Edición Médica

Lunes, 20 de septiembre de 2021
14:44
Ecuador | Colombia
Gestión

PAGOS ESTANCADOS
Instituciones privadas de salud atraviesan problemas de iliquidez a causa de la deuda estatal
ACHPE asegura que nunca habían llegado a una situación como la actual
Martes, 24 de agosto de 2021, a las 12:34

Ana Delgado, directora ejecutiva de ACHPE.


Cristina Coello. Quito 
El estancamiento de los pagos por servicios médicos prestados a los pacientes con cobertura de las instituciones públicas de salud está generando “un grave problema de iliquidez” ha informado la directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados (ACHPE), Ana Delgado.
 
Aunque la falta de desembolsos a los miembros de ACHPE es un inconveniente que lo arrastran por años, EDICIÓN MEDICA ha conversado con la directiva para conocer la situación actual. Aquí la entrevista:
 
1.- ¿Cuál es realmente la deuda de cada institución con los miembros de ACHPE? ¿Las deudas impagas siguen en este nuevo gobierno? 
 
Las instituciones de la Red Pública Integral de Salud (RPIS) mantienen una importante deuda con los miembros de ACHPE.  Las características de la deuda varían de una institución a otra.  Una institución pública adeuda valores desde 2009. Al 30 de abril de 2021, de acuerdo con la información provista por nuestros miembros, la deuda ascendía a 309.775.332 millones de dólares.
 
Esta situación puede haber variado porque han pasado casi cuatro meses desde que fue sistematizada.  En algunos casos debe haber subido puesto que se ha continuado atendiendo a los pacientes mientras no se han realizado pagos importantes y por lo tanto nuestros miembros han ingresado nueva documentación para la auditoría de la calidad de la facturación; en otros casos ha bajado un poco, como es el caso de la deuda del SPPAT (Servicio de Pago de Accidentes de Tránsito), institución que ha realizado algunas cancelaciones pero también se ha atendido a nuevos pacientes víctimas de accidentes de tránsito.  A pesar de estas consideraciones, las variaciones no deben ser mayores. 
 
Este es un problema que se originó e incrementó durante los dos gobiernos anteriores, pero durante el actual gobierno tampoco se han realizado mayores pagos, como ocurre especialmente en el caso del Ministerio de Salud, cuya deuda es de 118.124.736,24 millones de dólares y representa el 38 por ciento de la deuda total de la Red Pública.                              
 
2.- ACHPE también ha insistido en que no suspenderán la atención a los pacientes derivados de las instituciones públicas, pero la falta de pagos los coloca en una situación financiera muy difícil. Si es así, ¿cómo mantienen sus operaciones financieras? ¿Tal vez existe el riesgo de que no puedan continuar brindando servicios por los cuales no reciben pago? 
 
Efectivamente, los miembros de ACHPE siempre han manifestado que no suspenderían la atención, sin embargo, es necesario mencionar que nunca habíamos llegado a una situación como la actual.  El estancamiento de los pagos, sobre todo del MSP cuya última cancelación ocurrió en diciembre de 2020 pero adeuda los servicios brindados por un período de al menos un año cinco meses, nos ha llevado a un grave problema de iliquidez.  Las instituciones privadas de salud se financian contrayendo créditos, pero esto es insostenible y además postergan los pagos a los proveedores.
 
Las Clínicas y Hospitales miembros de ACHPE no pueden continuar endeudándose para atender a los pacientes con cobertura del MSP por falta de un horizonte claro respecto a las fechas en que podrían realizarse los pagos. La deuda de esta institución a Clínicas y Hospitales asciende a 74.732.673,85 millones de dólares.
 
Los Centros Especializados de Diálisis que son miembros de ACHPE se encuentran en una situación desesperada ya que el procedimiento de diálisis no puede suspenderse puesto que eso implicaría la muerte del paciente.  La deuda del MSP a Centros Especializados de Diálisis asciende a 43.392.062,39 millones de dólares.
 
En ambos casos, nuestras instituciones deben pagar a sus proveedores de insumos, dispositivos, medicamentos, a los profesionales que atienden a los pacientes, deben pagar los servicios básicos y además están obligados sin ninguna salvedad a cancelar los impuestos y los aportes al IESS mientras al mismo tiempo, el Estado y el IESS les adeudan altos montos.
 
La deuda de las instituciones públicas constituye un grave problema que atenta contra la sostenibilidad de la Red Privada Complementaria y nos está impidiendo continuar con la atención de los pacientes con cobertura del MSP. 
 
3.- ¿Qué alternativas se han propuesto al nuevo gobierno? ¿Qué respuesta han recibido? ¿Hay un tiempo límite en el que ya no puedan seguir?
 
ACHPE ha enviado varias comunicaciones a las nuevas autoridades: presidente, vicepresidente, ministra de Salud y ministro de Finanzas. En dichas comunicaciones, hemos pedido en forma insistente que el presidente de la República nos reciba porque es él quien define las líneas estratégicas de su gobierno y consideramos que el sector de Salud debe tener una prioridad que solo el presidente la puede establecer, pero no hemos tenido respuesta a este pedido. 
 
Como consecuencia de nuestras comunicaciones, la presidencia y la vicepresidencia han enviado oficios a las cinco instituciones públicas pidiéndoles que analicen el tema y que se les informe sobre los resultados.  Pero en concreto no hemos avanzado nada.
 
El ministerio de Finanzas, institución que maneja los recursos del ministerio de Salud, no establece un plan de pagos y ha propuesto la entrega de bonos como forma de pago de parte de la deuda, pero no nos ha presentado las condiciones actuales de emisión de dichos bonos. 
 
La situación es tan crítica que creemos que en un tiempo muy corto ya no se podrá continuar atendiendo a los pacientes con cobertura del MSP.
 
4.- Para proseguir con las cancelaciones, las instituciones privadas deben entregar toda la documentación y pasar procesos de auditoria. ¿Esas acciones se han cumplido a tiempo? ¿Todas las atenciones tienen las justificaciones debidas? ¿Cómo asegurar que no existe ningún tipo de argucia por parte de los hospitales o clínicas privadas en esas solicitudes de pago?
 
Ningún pago se produce por parte de las instituciones de la Red Pública cuando la documentación debidamente presentada no ha pasado por todo el proceso de auditoría de la calidad de la facturación.  Nuestros miembros entregan la documentación a inicios de cada mes.  Cuando la documentación no tiene los justificativos establecidos en las normas emitidas por la Autoridad Sanitaria Nacional o no está de acuerdo con los valores estipulados en el Tarifario Público, el trámite es rechazado u objetado y en consecuencia no se recibe pago hasta que se hagan los correctivos del caso, en otros casos incluso, se establecen glosas y en ese caso no se recibe pago alguno.
 
5.- El país sigue enfrentando la pandemia y muchas instituciones sanitarias públicas no pueden aun retomar la atención de otras patologías que no son COVID. ¿Cómo está la situación en las instituciones privadas? ¿Ustedes atienden los pacientes que los hospitales públicos no pueden atender en esas otras patologías? Si es así, ¿cuáles son las más comunes?
 
Los miembros de ACHPE continúan atendiendo a los pacientes afectados por otras patologías con y sin cobertura de la Red Pública y por supuesto atienden todo tipo de emergencia.
 
Consideramos que el apoyo de nuestros miembros ha sido crucial en la atención de los pacientes con la COVID-19 y otras patologías en un momento en que la Red Pública estaba volcada a atender a los pacientes afectados por el SARS-CoV-2. 
 
Durante los períodos más duros de la pandemia, nuestros miembros con su trabajo diario dieron una importante contribución en este campo y desde el segundo semestre de 2020 han apoyado fuertemente a la Red Pública en la atención de las cirugías represadas.  Los miembros de ACHPE continúan ayudando en este tema especialmente en las áreas de cardiología y traumatología, pero la falta de recursos amenaza contra la continuidad de este proceso. 
 
6.- ¿Cómo espera ACHPE continuar trabajando con el gobierno?  
 
Esperamos poder apoyar a la Red Pública como siempre lo hemos hecho, especialmente atendiendo la alta complejidad y contribuyendo con la atención de mediana complejidad cuando los servicios públicos no puedan brindar atención porque están llenos o no tienen la capacidad resolutiva, pero para eso necesitamos recursos que nos permitan continuar con la atención.  Además, la falta de liquidez no debería interrumpir nuestros procesos de inversión que siempre son necesarios para mejorar cada día la atención de nuestros pacientes y mantener la calidad de dicha atención. 
 
Pero para continuar en esta línea necesitamos también que el gobierno dialogue con nosotros. Trabajaremos mejor con el nuevo gobierno, si éste establece con nosotros una comunicación adecuada, si escucha y conoce nuestras dificultades.  Los miembros de ACHPE están como siempre dispuestos a prestar toda su colaboración en un marco de diálogo, entendimiento y solución de las dificultades.
 
7.- ¿Cómo ve ACHPE la situación sanitaria en el país a corto y mediano plazo?
 
A ACHPE le preocupa que al sector de la salud no se le esté dando la prioridad necesaria.  Conocemos la escasez de recursos de la Caja Fiscal, pero en medio de esa situación, el ministerio de Finanzas debe priorizar la inversión que vaya en beneficio de la salud de los ecuatorianos.  Los fondos asignados al proceso de vacunación están muy bien invertidos pero la población tiene otro tipo de necesidades y dolencias y éstas deben también ser atendidas.
 
Las instituciones de salud no pueden funcionar sin que se repongan los gastos.  Por ejemplo, en el caso de algunas cirugías represadas se requiere comprar prótesis, cuyo costo puede variar entre 3.000 y 15.000 dólares.  En estos casos, dada la situación actual, no podemos continuar porque implica seguir endeudándonos, incrementar la deuda con los proveedores y además los proveedores tampoco están dispuestos a seguir entregando sus productos sin que antes no se les cancele lo que ya se les debe.
 
ACHPE considera que, en el corto plazo, la situación de salud y de la economía van a mejorar por el exitoso avance del proceso de vacunación y esto va a producir, como ya lo estamos viendo, un descenso en los casos de COVID-19.  El control de la Pandemia va a permitir que los hospitales públicos continúen atendiendo todo tipo de patología, pero éstos también requieren de financiamiento, ellos también tienen proveedores a quienes deben por los dispositivos, medicamentos e insumos que compran.  Entonces, la inversión en salud debe priorizarse para garantizar la sostenibilidad tanto de la Red Pública como de la Red Privada; si en el corto plazo esto no se resuelve, lo que está en juego es la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud.
 
Si en el mediano y largo plazo, el Sistema Nacional de Salud trabaja en la línea de la promoción de la salud y prevención de la enfermedad para resolver en el 1er nivel de atención el 80  por ciento de las demandas de salud, si se logra hacer este giro, como lo ha planteado el nuevo gobierno, el costo de la atención de los ecuatorianos va a disminuir y la demanda de atención hospitalaria también. 
 
Si con esa orientación, el nuevo gobierno trabaja además, en el área normativa, en la formación y capacitación del recurso humano, identifica temas claves de salud para priorizar su atención, como es el caso de las enfermedades crónicas y compromete un nivel de inversión pública que permita resolver los problemas de salud de la población, el nuevo gobierno estará salvaguardando la salud de la mayoría de los ecuatorianos y garantizando la sostenibilidad de todo el Sistema de Salud ecuatoriano que en este momento enfrenta un alto riesgo.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.