Edición Médica

Viernes, 04 de diciembre de 2020
10:01
Ecuador | Colombia
Avances

RÉPLICA CIENTÍFICA
Más de 200 expertos solicitan a la OMS considerar la transmisión de la CoVID19 por aire
Científicos afirman que la Organización Mundial de la Salud mantiene información poco actualizada sobre avances en la ciencia
Lunes, 06 de julio de 2020, a las 15:33

Benedetta Allegranzi, líder técnico de la OMS.


Redacción. Quito
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sostenido por un largo tiempo que la CoVID19 se transmite principalmente por gotículas expulsadas por personas infectadas, a través de tos o estornudos que caen rápidamente al suelo, no obstante, 239 científicos en 32 países han aseverado que “partículas más pequeñas que flotan en espacios cerrados pueden infectar a las personas”, según lo manifestaron los expertos a un medio estadounidense.
 
Un grupo de científicos ha resumido la evidencia que demostraría la transmisión del nuevo virus por el aire, a través de una carta abierta, en la que, de igual forma, han solicitado que la OMS que revise sus recomendaciones, la cual estaría disponible al público la próxima semana, de acuerdo con lo señalado por los expertos.
 
De acuerdo con lo esclarecido por los investigadores, la concurrencia a bares, restaurantes, oficinas, mercados y casinos, han dado lugar para que el virus permanezca en el aire al interior de establecimientos cerrados, infectando a las personas que se encuentren cerca, ya sea manteniendo distancia o no. “Si la transmisión aérea es un factor significativo en la pandemia, especialmente en espacios con mucha o poca ventilación, las consecuencias para la contención serán significativas”, han asegurado los expertos.
 
Asimismo, el grupo de científicos ha recalcado que es posible que se necesiten máscaras en interiores, incluso en entornos socialmente distantes, “los trabajadores de la salud pueden necesitar máscaras N95 que filtran incluso las gotas respiratorias más pequeñas mientras atienden a pacientes con coronavirus”. Incluso los expertos han aseverado que es posible que los sistemas de ventilación en escuelas, hogares de ancianos, residencias y negocios tengan que minimizar la recirculación de aire, “junto a la instalación de luces ultravioletas para matar las partículas virales que flotan en pequeñas gotas en el interior”.
 
Sin embargo, Benedetta Allegranzi, líder técnico de la OMS en el control de infecciones, ha señalado que la evidencia del virus que se propaga por el aire no era convincente, "especialmente en los últimos meses, hemos estado afirmando varias veces que consideramos que la transmisión aérea es posible, pero ciertamente no está respaldada por evidencia sólida o incluso clara. Hay un fuerte debate sobre esto", ha mencionado la profesional a través de una conferencia de prensa virtual.
 
Por su parte, la OMS ha sido enfática en asegurar que la transmisión del virus en el aire “es posible solo después de procedimientos médicos que producen aerosoles o gotas de menos de 5 micras”, según lo estipulado en su ultimo informe sobre la CoVID19, el 29 de junio de 2020. La agencia también ha puntualizado que la ventilación adecuada y las mascarillas N95 son motivo de preocupación solo en esas circunstancias, sin embargo, la guía de control de infecciones de la OMS menciona que “antes y durante esta pandemia se ha promovido en gran medida la importancia del lavado de manos como estrategia de prevención primaria”, aunque los expertos han recalcado que hay evidencia limitada para la transmisión del virus desde las superficies.
 
Diversificada opinión de los expertos
 
Expertos de diversas universidades han indicado que es necesario estar preparados para cambiar radicalmente nuestros hábitos, una vez que se haya empezado a revisar el flujo de aire, otros por su parte han denotado que existen pruebas que indican la transmisión del virus en el aire, particularmente en espacios interiores poco ventilados y abarrotados, “la OMS está haciendo una distinción artificial entre aerosoles pequeños y gotas más grandes, a persa de que las personas infectadas producen ambos”.
 
El principio de precaución
 
Los expertos, en su mayoría han asegurado que la OMS debería adoptar “lo que algunos llaman un principio de precaución o necesidades y valores”, con el fin de, incluso sin evidencia definitiva, asumir lo peor del virus, aplicar el sentido común y recomendar la mejor protección posible. "No hay pruebas incontrovertibles de que el SARS COV2 viaja o se transmite significativamente por aerosoles, pero no hay absolutamente ninguna evidencia de que no sea así", ha anunciado Trish Greenhalgh, médico de atención primaria de la Universidad de Oxford en Gran Bretaña.
 
Allegranzi ha argumentado que "la transmisión de fómites no se demuestra directamente para este virus, pero es bien sabido que otros coronavirus y virus respiratorios se transmiten, y se demuestra que se transmiten, por contacto con fomite". Sin embargo, la agencia también debe considerar las necesidades de todos sus países miembros, incluidos aquellos con recursos limitados, “y asegurarse de que sus recomendaciones se vean atenuadas por disponibilidad, factibilidad, cumplimiento, implicaciones de recursos”, concluyó el líder técnico de la OMS.
 
El dato
 
Finalmante, Soumya Swaminathan, científico jefe de la OMS, ha manifestado que los miembros del personal de la agencia están “tratando de evaluar las nuevas pruebas científicas lo más rápido posible, pero sin sacrificar la calidad de su revisión, se intentará ampliar la experiencia y las comunicaciones de los comités para asegurarse de que todos sean escuchados”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.