Edición Médica

Lunes, 29 de noviembre de 2021
01:33
Ecuador | Colombia
Gestión

EN 2022
OMS advierte de un posible desabastecimiento de jeringuillas
Piden a los gobiernos planificar su abastecimiento
Miércoles, 10 de noviembre de 2021, a las 12:23

La demanda de este insumo se disparó este año.


Redacción. Quito
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de un posible desabastecimiento del tipo de jeringas que se utilizan para inocular vacunas ante la inesperada demanda que ha supuesto la campaña mundial de inmunización contra la COVID-19, lo que podría retrasar los programas de vacunación en distintas partes del mundo.
 
Las autoridades sanitarias nacionales deben planificar sus necesidades con mucha anticipación para evitar el "acaparamiento o las compras movidas por el pánico" que se observó al principio de la pandemia con la falta de equipo de protección personal, ha sostenido experta de la OMS, Lisa Hedman.
 
"Podríamos tener una escasez global de jeringas de inmunización que a su vez podría conducir a problemas serios, como enlentecer los esfuerzos de inmunización, así como preocupaciones de seguridad", ha dicho en una conferencia de prensa.
 
A pocas semanas de cumplirse un año desde que empezaron a administrarse las vacunas contra la COVID-19, las dosis aplicadas superan los 6.800 millones, lo que representa el doble de todas las vacunas que se inoculaban cada año a nivel mundial y que implica que para este fin se requiere el triple de jeringas que antes.
 
"Eso significa que el mundo podría enfrentar una escasez de hasta dos mil millones de jeringas el próximo año, a menos que se cambien más fábricas para producir el tipo correcto de dispositivo para inyecciones", ha precisado Hedman.
 
Una escasez podría provocar retrasos en las vacunas de rutina, particularmente para los niños, y otros servicios de salud, y también podría alentar la reutilización insegura de jeringas y agujas, particularmente en los países más pobres, ha alertado la especialista.
 
La OMS ha hecho sonar esta alarma ante la posibilidad de que las jeringas y agujas se conviertan en el nuevo símbolo de la disparidad entre ricos y pobres, como lo fueron al principio de la pandemia los equipamientos de seguridad personal (guantes, mascarillas, gafas y trajes de protección), que escaseaban sobre todo en los países de menores recursos.
 
Lo mismo ha sucedido con las vacunas contra la COVID, que han sido distribuidas por las farmacéuticas en función del poder de compra de los países.
 
Las restricciones de comercio que han afectado a otros productos utilizados en la lucha contra la pandemia, más los problemas de transporte de carga que se han visto recientemente, hacen temer que las exportaciones de jeringas disminuyan.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.