Edición Médica

Domingo, 25 de septiembre de 2022
10:36
Ecuador | Colombia
Profesionales

EN ECUADOR
Estudio demuestra manejo inadecuado de Infección de Vías Urinarias
La investigación se realizó a médicos rurales del país
Martes, 09 de agosto de 2016, a las 16:54
Ronny De La Torre, mdico investigador.

Ronny De La Torre, médico investigador.


Diego Mosquera. Quito
Un estudio sobre el tratamiento de la ‘Infección de Vías Urinarias’ (IVU) en la atención primaria de salud en médicos rurales ha determinado que en estas zonas se maneja de manera inadecuada esta patología por varios motivos.

Esta investigación realizada por Ronny De La Torre, médico ecuatoriano, se realizó mediante la herramienta digital ‘SURVIO’  a más de 60 médicos de tres regiones del país.

Para obtener los resultados se analizó la frecuencia que se atendía en consulta la IVU, en términos cualitativos como muy frecuente, frecuente, poco frecuente e infrecuente. Obteniendo que el 63,6 por ciento considera que es una enfermedad frecuente en consulta y 20 por ciento considera que es una patología muy frecuente.

“Analizamos también si el diagnóstico se encontraba basado exclusivamente en la clínica del paciente (signos y síntomas) o si existía apoyo en exámenes de laboratorio como es recomendación de las guías de manejo y el uso racional de antibióticos” ha señalado a REDACCIÓN MÉDICA De La Torre.

Sobre este punto se pudo saber que el 7,3 por ciento  se apoya en exámenes de laboratorio en todas las ocasiones, un 30,9 por ciento casi siempre y un 16,4 por ciento nunca o casi nunca basa su diagnóstico en exámenes de laboratorio.

“En muchas ocasiones se confunde disuria (signo de ardor o molestia al orinar) con IVU, siendo necesario para el diagnóstico diferencial el Elemental y Microscópico de Orina, ya que la disuria está relacionada a otras patologías del tracto urinario y según estudios se presenta en un 65 por ciento de los casos de IVU” ha comentado el investigador.

Sobre los insumos disponibles

Para esta sección se preguntó a los galenos si en el distrito de salud en el que se encuentra sirviendo existe laboratorio clínico para poder apoyarse en exámenes para la práctica clínica.

La respuesta a esta interrogante determinó que el 83,6 por ciento de los encuestados contaban con un laboratorio clínico de apoyo, mientras que el 14,5 por ciento no contaba con el mismo.

Además, según la encuesta solo un 18,2 por ciento de los laboratorios de apoyo en la atención primaria cuentan con Cultivo y Antibiograma, examen necesario para el diagnóstico de las recidivas y reinfecciones.

Cómo se toman las decisiones

Según el análisis el  36,4 por ciento de los médicos toman su decisión de tratar una infección basado únicamente en la clínica del paciente.

Por otra parte, el 29,1 por ciento toma su decisión terapéutica de acuerdo a la disponibilidad de fármacos. No de acuerdo a la necesidad o basado en estudios de la resistencia local o siguiendo criterios del uso racional de antibióticos, dice la investigación.

Antibióticos

Se muestra que 9,1 por ciento de los encuestados combina antibióticos (usa más de uno a la vez), lo que va contra la práctica del uso racional de antibióticos en la Atención Primaria en Salud.

La resistencia a Ciprofloxacina y Cotrimoxazol son altas, mayores al 20 por ciento según los pocos estudios que se han realizado sobre el tema en el país, lo que los descarta como posibles alternativas de tratamiento empírico ya que el mismo debe contar con una resistencia inferior para disminuir la posibilidad de seleccionar a las cepas resistentes.

Solo el 32,7 por ciento de los encuestados conoce el concepto de Uso Racional de Antibióticos.

Conclusiones

De La Torre ha puntualizado a este medio que esta encuesta sirve como referencia y punto de partida para que se tome en cuenta por los médicos al momento de presentarse un paciente con síntomas de IVU.

“Es preocupante la manera cómo en el algunos casos se mezclan antibióticos, es el sistema el que puede provocar el proceder inadecuado ante estas patologías, existe mucho riesgo de provocar resistencia bacteriana al no seguir los protocolos", ha dicho.

Otro punto relevante que menciona el médico, es que no en todos los distritos se puede encontrar un laboratorio disponible, haciendo más difícil el diagnóstico de IVU.

“Los médicos rurales  son la primera línea de batalla contra las enfermedades, pero no siempre tienen todos los recursos a la mano, con la cantidad de pacientes que tienen que tratar es comprensible que a veces no se pueda atenderlos con calidad, el sistema prioriza la cantidad y esto debe cambiar, además se debe capacitar al personal sobre el uso racional de antibióticos”, ha señalado.

Si usted desea participar puede acceder a través de este enlace a la encuesta.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.