Edición Médica

Sábado, 16 de enero de 2021
03:45
Ecuador | Colombia
Empresas

ENTREVISTA A CAROLINA VILLARROEL
¿Cuál es el complemento ideal de una terapia contra el sobrepeso y la obesidad?
En Ecuador ya está disponible una nueva opción farmacológica para bajar de peso
Miércoles, 02 de diciembre de 2020, a las 09:12
Existen circunstancias en los pacientes en donde la dieta y el ejercicio se complementan con terapia farmacolgica.

Existen circunstancias en los pacientes en donde la dieta y el ejercicio se complementan con terapia farmacológica.


Redacción. Quito
En Ecuador la obesidad es un importante problema de salud pública, alrededor de 6 millones de personas requieren atención en salud por las consecuencias de esta patología, como hipertensión arterial, diabetes, insuficiencia real, enfermedades cardiovasculares, problemas en las articulaciones, etc.
 
Muchos pacientes no logran adherirse a los pilares fundamentales del tratamiento, que son los estilos de vida saludables, una alimentación balanceada y ejercicio físico regular, por lo que se deben analizar otras opciones terapéuticas que permitan una reducción del peso sostenida y  a largo plazo con el consecuente manejo de las comorbilidades asociadas.
 
EDICIÓN MÉDICA ha conversado con Carolina Villarroel, directora médica de Medicamenta, para conocer sobre una nueva opción farmacológica que ya se encuentra en el mercado ecuatoriano y que puede complementar el tratamiento del sobrepeso y obesidad
 
“Hagamos hincapié en los cambios de estilo de vida del paciente, mejorando su calidad en la alimentación con planes nutricionales hechos a la medida, además del ejercicio y la utilización del fármaco, que es el broche de oro de una terapia para aquellos pacientes en donde los dos primeros pilares (dieta y ejercicio) no han tenido el éxito esperado, y en donde se requiera combatir rápidamente el sobrepeso y obesidad, todo esto bajo un control médico estricto”.
 
¿Por qué el sobrepeso y la obesidad constituyen un problema de salud pública en el mundo y Ecuador?
 
La obesidad es una enfermedad crónica y es considerada un problema de salud pública que se ha calificado como una epidemia del siglo, a la que se han destinado muchísimos recursos económicos y humanos para su manejo y prevención, sin embargo, su crecimiento es galopante. Este problema anteriormente se relacionaba con países industrializados y grandes potencias, pero el sobrepeso y la obesidad han aumentado notablemente en países en vías de desarrollo, especialmente en el medio urbano dado que es mucho más asequible la comida con alto contenido calórico, procesada y poco aporte nutricional.
 
Todo esto ha modificado nuestras costumbres, hábitos y estilo de vida generando un aumento considerable de enfermedades ligadas a la alimentación poco balanceada, donde además el sedentarismo es una variable muy importante que considerar ya que afecta a gran parte de la población
 
Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT-EC 2012), en Ecuador, por ejemplo, la prevalencia del sobrepeso y obesidad en la población entre 19 y 60 años es de 62.8 por ciento.
 
El exceso de peso, es decir, la suma de la prevalencia de sobrepeso y obesidad afectan a toda la población, incluso desde la edad preescolar. Esta tendencia en este grupo de edad se ve reflejada en el ascenso de las prevalencias de sobrepeso y obesidad que se han registrado a través del tiempo, pasando de 4.2 por ciento en 1986 a 8.6 por ciento en 2012, es decir, el doble.
 
Esto es más alarmante, aun si se toma en cuenta que el riesgo de padecer sobrepeso/obesidad es 21.6 por ciento, es decir, aproximadamente uno de cada 10 niños/as entre 0 y 60 meses tiene sobrepeso u obesidad y otros/as 2 se encuentran en riesgo de desarrollarlos.
 
Estas prevalencias se asemejan a las reportadas por México, país que presenta las mayores prevalencias de sobrepeso y obesidad en América.
 
Según esta misma encuesta levantada en el 2012, 18 de las 24 provincias del país más las ciudades de Quito y Guayaquil tienen prevalencias de exceso de peso en adultos por encima del 60 por ciento, es decir, en el 70 por ciento del territorio nacional aproximadamente 6 de cada 10 ecuatorianos de las distintas regiones, etnias y nivel socioeconómico tienen sobrepeso u obesidad.
 
¿Cuál es el tratamiento para combatir estos problemas de salud?
 
Las estrategias de intervención en pacientes con obesidad tipo 1 y tipo 2 incluyen una modificación clara en el estilo de vida, básicamente promoviendo hábitos alimentarios saludables y la incorporación del ejercicio como hábito, apoyándose además en técnicas de tipo conductuales a estos pacientes se les puede añadir un tratamiento farmacológico si así  lo amerita; también existe el tratamiento quirúrgico. Las diferentes medidas se adoptan según el paciente.
 
Los objetivos de la reducción de peso en adultos con obesidad están orientados a la pérdida de peso y al mantenimiento de esta pérdida en el tiempo, de esta manera se puede mejorar el manejo de las comorbilidades asociadas a la patología.
 
El tratamiento farmacológico se recomienda para el manejo del peso en pacientes adultos con el IMC de 30 Kg/ m2 o más (obesidad) o 27 kg/m2 o más (sobrepeso) en presencia de al menos una comorbilidad relacionada al peso como HTA, diabetes mellitus tipo 2 o dislipidemia.
 
Se recomienda el tratamiento quirúrgico en pacientes que tienen IMC desde 35 kg/m2 estos pacientes suelen tener comorbilidades importantes que ponen en riesgo su vida; como en todos los casos, el ataque de la obesidad debe ser una estrategia de abordaje inmediato.
 
¿Qué opciones farmacológicas se pueden utilizar para complementar el tratamiento de los pacientes?
 
Existen circunstancias en los pacientes en donde la dieta y el ejercicio se complementan con terapia farmacológica, es importante comprender que el medicamento por sí solo no consigue el beneficio terapéutico, se necesita cumplir de estos tres ejes para conseguir la meta deseada.

Antes de elegir un medicamento, el médico debe analizar los antecedes del paciente y los posibles efectos secundarios. Es nuestra obligación como médicos explicar claramente el riego y beneficio a nuestros pacientes.
 
Los medicamentos contra la obesidad aprobados por la FDA y que se encuentran en el mercado ecuatoriano son orlistat, fentermina y la combinación de fentermina + topiramato (Istaril), disponible desde hace 9 meses.
 
¿La combinación de fentermina + topiramato es una nueva alternativa para los pacientes?
 
Así es, es una alternativa adecuada, ya que es un fármaco efectivo y seguro, de acción prolongada. Se utiliza para ayudar a los adultos que padecen de obesidad o que tienen sobrepeso y algunos problemas médicos asociados (HTA, DM2, dislipidemias). Se trata de cápsulas de liberación controlada de fentermina + topiramato que se deben usar junto a una dieta baja en calorías, además de un plan de ejercicios.
 
La fentermina se encuentra en una clase de medicamentos llamados anorexígenos. Funciona disminuyendo el apetito. El topiramato se encuentra en una clase de medicamentos llamados anticonvulsivos. Funciona disminuyendo el apetito y ocasiona una sensación de llenura que dura más tiempo después de comer, ambos medicamentos tienen mecanismos de acción complementarios.
 
Según los estudios clínicos, la combinación de fentermina + topiramato debe tomarse una vez al día, y debe ser de forma escalada, empezando con la dosis más baja (3.75 mg fentermina/23 mg topiramato de liberación prolongada) para después administrar la dosis recomendada (7.5 mg/46 mg).
 
En algunas circunstancias, algunos pacientes han requerido las dosis más altas (15 mg/92 mg).
 
Esta combinación ha sido evaluada en tres estudios clínicos en los cuales participaron más de 3.700 pacientes con obesidad y sobrepeso.
 
El 62 por ciento de los pacientes que tomaron la dosis mínima y el 70 por ciento de aquellos que tomaron la dosis recomendada perdieron al menos 5 por ciento de su peso.
 
¿Qué beneficios proporciona al paciente?
 
Esta combinación de fentermina + topiramato produce una pérdida de peso sostenida y a largo plazo, lo que brinda muchos beneficios a los pacientes con obesidad. Además, reduce de manera importante el denominado ‘efecto rebote’. Como todos los fármacos, puede producir algunos eventos adversos, por ello es indispensable el control médico permanente.
 
¿Es una combinación segura y efectiva?
 
Existen varios estudios clínicos que avalan la eficacia y seguridad a largo plazo de la combinación de fentermina + topiramato. Hay evidencia disponible que garantiza la utilización de esta combinación para pacientes con sobrepeso y obesidad.
 
Por otro lado, tenemos permanentemente activo nuestro programa de Farmacovigilancia en Medicamenta, para todos nuestros medicamentos, y en estos 9 meses de haber lanzado al mercado, hemos tenido baja taza de reportes de EA y todos de características leves.
 
¿Se puede utilizar este medicamento en todos los pacientes?
 
Los pacientes que son considerados idóneos para la utilización de medicamentos para pérdida de peso son aquellos que presentan un alto riesgo de desarrollar complicaciones de la obesidad o que ya tienen una enfermedad crónica relacionada a esta patología. Para analizar si una persona con sobrepeso es candidata, el médico debe analizar sus componentes antropométricos y clínicos. Esta terapia no está aprobada para niños.
 
La obesidad es una pandemia y sus consecuencias encarecen mucho los sistemas de salud ¿qué opinión le merece esta aseveración?
 
Actualmente, la obesidad considerada como una enfermedad crónica es uno de los principales problemas de salud pública y se debe identificar como uno de los aspectos prioritarios de cualquier plan nacional de salud.
 
El aumento de su prevalencia en nuestro país trae como consecuencia incrementos en los costos de los sistemas de salud, tanto en forma directa como indirecta, juntamente con un deterioro de la calidad de vida del paciente.
 
Un problema de esta magnitud y que crece de forma importante requiere de la intervención de todos los sectores de la sociedad y de programas que impulsen una política de salud dirigida a la prevención y control del sobrepeso y la obesidad.
 
¿Cuál es su recomendación para aquellos médicos que atienden a pacientes con sobrepeso y obesidad?
 
La obesidad se debe trabajar desde un enfoque multidisciplinario. Hagamos hincapié en los cambios de estilo de vida del paciente, mejorando la calidad de la alimentación de los pacientes, con planes nutricionales hechos a la medida de cada uno, además es necesario que complementemos la dieta con ejercicio y finalmente la utilización del fármaco, que es el broche de oro de una terapia contra el sobrepeso y obesidad en aquellos pacientes en donde la pérdida de peso no ha sido exitosa con cambios de estilo de vida, siempre bajo recomendación y cuidado médico.
 
¿Cuál es el rol de la Industria farmacéutica para combatir al sobrepeso y obesidad?
 
Como industria farmacéutica necesitamos ser conscientes de este gran problema de salud pública e impulsar la investigación y comercialización de tratamientos eficaces y seguros frente a la obesidad, por ello somos responsables de actualizar a los médicos que tratan la patología, quienes a su vez tienen la función de educadores con los pacientes frente a su enfermedad, riesgos asociados y tratamientos.
 
Estamos seguros que a través de una capacitación constante y actualizada sobre la importancia del diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado del sobrepeso y la obesidad podremos junto a los médicos hacerle frente a esta gran epidemia actual.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.