Edición Médica

Jueves, 26 de enero de 2023
20:30
Ecuador | Colombia
Profesionales

POSICIÓN GREMIAL
Médicos del Guayas se pronuncian sobre objeción de conciencia en casos de aborto y nueva propuesta para posgrados
La FME y el CMG se han declarado en resistencia
Martes, 10 de enero de 2023, a las 11:19
Hctor Rosero, secretario de la FME.

Héctor Rosero, secretario de la FME.


Redacción. Quito
La Federación Médica Ecuatoriana (FME) y el Colegio de Médicos del Guayas (CMG) han organizado una reunión de trabajo para coordinar varias acciones referentes a diversos temas gremiales, como objeción de conciencia para aborto en casos de violación, nueva propuesta para mejorar el acceso a posgrados y puntos críticos en el Reglamento de la Ley de Carrera Sanitaria.
 
“Esto es parte de la actividad gremial que estamos haciendo. Nuestra función es servir, somos un medio que toma acciones gremiales con resultados para poder trabajar en beneficio de los colegas”, ha enfatizado Héctor Rosero, secretario de la FME, en entrevista con EDICIÓN MÉDICA.
 
¿Suspensión de la objeción de conciencia?
 
La FME y el CMG están exigiendo a la Corte Constitucional del Ecuador frenar sus “arbitrariedades” frente a la libertad de objeción de conciencia de los médicos en aborto consentido en casos de violación.
 
A finales del 2022, la Corte declaró la suspensión provisionalmente del artículo 19 de la Ley Orgánica que Regula la Interrupción del Embarazo en casos de Violación (Lorive), a través de una medida cautelar. Es decir, se suspendió el artículo que abría la posibilidad de que los médicos no practiquen un aborto en casos de violación, haciendo uso de la objeción de conciencia, ha explicado Rosero.
 
“Nosotros como médicos, conforme al Juramento Hipocrático, estamos obligados a salvar vidas. Bajo ese marco conceptual, el artículo 66 numeral 12 de la Constitución establece que nosotros procuremos realizar la objeción de conciencia y con ello tenemos la opción de no realizarlo (el aborto) en el marco de nuestro criterio técnico – científico. De igual manera, habrá médicos que puedan hacerlo, pero para nosotros no es factible tener una Espada de Damocles para realizar esto a todas las pacientes que han sido violadas. No es nuestra posición y es nuestro derecho constitucional tener la objeción de conciencia”, ha expresado el gremialista.
 
Para Rosero, este es un tema muy controversial, sin embargo, la FME y el CMG buscan que los médicos no estén obligados a realizar un aborto cuando ellos piensen que no deben hacerlo. Por ello, se han declarado en “resistencia”.
 
En este sentido, ha aclarado que esta posición se fundamental en que “los médicos tengan el derecho a elegir si realizan este procedimiento o no (que pueden discernir y no que estén obligados)”, más no a coartar la libertad de las mujeres.
 
Nudos críticos de la Ley de Carrera Sanitaria
 
El gremio médico también está trabajando en el reglamento de la Ley de Carrera Sanitaria, para que se aplique lo más pronto posible en beneficio de todos los colegas y profesionales de la salud, ha puntualizado Rosero.
 
Al respecto, ha indicado que están generando propuestas para solventar ciertos nudos críticos y la brecha de talento humano en las instituciones de salud. Por ejemplo, “se había abierto un punto que indicaba que quien trabaja en la parte pública, ya no puede trabajar en la parte privada. Esto nosotros no lo vamos a permitir porque el derecho al trabajo es una situación muy particular”.
 
Entonces, para los casos de los médicos que tienen funciones especiales y jornadas reducidas, se está planteando que “no trabajen en la misma actividad que están haciendo en la parte pública, pero si que puedan hacer docencia y otro tipo de actividades en el sector privado”.
 
“Nuestra función es servir a los colegas para que puedan ingresar al servicio público y a futuro hagan una carrera en el marco de la formación de la Ley de Carrera Sanitaria”. Por esta razón, la FME y los colegios médicos provinciales están trabajando y socializando los avances del reglamento a esta ley.
 
Posgrados para médicos residentes en funciones hospitalarias
 
El acceso a posgrados de especialidades médicas es un tema crítico para los galenos del país, por ello la FME está elaborando una propuesta de formación que beneficie a los médicos residentes en funciones hospitalarias (ganadores de concurso).
 
El objetivo es que ellos puedan hacer posgrados dentro de las instituciones públicas con partidas presupuestarias asignadas por los hospitales, tanto del MSP como IESS. “No estamos hablando de becas ni de autofinanciamiento”.
 
“Hace 6 meses iniciamos este camino con conversaciones con la Universidad de Guayaquil para ver el tema de posgrados y es realmente preocupante de que todavía no se hayan aprobado las mallas curriculares para este proceso”. Por ello, “vamos a ser el nexo para tratar de solucionar este tema”, es decir, para hablar con las autoridades de salud, del CES y con las autoridades universitarias.
 
“En este marco ya se ha iniciado con los médicos residentes que son ganadores de concurso por la Ley Humanitaria porque ellos tienen un presupuesto ya asignado. Estamos en conversaciones con las autoridades del Ministerio de Salud y algunas academias que les interesa desarrollar programas de posgrados en concursos cerrados para estos profesionales”, ha manifestado Rosero.
 
Según ha señalado, en Quito ya se está realizando un piloto en conjunto con una universidad privada. “Lo importante es que los médicos jóvenes tengan la posibilidad de tener un posgrado, ahora que son ganadores de concurso”.
 
“Seguiremos trabajando desde la vicepresidencia del CMG, si los médicos de la provincia así lo determinan por los posgrados de la Costa y del país”, ha enfatizado.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.