Edición Médica

Martes, 27 de febrero de 2024
03:12
Ecuador | Colombia
Empresas

NECESIDAD ACTUAL
Disponer de vacunas de ARNm actualizadas es vital para proteger a la población de las consecuencias de la COVID-19
La población pediátrica es una prioridad para este tipo de vacunación
Miércoles, 03 de enero de 2024, a las 09:52
La vacunacin sigue siendo la mejor herramienta de proteccin frente a la COVID-19.

La vacunación sigue siendo la mejor herramienta de protección frente a la COVID-19. Foto referencial.


Redacción. Quito
Una de las lecciones aprendidas de la pandemia de COVID-19 es que los países tienen que trabajar constantemente para disponer de dosis suficientes de vacunas y proteger a las personas de la enfermedad por coronavirus y sus conciencias a largo plazo (COVID prolongado).
 
Constantemente, organizaciones sanitarias nacionales e internacionales han reiterado que es muy importante seguir vacunando contra la COVID-19 porque el virus SARS-CoV-2 evoluciona rápidamente y en las temporadas invernales se registran incrementos de casos, hospitalizaciones, admisiones en UCI y muertes.
 
Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aumento de casos y hospitalizaciones de COVID-19 puede generar una presión importante en los sistemas de salud, por ello ha recomendado fortalecer los esquemas de vacunación incorporando las dosis de refuerzo necesarias para todos los grupos poblaciones: niños desde los 6 meses de edad, adolescentes, adultos, adultos mayores, personas con comorbilidades, etc.
 
Por este motivo ya ha dado el visto bueno a las vacunas de ARNm actualizadas, las cuales han demostrado tener eficacia frente a las variantes dominantes en la actualidad. Adicional, varios estudios señalan que una dosis de refuerzo con cualquier vacuna de ARNm genera una protección más fuerte frente a las infecciones de los sublinajes de ómicron.
 
Por ejemplo, un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Brown encontró que la tecnología de ARNm de Moderna es “más segura y eficaz contra COVID-19” porque tiene un “riesgo ligeramente menor de eventos adversos”.
   
Hoy en día es fundamental tomar conciencia que la COVID-19 “llegó para quedarse”, por eso necesitamos de las vacunas para combatirlo. Frente a esto es probable, según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, que para cada invierno se tengan que actualizar la composición de las vacunas (las de ARNm son las que más rápido se adaptan a esta recomendación), así como sucede con la influenza.
 
Sin embargo, la vacunación ya no debe estar dirigida solo a los grupos de riesgo sino a toda la población, en especial a la pediátrica, que a nivel mundial ha sido rezagada de las dosis de refuerzo.
   
La tecnología de ARNm no solo es respaldada por estudios y científicos mundiales, este 2023 sus principales descubridores, Katalin Karikó y Drew Weissman, recibieron el Premio Nobel de Medicina porque sus hallazgos fueron fundamentales para salvar millones de vidas durante la pandemia de COVID-19, a través del desarrollo acelerado las vacunas.
 
Gracias a estos descubrimientos se pueden desarrollar vacunas de ARNm con una “flexibilidad y velocidad” significativa, lo cual hace que aumente la disponibilidad a nivel mundial. Por lo  tanto, hay que aprovechar esta ventaja, según la organización científica que entrega el Premio Nobel.
   
¿Qué debe hacer Ecuador frente a este panorama?
 
Dado la alerta del primer caso de la variante BA.2.86 (Pirola) en Ecuador y al aumento esperado de casos de COVID-19, varios especialistas ecuatorianos han coincidido que es momento de no olvidar las lecciones aprendidas y tomar las medidas necesarias para cuidar de la población.
 
En este contexto, el Ministerio de Salud Pública (MSP) ha adelantado que las vacunas actualizadas serán una prioridad en el 2024. Juan Carlos Panchi, director nacional de Vigilancia Epidemiológica, ha asegurado, sin especificar la cantidad y la farmacéutica, que en el primer trimestre del próximo año llegarán las primeras vacunas actualizadas.
 
Estos biológicos estarán disponibles para toda población, priorizando a la más susceptible, para generar inmunidad frente a las nuevas variantes, ha agregado.
   
Según el pediatra neonatólogo, Alfredo Naranjo, la cobertura vacunal contra COVID-19 es muy baja en el país, particularmente entre los menores de 3 años. “Prácticamente, 1.3 millones de niños están desprotegidos de la enfermedad”, por eso son una prioridad.
 
Ha recordado que la evidencia científica actual indica que es seguro inmunizar a los niños desde los 6 meses en adelante con las vacunas de ARNm actualizadas de Moderna. Por este motivo, ha expresado su preocupación ya que estos biológicos aún no están disponibles en Ecuador.
 
Naranjo ha considerado que el Gobierno debe urgentemente abastecerse con este tipo de vacunas y ampliar la vacunación contra COVID-19 a la población infantil desde los 6 meses en adelante. “Deberíamos utilizar ya las vacunas monovalentes actualizadas en esta población” porque son las que protegen mejor de las variantes circulantes y no las vacunas anteriores porque no están actualizadas, ha opinado.
   
Para el investigador del Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), Paúl Cárdenas, otra de las lecciones que no hay que olvidar es mantenerse vigilantes a las mutaciones del virus para ir actualizando la composición de las vacunas, ya que las nuevas variantes tienen la capacidad de saltarse la respuesta inmunitaria frente a las vacunas, específicamente frente a las más antiguas.
 
Entonces, ha asegurado que la vacunación seguirá siendo la principal estrategia para “evitar que la COVID vuelva a producir gran cantidad de infecciones al mismo tiempo. Y así como cambia el virus, las vacunas también han ido mejorando”.
 
Sobre la vacunación pediátrica, Cárdenas ha citado la evidencia científica que apunta a la seguridad y eficacia de las vacunas contra la COVID-19 en niños mayores a 6 meses, en especial si son las actualizadas.
   
Por su parte, la infectóloga pediatra Joanna Acebo Arcentales ha recordado que las vacunas actualizadas también evitan las complicaciones del COVID Prolongado, una consecuencia que ya está generando una carga en salud pública.
 
Por esta razón, ha insistido en que el Ministerio de Salud Pública (MPS) fortalezca el esquema nacional de inmunización basado en las últimas directrices internacionales.
 
Para la experta, utilizar las vacunas actualizadas es una necesidad vital si se busca proteger de mejor manera a la población en general.
 
“La evidencia científica muestra cada vez más que la infección por SARS-CoV-2 puede provocar una amplia gama de síntomas a largo plazo, conocidos como COVID prolongado. Esto también puede ocurrir en los jóvenes. Los síntomas incluyen daño orgánico a largo plazo, que puede incluso provocar la muerte varias semanas o meses después de la infección aguda inicial”, ha asegurado.
   
Para ayudar a cubrir las falencias en el país, expertos de la academia y de varias sociedades científicas están elaborando un consenso nacional que contiene recomendaciones para reducir la carga de COVID-19, mejorar el acceso a las vacunas y prevenir las consecuencias del COVID prolongado.
 
Este documento será remitido al MSP a inicios del 2024 y contendrá recomendaciones para mejorar 4 ámbitos descuidados, según ellos, en el país:

- Concientización sobre la importancia de seguirse cuidando del virus y sus nuevas mutaciones, ya que estas continúan generando infecciones, hospitalizaciones y muertes.

- Necesidad de aumentar la cobertura vacunal, dado que ha pasado más de un año desde que la mayoría de la población recibió su última dosis. Se hará énfasis en la población infantil porque lamentablemente no tuvo acceso a alguna vacuna o algún refuerzo (para este grupo se requieren las vacunas actualizadas urgentemente).

- Sensibilizar sobre el COVID prolongado y preparar a los servicios de salud para diagnosticar y atender esta patología presente en todas las edades.

- Importancia de recuperar la cultura vacunal e iniciar la inmunización con vacunas actualizadas de ARNm, ya que son más efectivas contra las variantes actuales.

Entonces, queda claro la urgencia de actualizar los lineamientos de vacunación contra COVID-19 en el país y que existen un sinnúmero de expertos y especialistas que están prestos a ayudar a las autoridades de salud en esta tarea.
   



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.