Edición Médica

Lunes, 28 de septiembre de 2020
02:40
Ecuador | Colombia
Profesionales

PROCEDIMIENTOS ESTÉTICOS
La calidad de los implantes reduce las complicaciones de la mamoplastia de aumento
Se recomienda tomar en cuenta la cobertura y el relleno del implante
Lunes, 20 de enero de 2020, a las 10:47
Fernando Moscoso, cirujano plstico esttico y reconstructivo del Centro Mdico Axxis.

Fernando Moscoso, cirujano plástico estético y reconstructivo del Centro Médico Axxis.


Jonathan Veletanga. Quito
Hoy en día las cirugías estéticas, principalmente de aumento de senos (mamoplastia de aumento), son procedimientos quirúrgicos con mucha demanda en Ecuador, en especial entre las mujeres jóvenes. Los resultados de estas cirugías dependen de la experticia del cirujano y de la calidad de los insumos médicos que se utilizan.
 
Para despejar las dudas más recurrentes de la mamoplastia de aumento y desmitificar ciertos mitos sobre los implantes mamarios, EDICIÓN MÉDICA ha conversado con Fernando Moscoso, cirujano plástico estético y reconstructivo del Centro Médico Axxis, quien se ha especializado en Argentina.
 
Calidad de los implantes
 
La mamoplastia de aumento es una cirugía relativamente frecuente en el país. Tiene una duración de 45 minutos y 2 horas, dependiendo de la técnica que se utilice. Es de bajas complicaciones cuando se realiza con un experto y con los insumos adecuados. “Hay que usar implantes de buena calidad y que hayan sido comercializados durante varios años”, ha sostenido el especialista, quien ha recomendado las marcas Sebbin y Motiva.
 
Todos los implantes autorizados tienen un registro (carnet con un código), mediante el cual las pacientes pueden verificar la legalidad y procedencia de los mismos. Por esta razón, es fundamental que los cirujanos entreguen este documento después de la cirugía, ha agregado. 
 
Cobertura y relleno del implante 
 
Los implantes mamarios pueden estar cubiertos de un tejido liso, texturizado y microtexturizado. Su utilidad dependerá de los consejos del cirujano y su experiencia. Según Moscoso, el microtexturizado reduce el riesgo de generar contractura capsular (reacción del cuerpo hacia el implante por ser un cuerpo extraño), también con dichos implantes microtexturizados, no hay evidencia de una patología llamada linfoma anaplásico de células gigantes (tipo de cáncer), que hoy en día preocupa, ya que según algunos estudios hay relación entre esta patología y los implantes de tipo texturizados. 
 
En cuanto al relleno de los implantes, el cirujano plástico ha manifestado que son más seguros aquellos de gel de silicona de alta cohesividad. Estos se están utilizando en los últimos años por su calidad y seguridad. “Si llegan a romperse no se desparraman”, lo que sí podría suceder si un implante relleno de silicona liquida o de baja cohesividad si llegara a romper. Por otro lado, existen los implantes rellenos de solución salina, que tienen el inconveniente que con el paso del tiempo pueden perder su volumen.
 
Causas para cambiar el implante
 
Según Moscoso, un implante mamario debe cambiarse solo bajo ciertas circunstancias, es decir, por un aspecto estético propio del paciente (ejemplo quiera un implante más grande), por rotura del implante (este motivo no es muy frecuente en la actualidad) y cuando presenta inconvenientes como la contractura capsular, ya que esta patología puede con el paso del tiempo originar dolor y deformidad del seno.
 
Por último, hay que estar pendientes si se presentara un cuadro inflamatorio tardío que origina acumulación de liquido en moderada cantidad junto al implante (Seroma tardío), que podría ser un indicativo de algún proceso anaplásico (linfoma anaplásico de células gigantes) y se recomendaría un de estudio citológico, histopatológico y retiro de los implantes.
 
“En estos casos se debe cambiar el implante”, pero si no existe uno de estos motivos el implante puede estar “muchos” años, eso sí, para evitar cualquier situación inesperada es fundamental que las pacientes tengan un control médico secuencial y regular, y sobre todo que sigan las recomendaciones del cirujano, ha enfatizado el especialista.
 
A decir del cirujano, actualmente las pacientes no son muy conscientes de este tema, por lo que, descuidan el seguimiento. “Sería importante hacer campañas informativas para que la ciudadanía conozca estas temáticas”, ha insistido.
 
Sobre la técnica
 
Moscoso ha explicado que las técnicas más utilizadas para la colocación de los implantes son la reto glandular (se colocan detrás de la glándula mamaria) y la reto muscular (se colocan detrás del músculo pectoral). Su uso dependerá de varios factores, entre los más importantes, la destreza del cirujano y el espesor del tejido mamario y graso de la paciente.
 
Por ejemplo, si el tejido mamario y graso es muy delgado (fino) no es conveniente colocar el implante detrás de la glándula mamaria porque va a quedar muy expuesto y no se verá un resultado muy natural. En aquellos casos se recomienda colocar detrás del músculo pectoral.
 
En cambio, cuando se requiere colocar los implantes detrás de la glándula mamaria pese a que el tejido mamario es muy delgado, como suele suceder en algunos pacientes deportistas que debemos evitar la colocación del implante tras el musculo para no dañar la fuerza del mismo y no dejar un déficit en su movimiento, se puede recurrir a los implantes anatómicos que tienen una forma de gota y colocarlos en posición retro glandular.
 
El dato
 
Para consultas con el cirujano plástico Juan Fernando Moscoso, contactarse a través de www.moscosoplastica.com. Al Centro Médico AXXIS o a los siguientes números telefónicos:  099 8543 288 - 02 3824 440 – 02 03824 444.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.