Edición Médica

Domingo, 23 de junio de 2024
06:18
Ecuador | Colombia
Empresas

TEMPORADA INVERNAL
Cárdenas: No importa cuántas dosis hemos recibido, lo ideal es acceder a la vacuna más actualizada contra la COVID-19
La variabilidad del virus SARS-COV-2 obliga a una actualización constante de la vacuna
Martes, 07 de noviembre de 2023, a las 13:38
Pal Crdenas, del Instituto de Microbiologa de la USFQ.

Paúl Cárdenas, del Instituto de Microbiología de la USFQ.


Cristina Coello. Quito
Para investigadores como Paúl Cárdenas, del Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), una de las lecciones de la pandemia de la COVID-19 ha sido mantener la guardia frente a las mutaciones de este virus y, por tanto, en las estrategias para actualizar la composición de las vacunas.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA el científico ha ratificado que siguen surgiendo nuevas variantes y “el virus sigue cambiando a un paso bastante acelerado”. Obviamente ya no causa olas de mortalidad y hospitalizaciones, sino que ahora causa otros problemas”, como el COVID prolongado y el aumento de riesgo de enfermedades como diabetes o las cardiovasculares.
 
También ha insistido en que las nuevas variantes se especializan en “saltar la respuesta inmunitaria frente a las vacunas, especialmente a las más antiguas”, y a la inmunidad desarrollada tras una infección. Por ello ha destacado el papel de las vacunas actualizadas.
 
En Ecuador la principal variante en circulación desde marzo del 2023 sigue siendo XBB. 1.5 y sus sublinajes pero recordemos que a nivel mundial otros linajes han ido reportándose, por ejemplo, EG.5 y FL.1.5.1, algunos de esos han llegado al país, pero al momento no han logrado desplazar la variante dominante en el país”, ha explicado Cárdenas.
 
Así pues, ha recalcado que la vacunación sigue la principal estrategia para evitar que la COVID vuelva a producir gran cantidad de infecciones al mismo tiempo. Y así como cambia el virus, las vacunas también han ido mejorando. Hace más de un año ya se utilizó en Estados Unidos la inmunización bivalente que contenía formulaciones para la expresión de antígenos contra la variante original y contra ómicron BA.5, pero ahora la estrategia de ese país es aplicar la nueva vacuna monovalente.
 
Al ser consultado si las vacunas bivalentes ya no son tan efectivas, Cárdenas ha evitado sancionarlas así, más bien ha preferido compararlas y ubicarlas en la realidad nacional. Si el país puede acceder a vacunas bivalentes para la mayoría de población será adecuado, pero si la monovalente esta disponible será lo óptimo. “Lo mejor siempre es tener vacunas actualizadas y al momento es aquella contra XBB 1.5, la monovalente”, ha sentenciado.
 
Y ¿por qué Estados Unidos y los países europeos van desplazando la bivalente? Simplemente porque esa vacuna combate dos variantes: la original y la BA.5, pero las dos han dejado de ser un riesgo y ahora hay otras variantes que representan mayor peligro.
 
“Ahora nos damos cuenta de que ya no sirve de nada poner la vacuna con la variante ancestral es mejor una para el virus en circulación”, ha añadido Cárdenas.
 
¿Es necesario tener el esquema completo de vacunación? A decir del especialista no. “Lo importante es dejar de contar dosis. En realidad, son refuerzos lo que nos estamos colocando”, ha aclarado el investigador, para quien también es importante “simplificar los esquemas” de vacunación, “no importa cuántas dosis se ponga una persona, sino que sea la más actualizada”, ha mencionado.
 
La rapidez de actualización de la tecnología ARN mensajero
 
Para las nuevas vacunas se ha usado la tecnología de ARN mensajero sobre todo porque es una tecnología que permite actualizaciones más rápido, las otras tecnologías toman más tiempo, entre 8 a 10 meses para salir al mercado.
 
De allí que se está escogiendo la opción de actualizar las vacunas con la tecnología más rápida, aunque Cárdenas ha dejado claro que también las de antígeno recombinante brindan esa posibilidad.
 
Y en ese sentido, el investigador ha considerado que al menos para toda la población en riesgo “hay que pensar en la (vacuna) monovalente. Chile, Brasil y nuestros vecinos Colombia y Perú actualizaron sus esquemas y nosotros también deberíamos tener esa posibilidad”, ha opinado.
 
Y ¿por qué insiste en ello? Porque Cárdenas mira el mediano y largo plazo en el que los efectos de la enfermedad pueden llegar a saturar los servicios de salud. Él considera que el denominado ‘long COVID’ es ya un problema, pero además cada vez hay mayor evidencia de que genera más riesgos para otras enfermedades crónicas no transmisibles.
 
Desde esa perspectiva, el experto considera como “un error” el que los profesionales de la salud insistían en completar cuatro dosis previas a una vacuna bivalente, por ejemplo. “Eso confunde a las personas y complica los esquemas de vacunación, tenemos que simplificar y ponerse la vacuna más actualizada disponible”, ha recomendado.
 
En niños la monovalente también es segura y eficaz
 
Consultado sobre la vacunación a niños, Cárdenas ha vuelto a citar la evidencia científica que ratifica la seguridad y eficacia de vacuna contra la COVID-19 en niños mayores a 6 meses.
 
“Aquí en el Ecuador se vacuna a niños mayores de 3 años ¿Por qué todavía no se ha vacunado a niños de entre 6 meses y 3 años?” se ha preguntado el investigador, quien procedió a citar un metaanálisis internacional con más de 12 000 000 menores que confirma que la vacunación en esa población evita muertes por COVID, soslaya las hospitalizaciones; elude el COVID prolongado y ayuda a prevenir que los niños contagien a más personas.
 
Según ha comentado, en el Reino Unido existe un reporte con 60 000 niños con problemas de falta de atención en las escuelas por COVID prolongado “y obviamente esto es un problema social a mediano y largo plazo. El discurso de que los niños se enferman de una manera leve y que no contagian no es adecuado. La evidencia es muy clara y necesitamos vacunar a los niños mayores de seis meses”, ha declarado.
 
Es hora de actualizarse
 
A decir del investigador, el personal de salud debe hablar sobre la vacuna monovalente, la más actualizada, justamente porque es un grupo de riesgo y por eso también ha recomendado seguir usando mascarillas en los hospitales.
 
Por otro lado, ha mencionado que las sociedades científicas como la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría, la Medicina Familiar, Infectología y otras, mantienen constantes reuniones “y saben la importancia de que se usen vacunas actualizadas”.
 
“Obviamente tenemos que pensar cuánto le cuesta al Estado ese tipo de vacunas y qué otras estrategias hay. Sin embargo, será importante tomar en cuenta que la vacunación es una medida eficaz en salud pública para prevenir enfermedades graves y también enfermedades



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.