Edición Médica

Domingo, 25 de septiembre de 2022
10:25
Ecuador | Colombia
Empresas

DESDE EL CAMPO
Ds Legal Group atendió más de 1.000 casos de profesionales de salud en ocho años en Ecuador
Se hace un balance de los ocho primeros años de la compañía especializada en Derecho Sanitario
Miércoles, 17 de agosto de 2022, a las 09:27
Jos Ignacio Vallejo, Mara Daniela Camacho, Pal Franco, Alegra Bez, David Landazuri , Isaac Guerrero.

José Ignacio Vallejo, María Daniela Camacho, Paúl Franco, Alegría Báez, David Landazuri , Isaac Guerrero.


Redacción. Quito
Ocho años dan para mucho, se trata de un periodo superior a la teoría de los septenios. En la antroposofía de la vida humana y su adaptación a la empresarial puede que este sea para nosotros el ciclo que marque la personalidad, la evolución de nuestra conciencia y responsabilidad social.
 
Ds Legal Group nació en Ecuador en 2014. La reforma al COIP (Código Orgánico Integral Penal) provocó que los profesionales de la salud pudiesen ser denunciados por homicidio culposo. El gremio y la fuerza profesional médica estaban en peligro y necesitaban ser defendidos adecuadamente por especialistas en Derecho Sanitario. Surgimos por una necesidad y, retrospectivamente, nos damos cuenta de lo bien que hicimos.
 
¿Mil suena a mucho o a poco? Como siempre, depende de con qué se compare. Y como las comparaciones son odiosas, queremos valorar la cifra objetivamente y sacar algunas conclusiones. 1.000 casos atendidos en 8 años, 125 casos por año, casi 10 casos al mes… con lo que ello conlleva. Solo alguien que profesionalmente esté en el ámbito jurídico puede valorar si esto es mucho o poco, pero ya les comentamos que ésta no es nuestra intención.
 
Cada caso podía haber sido un sueño roto en 1.000 pedazos, un sueño vocacional gestado desde la más tierna infancia de los profesionales de la salud. Con la posibilidad de verse truncado y su consecuente afectación personal en la salud mental, familiar y patrimonial, tanto de la persona perjudicada como de su entorno más inmediato. Para nosotros, cada sueño es un bien delicado que debemos proteger: una burbuja de cristal que flota en el aire de forma libre, y que depende de nuestro saber hacer en esos momentos de incertidumbre máxima. Luchamos y lucharemos por cada sueño de los médicos en nuestro país.
 
Nuestra intención es compartir, por encima y con todos ustedes, algunas de las historias que hemos podido defender en este período de tiempo. Porque detrás de cada caso, hay una historia de sufrimiento y superación personal. Una reclamación a un profesional de la salud afecta en muchas vías:
 
  • Personal: miedos, familia, patrimonio…
  • Profesional: inhabilitación, privación de libertad.
  • Vocacional: ser profesional de la salud no es una salida profesional como otra cualquiera. El médico lo es por vocación, y tener una crisis vocacional es equiparable a una crisis de identidad personal y profesional al mismo tiempo.
 
Para muestra, un botón, como se suele decir. No hay mejor manera de explicarlo que de la boca de una de nuestras defendidas. Citamos textualmente sus palabras: Me sentí vejada durante el proceso, porque vi violados mis derechos, sin tener una representación adecuada antes de conocer a DSLEGAL. Incluso, llegué al extremo de la depresión, me sentí impotente, no entendía por qué pasaba si sabía que nunca hice las cosas mal. Nadie me brindaba asesoría”.
 
Sin trampa alguna esta declaración, al mismo tiempo, aborda tanto nuestra labor como los sentimientos que afrontan los profesionales de la salud cuando surgen problemas. Nadie está exento de recibir una reclamación porque, pese a la voluntad de una praxis perfecta, siempre pueden surgir situaciones que se escapan a nuestro control. Todos somos humanos, y si yo cometo un error sólo tengo que borrar lo escrito y volver a empezar.
 
Bendito ‘Control Z’, que en algunas profesiones enmienda las últimas acciones realizadas, sobre todo, en entornos informáticos. Un profesional de la Medicina no tiene ese comodín. Una mala decisión puede conllevar complicaciones en la salud de los pacientes. Pero nunca ese error es voluntario, puesto que en lo vocacional de su profesión reside un sentimiento solo propio de la misma, querer curar a los demás. Cuidarlos, liberarles del dolor y la enfermedad, logrando la mejor salud posible… pero no siempre es posible.
 
En estos años, a través de los más de mil casos atendidos, hemos tenido la suerte de contar con la confianza de doctores, clínicas… pero también hemos tenido que manejar el temporal en situaciones adversas, en las que los medios de comunicación y las familias de los demandantes no hacían más que enturbiar más, si cabe, los casos; e intimidar más, si esto es posible, a nuestros clientes.
 
Siempre hemos estado ahí para formar, asesorar y defender los intereses de nuestros clientes. Tenemos el conocimiento, las ganas, la motivación, la vocación y la pasión para seguir haciéndolo durante muchos años. Sea este primer hito de los mil casos el primer paso, que requiere un balance y reflexión, para seguir mejorando como profesionales y proporcionar a los que cuidan de todos nosotros las herramientas necesarias para ejercer su profesión de la mejor manera posible, estando tranquilos.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.