. “Hay que regresar a ver a las universidades, los posgrados, los hospitales, la consulta externa, todo es consecuencia de lo mal que estamos” en la formación académica, ha insistido.
 
Y aunque se supone que tenemos las escuelas de medicina acreditadas con estándares internacionales, la calidad de los servicios no lo refleja.
 
De allí que el investigador ha recordado que el objetivo de una acreditación de una facultad es la calidad de asistencia médica y que la población tenga buenos servicios por lo tanto ha sugerido que CACES siga las normas de acreditación internacional.
 
¿Deben cerrar las facultades de medicina?
 
Y frente a la elevada proyección de médicos para el 2030 se podría pensar que la opción estaría en cerrar por un tiempo algunas facultades. Sin embargo, Hidrobo ha dejado claro que esa no es una buena alternativa.
 
Si se cierran ahora las facultades, luego se necesitarán 20 años para llegar a tener la tasa adecuada de médicos en relación con la población.
 
Y si bien el objetivo es tener una tasa de médicos de acuerdo con la población, entonces la consideración “debería ser ofrecer una buena calidad de asistencia médica y de educación médica. Entonces las facultades de medicina deberían ser acreditadas siempre y cuando oferten una muy buena calidad de educación y desafortunadamente eso en el Ecuador no pasa”, ha asegurado el investigador.
 
En ese sentido, ha señalado que una de las cosas más importantes que se toma en cuenta para una acreditación internacional de una facultad es que “tenga las facilidades clínicas para que los estudiantes puedan tener acceso a entrenamiento real con los pacientes y eso no hay” en la mayoría de las facultades o escuelas de Medicina del país, ha informado.
 
“Si las escuelas no están estructuradas para dar una buena educación médica se deberían cerrar” y uno de los parámetros para verificar esa calidad también puede ser el examen de habilitación.
 
Y en ese aspecto, nuevamente ha citado el caso de los Estados Unidos, donde el porcentaje de estudiantes que pasan los exámenes ECFMG (Educational Commission for Foreign Medical Graduates) es del 92 por ciento “y aquí en el último examen del CEACES no pasaron ni el 40 por ciento de los estudiantes”, se ha lamentado.
 
De allí que ha vuelto a razonar sobre si el país necesita nuevas facultades de Medicina y si hay tantos estudiantes que no pasen el examen, las autoridades “deberían tomar un examen en base al conocimiento universal y estandarizado como puede ser el de ECFMG. Allí no habrá críticas a los médicos ecuatorianos que hacen el examen”, ha manifestado Hidrobo.
 
Por ello ha insistido en los estándares internacionales tanto para el examen de acreditación como para el funcionamiento de las facultades de Medicina, en espera de una buena educación médica con toda la infraestructura y supervisión en diferentes centros clínicos.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.